ACSA es sinónimo de gestión inmobiliaria en Montevideo desde hace 50 años y su nombre es reconocido por generaciones de uruguayos que desde entonces asocian su nombre a la venta, alquiler o administración de propiedades.

Esa trayectoria y profundo know how se vuelcan hoy en día en proyectos innovadores y una nueva mirada al sector centrada en los usuarios, anticipándose a sus necesidades, en línea con los tiempos que corren.

En los últimos meses el nombre de la firma ha trascendido, asociado a un nuevo concepto de hábitat en Montevideo. En asociación con Sinergia han desarrollado Zag Co Living en un antiguo hotel, 1.200m2 reciclados para viviendas destinadas a jóvenes en la Ciudad Vieja. Una forma de acceder a vivienda compartiendo servicios con gente ávida de generar interacciones de valor, sin garantías ni contratos a largo plazo ni grandes papeleos.

Fotos superiores: Zag Co living

No es la única novedad de la empresa que de hecho transita una reestructuración en el concepto del negocio tal como se concebía desde hace varios años, producto de un cambio de firma y de un gerenciamiento joven y adaptado a nuevos tiempos y demanda de sus clientes.

Si bien se han expandido a barrios como Pocitos, Malvín y Carrasco, su epicentro sigue siendo el Centro de Montevideo  que ha sido protagonista de un crecimiento exponencial de construcciones del sector privado para viviendas. Su portfolio  comprende actualmente cerca de 3.000 propiedades que se renuevan permanentemente.

……………………………………………………..

La fortaleza como empresa radica en ofrecer el círculo completo de productos y opciones para inversores: desde la exploración para compra de terrenos, el desarrollo inmobiliario, la búsqueda de inversores, venta de propiedades, administración de las mismas (lo que implica el alquiler y la gestión de a propiedad todos los meses) y otros productos financieros complementarios como fondos de inversión que completan un universo  para todo tipo y escalas de clientes.

……………………………………………………..

Hace dos años inauguraron su sede en uno de los proyectos más ambiciosos de su historia: la Torre ACSA. Un edificio sobre la calle Santiago de Chile, destinado a Vivienda de Interés Social (Ley 18.795)  con departamentos de 1, 2 y 3 dormitorios, que en su Planta Baja alberga las nuevas oficinas de la firma. Esta obra lleva incorporada desde sus cimientos toda la gama de actividades que la empresa lleva a cabo para terceros, y ha sido un ejercicio completo de todas las áreas de actuación citadas previamente.

Esa impactante transformación física parece reflejar ese proceso de renovación empresarial que lejos de ser superficial ha implicado también reorientar modelos de gestión, procesos y recursos humanos hacia un nuevo concepto de servicios  y productos a medida diseñados específicamente para distintas audiencias y necesidades del público.

……………………………………………………..

Conversamos con  Mateo Campomar, Director de ACSA, y José Luis Díaz, Encargado de Comunicación y Marketing acerca de esta transformación:

_ ¿Cómo fue concebido este nuevo edificio y el cambio de rumbo de una empresa tan tradicional en el país?

M.C. :  En el año 2010 compramos el terreno donde se encontraba ACSA junto con la empresa. Fue instrumentado de esa forma con lo que nos encontramos con lo que buscábamos como negocio en primer lugar pero también con un desafío de gestión, un compromiso frente a clientes y empleados de larga data y una cultura muy tradicional de administración.

ACSA tenía un alto  prestigio y reconocimiento del público, un know how profundo en su área pero también una estructura centrada en lo operativo y muy poco en lo comercial.

Nuestra visión de gestión debía necesariamente actualizar ese status quo en el marco de un contexto cambiante y con actores y competidores no solo locales sino internacionales.

J.L.D: Hoy en día hay más jugadores en la cancha: desde la competencia informal que existe y no puede ignorarse, conformada por gente no profesional, con muy poca infraestructura y garantías,  hasta multinacionales como Airbnb que permiten concretar negocios online sin intermediarios locales. Hay que saber usar esas herramientas, renovarse y evolucionar para dar mejores y distintos servicios para no quedar afuera.

_ ¿Cómo diseñaron y concretaron esa estrategia de transformación?

J.L.D.: Recibimos una empresa con empleados de muy larga data con muchísima experiencia pero dificultades en la adopción de nuevas tecnologías, y eso es una realidad de muchas  firmas que cambian de generación en su administración o simplemente deben actualizarse para no quedar fuera de juego. El desafío es lograrlo en forma sana, minimizando esos conflictos y  haciendo visible el objetivo al que apuntamos. En las formas de trabajo tradicionales, la gente mayor aconsejaba y enseñaba a los más jóvenes. Con las nuevas tecnologías pasa a la inversa: los nativos digitales son quienes llevan la delantera del manejo  operativo y son quienes dan una mano y aconsejan a los mayores. El balance perfecto se da al cuidar ese know how y trayectoria claves en la permanencia de la empresa en el mercado, incorporando el manejo de tecnologías en forma amigable y permeable para atraer a esas generaciones de clientes que tienen otra forma y ritmos de vida y exigencias de servicios.

M.C. : Fue una intervención que requirió un enfoque claro, una reestructura de recursos y métodos y una ejecución planificada y paulatina para lograr resultados sólidos y sostenibles a largo plazo.

Debimos pasar de una estructura con áreas operativas grandes y comerciales chicas a la inversa, reducir las operaciones apoyadas en una mayor introducción de tecnología, poniendo acento en planos comerciales para diseño de productos acordes a los tiempos que corren. Se trata de abrazar el cambio buscando todo el tiempo diferenciales que nos distingan de la competencia, aporten valor y fidelice a nuestros clientes que son nuestro mayor activo. Llevó varios años de transición y recién en el 2016 pudimos decir que logramos plasmar esa ingeniería de recursos humanos que respondiera eficientemente a esta nueva visión de empresa.

Si bien ahora conviven clientes de generaciones previas que les gusta el trato personalizado, el diálogo con un interlocutor que lo saluda por su nombre y lo conoce personalmente, también es una realidad el crecimiento del otro sector que delega el 100% de la gestión en nuestras manos, haciendo un seguimiento online a distancia y confiando plenamente en nuestros criterios y expertise para administrar sus propiedades, o bien lo autogestiona a través de nuestras plataformas online diseñadas para hacerlo posible.

Para ello, debemos acompañar esa ecuación con un cambio organizacional, manteniendo personal de atención pero en menor proporción y asistido por un sistema  automatizado y protocolos de respuesta adaptados a cada consulta y escala de cliente.

Como nuevos directores, unimos una trayectoria en gestión de desarrollos inmobiliarios con experiencia en diseño de software que es el aporte de mi parte al proyecto, junto a personal especializado en áreas comerciales, de comunicación y marketing lo que nos da una caja de herramientas poderosa para lograr implementar un nuevo concepto de negocio.

_ ¿Cuánta gente trabaja actualmente en la firma y cuál es el diferencial en ese nuevo concepto?

M.C. : Hoy somos 55 personas, siguiendo la proporción y énfasis de funciones que comentábamos previamente. La empresa se encuentra abocada a consolidar esa reingeniería de procesos con un fuerte acento en tecnologías de la información, inteligencia artificial y big data.

……………………………………………………..

La apuesta también es a los medios de pago electrónicos, con los que los inquilinos pueden pagar el alquiler y los gastos comunes y los propietarios puedan ver su estado de cuenta online. Estamos trabajando asociados con Enia software en un programa de inteligencia artificial para detectar oportunidades en el mercado inmobiliario en tiempo real.

……………………………………………………..

Enia y ACSA se encuentran desarrollando una unidad de negocios especializada en inteligencia analítica aplicada al mercado inmobiliario.  Se trabaja en procesos de evaluación automática de inmuebles, y en la creación de una plataforma que permitirá identificar en tiempo real oportunidades en el mercado inmobiliario a través de inteligencia artificial.

Hay un sinnúmero de información que una vez que se cruza, limpia y procesa, lleva a determinar si la inversión es una oportunidad o no. El proyecto se encuentra en etapa de experimentación tecnológica.

J.LD.: Nuestro foco es el desarrollo de tecnología aplicada a la gestión inmobiliaria, el desarrollo de portales amigables que faciliten la autogestión del usuario que así lo requiera, y el análisis de audiencias  para crear productos que optimicen tiempos o surjan de necesidades del público a todas las edades y en todas las escalas.

Así, surge ZAG Co Living para los jóvenes como una solución de vivienda sin tantos requerimientos legales enmarcada en la economía colaborativa, bajando costos compartiendo servicios comunes.

También en conjunto con otro socio creamos Garantis. Una empresa que ofrece soluciones para las personas de mayor edad, con el respaldo de ACSA y el BSE. Es habitual que personas de tercera edad vivan en casas de valor inmobiliario medio o alto pero que no tengan una ingreso mensual que les permita vivir con tranquilidad.  Vendiendo la nuda propiedad de su inmueble, puede obtenerse una renta mensual, respaldada por el BSE o un dinero extra. Con ello, se asegura de por vida el usufructo de su inmueble, mientras recibe una renta mensual vitalicia que le permitirá disfrutar su vida con tranquilidad económica. También ofrecemos usufructos vitalicios de apartamentos a estrenar y otras variantes de estos productos.

Ya no se trata solo de recibir una propiedad y publicarla en diarios o portales especializados, sino de salir a buscar oportunidades y usar recursos en forma inteligente con soporte tecnológico para hacerlo con mayores garantías y márgenes para nuestros clientes. Ofrecer alternativas y buscar soluciones a los problemas relacionados al rubro inmobiliario que existen actualmente.

……………………………………………………..

Además del servicio de ventas y alquileres, ACSA se consolida en la administración de propiedades, ofreciendo a los inversores la gestión del alquiler y cobros,  búsqueda de inquilinos, administración de los gastos comunes, pago de los impuestos y tareas de mantenimiento, constituyéndose en un auténtico outsourcing de solución de problemas.

……………………………………………………..

_ ¿Cuál es la gama de servicios tradicionales que ofrecen?

Así como hay clientes nuevos que requieren nuevos productos o tendencias que obligan a explorar otras opciones, hay una fuerte trayectoria que hace a la base de nuestro know how en los siguientes servicios:

  • Tasación y Oferta de inmuebles

  • Firma de Contratos y eventualmente representación de los propietarios frente a los mismos.

  • Administración y gestiones de cobros.

  • Gestiones y diligencias judiciales o extrajudiciales referentes a intimaciones de pago, procesos de desalojos y lanzamientos, realización y cobro de juicios ejecutivos, promoción de rescisiones de contratos por incumplimiento.

  • Celebración de acuerdos de pago.

  • Liquidación y pago del Impuesto a la Renta.

  • Depósito de Rentas.

  • Servicio de Alquileres Garantidos (se asegura la renta por varios meses).

_ ¿Qué otros proyectos o lanzamientos están desarrollando ahora?

J.L.D.: Ahora donde estaba la sede histórica de ACSA (en Constituyente y Santiago de Chile) se está construyendo la Torre Centra, también bajo la Ley de Vivienda Social, que va a tener 95 apartamentos. Lo destacable es que la misma además va a tener un enorme local comercial con entrepiso en su planta baja con más de 1.000 m2 y una enorme vidriera al frente, lo que ya no se consigue en el Centro. La idea es ofrecerlo como una oportunidad para tiendas de retail, oficinas o restaurantes.

Actualmente estamos impulsando otro edificio en Cordón casi Parque Rodó que se va a llamar Torre La Guardia en una ampliación de zona geográfica de beneficios de la ley de Vivienda de interés social.

Y además estamos buscando terrenos en la zona del Centro para desarrollar edificios porque la experiencia de la Torre ACSA fue muy buena.

_ ¿Cuáles son los desafíos inmediatos del sector y cómo se ven ustedes luego de esta transformación?

M.C.:  Hoy en día el avance de tecnologías y nuevos conceptos de vida e interacción social tanto a nivel doméstico como a nivel urbano  generan desafíos para casi cualquier actividad relacionada. Y a todos nos llega el “Uber” de nuestro rubro. Podemos ignorarlo, combatirlo o atender señales y  tomarlo como una señal de cambio para generar alianzas o explorar otras fronteras para mejorar nuestro servicio o productos. Y en ese camino estamos. Ha sido un largo proceso de transformación que era necesario para ajustar el rumbo y consolidar esa visión a futuro para ser mucho más que una inmobiliaria. Queremos sostener ese liderazgo especialmente en la zona central de Montevideo, pero aportando valor cualitativo con la incorporación de productos que acompañen las distintas etapas de nuestros clientes apoyándose en tecnologías y recursos humanos eficientes, analíticos y proactivos. Queremos ser un socio estratégico de gestión de propiedades y proyectos para inversores y particulares en todas las escalas.

 

Share This

Related Posts

Leave a Comment


dillards mens