Efervescencia cultural paulista: cinco nuevos centros culturales inaugurados en el último año

31/01/2019 | Actualidad

Efervescencia cultural paulista: cinco nuevos centros culturales inaugurados en el último año

31/01/19 | Actualidad, Arquitectura, Ciudades, Destacados, San Pablo

Efervescencia cultural paulista: cinco nuevos centros culturales inaugurados en el último año

31/01/19 | Actualidad, Arquitectura, Ciudades, Destacados, San Pablo

Hablemos de cuando la cultura es considerada una oportunidad de desarrollo con un doble beneficio económico-social y de la apuesta de algunas ciudades a la industria creativa como medio vital para el crecimiento de múltiples sectores.

San Pablo es la metrópolis con mayor número de espacios de interés cultural, pero esto no es un obstáculo para sumar nuevos centros que fomenten el arte y el entretenimiento para el público en general, con entrada libre y gratuita. El hecho de que la ciudad más grande de América Latina inaugure cinco nuevos centros culturales de gran escala en el transcurso de un año tiene que ver con el capital disponible para asuntos artísticos y el gran abanico de empresas financieras, pero también con el creciente desarrollo de un fenómeno que encuentra en la economía cultural un alto poder de retorno y visibilización. No en vano la Avenida Paulista es uno de los ejes fundamentales para ese circuito.

La ciudad de San Pablo tiene alrededor de 40 centros culturales en actividad con un amplio cronograma diario de muestras, exposiciones, espectáculos, cursos y talleres de arte en sus más diversas formas. Estos espacios que actúan como agentes popularizadores de cultura, acercan al público contenido relevante y como si fuera poco, están instalados en increíbles edificios de primera línea que son una atracción per se, muchos de ellos diseñados por reconocidas firmas internacionales de arquitectura.

Eso es sólo una suma al panorama gubernamental de museos como el emblemático MASP – Museu de Arte de Sao Paulo obra de la arquitecta ítalo brasilera Lina Bo Bardi.

Toda esta efervescencia cultural sucede en el marco de uno de los centros urbanos más importantes de la región con 11 millones de habitantes de 70 nacionalidades diferentes y que recibe más de 15 millones de turistas al año. Algunos datos relevantes que nos ayudan a entender cuál es el contexto para que suceda este fenómeno en San Pablo:

_ Tiene el mayor PBI del país, según el Instituto Brasilero de Geografía y Estadística (IBGE).

_ La economía cultural de Brasil representa el 2,6% del PBI (en Uruguay es el 1%), un 70% más que en la última década.

_ El 63% de las empresas internacionales con negocios en el territorio brasilero tiene su sede en esta ciudad.

Estas cifras acompañan un cambio de paradigma que comienza a gestarse a nivel mundial, en donde la productividad deja de ser más importante que la creatividad. Recogiendo conceptos de John Newbigin, CEO de Creative England, la cultura es una industria que contribuye a la economía y su potencialidad es una vía de crecimiento para cualquier país que encuentra en la creatividad de los ciudadanos la materia prima. Y a su vez, hay una cuestión democrática redundando pues se trata de convocatorias abiertas que aseguran la diversidad. Otro punto importante que rodea este fenómeno de la economía cultural es que su engranaje no solo genera trabajo directo a los artistas, sino un efecto dominó en el que dialogan todos los agentes necesarios para, por ejemplo, la organización de una exposición.

Nuevos centros paulistas

Sesc Paulista

Ubicado sobre la avenida cultural más famosa de Brasil, la nueva sede de Sesc se inauguró en abril de 2017 para sumarse a sus vecinos la Casa de las Rosas, el Itaú Cultural, la Casa Japón, el Centro Cultural Fiesp, el Instituto Moreira Salles y el Museo de Arte Assis Chateaubriand, entre otros.

La unidad cuenta con 17 plantas que acogen diversos multiespacios, biblioteca, sala de juegos, salas deportivas, habitaciones de tecnología y arte, áreas de espectáculos, tienda y consultorios odontológicos, mientras que en el último piso tiene un café y un mirador con vistas panorámicas a la ciudad gracias a la configuración de una fachada con rasgos horizontales.

 

El edificio fue completamente reconstruido para albergar la nueva sede, adaptándose a parámetros sustentables modernos con paneles solares, reutilización de agua y gestión de residuos por la firma Königsberger Vannuchi Arquitectos Asociados, que partió de un concepto de grandes accesos para generar áreas de convivencia con plazas internas y externas. Esta integración está dada por el predominio de vidrios no reflexivos y lugares amplios comunes como la sala multiuso de acceso que convive con un estacionamiento para 40 bicicletas. Uno de los grandes atractivos es la gran terraza interior con ventilación natural que está rodeada por una lámina de vidrios con función acústica, térmica y antecámara.

Sesc 24 de Maio

Otra de las ambiciosas sedes de Sesc se instaló en el centro de San Pablo sobre la avenida que inspira su nombre, en el antiguo edificio de la famosa firma francesa Mesbla que cerró sus puestas en 1998. Firmado  por Paulo Mendes da Rocha, en colaboración con la oficina MMBB Arquitectos, el proyecto tardó casi quince años en concretarse teniendo en cuenta el desafío de reformular un patrimonio urbano pero manteniendo muchos de los elementos originales de la construcción, en especial un vacío interno que funciona como pozo de luz.

Con aproximadamente 28 mil metros cuadrados, la sede de Sesc 24 de Maio es una gran estructura de concreto con una estética moderna y minimalista que se distingue del resto de los edificios a su alrededor.

En la planta baja, se establece una continuidad de espacios con los peatones que caminan por la calle, que pueden cruzar una amplia galería abierta o subir una escalera visible que lleva al café y al teatro en el piso superior.

La circulación interna del centro puede realizarse a través de ascensores o rampas que parten del Nivel 0 y llegan hasta la terraza donde se encuentra una gran piscina al aire libre. Además, cuenta con un espacio de comedores, bibliotecas, áreas de exposición y gimnasio.

Japan House Sao Pablo

El arquitecto nipón Kengo Kuma es el responsable de este magnífico templo cultural que con una fusión de estilos tradicionales y contemporáneos invita a la difusión de la cultura japonesa, cuya mayor colectividad fuera del país se encuentra en Brasil. Inaugurado en mayo de 2017 sobre la Avenida Paulista, la sola presencia de su fachada impacta con un entramado de maderas de hinoki traídas de Japón y encastradas manualmente por artesanos.

Una estética limpia caracteriza todo el proyecto en general, que además de sorprender con técnicas orientales se caracteriza por la integración de materiales y técnicas locales, una marca registrada de Kuma en obras extranjeras. Un ejemplo de esto son los grandes bloques de concreto que revisten el exterior del segundo bloque de edificio, tan típicos de la arquitectura brasilera de los años 30.

Las actividades que se desarrollan en Casa Japón van desde workshop y exposiciones, hasta muestras tecnológicas, ferias de gastronomía, encuentros académicos y eventos turísticos. También tiene un café, una mediateca y una tienda con obras de reconocidos artistas japoneses-

Instituto Moreira Salles

Tras haberse consagrado ganador de un concurso que invitaba a construir la nueva sede del Instituto Moreira Salles en la gran Paulista, el estudio Andrade Morettin alzó este proyecto con la premisa de mantener una relación directa y sincera con la ciudad.

El foco está puesto en el vínculo entre el museo y la ciudad, estableciendo un gran hall de ingreso que se presenta como una continuación de la Avenida, así como en las articulaciones de los espacios internos a través de dos bloques cerrados que reúnen las salas expositivas y la mediateca, el auditorio, la biblioteca y el espacio multimedia.

Ambos bloques se comunican por una plaza articuladora que está elevada unos 15 metros permitiendo la utilización de la iluminación natural.

Además de la particular construcción de un museo en vertical, limitado por los dos volúmenes, el edificio dispone de un sistema que reutiliza la energía de los ascensores y escaleras mecánicas y depósitos para la captación de agua de lluvia a utilizar en los baños.

El doble desafío que propone la estructura del Instituto Moreira Salles es mantener la convivencia con el centro urbano al mismo tiempo que genera ese ambiente íntimo y acogedor típico de un museo que guarda una amplia colección de exposiciones de arte y eventos culturales.

Centro Cultural Fiesp

Este espacio proyectado por un referente de la arquitectura modernista como Paulo Mendes da Rocha reabrió sus puertas para presentar una diversificada programación cultural que incluye espectáculos de danza, show, teatro, cine y exposiciones artísticas, en el marco de una apuesta más moderna e integrada con actividades 100% al aire libre, conexión WiFi, baños adaptados, vestidores y puntos de carga de teléfonos móviles.

El edificio fue concebido en 1979 por el arquitecto Rino Levi y posteriormente reformado en 1998 por Mendes da Rocha cuando solo contaba con una galería de arte y una librería. En aquel entonces, la intervención se destacó por un nuevo cuerpo de acero y vidrio en su fachada frontal para complementar la estructura preexistente.

A Casa: Museu do Objeto brasilero

Ubicado en el barrio de Pinheiros es obra del estudio Perkins + Will Architects. Se encuentra frente al Instituto Tomie Ohtake, y pertenece a una organización que difunde artesanías y oficios brasileros.

El objetivo que llevó a los organizadores a inaugurar una versión renovada del Fiesp en febrero de 2017, fue crear renovados espacios de convivencia para que el público pueda relacionarse con las atracciones más libremente. A su vez, se instaló en la fachada una plataforma electrónica con 26 mil clusters de led y una pintoresca cafetería con vistas al jardín de inverno diseñado por Roberto Burle Marx.

Otros centros culturales de interés

Instituto Tomie Ohtake

ES – Pinacoteca por Ramos de Azevedo y Domiciano Rossi

Memorial da America Latina por Oscar Niemeyer

CCSP – Centro Cultural Sao Paulo por Eurico Prado Lopes y Luiz Telles

Itaú Cultural por Roberto Loeb

Sesc Pompeia por Lina Bo Bardi

 

Por Rosalía Larocca
Compartí en las redes