Lo mejor de Art Basel y Satélites.

13/12/2015 | Actualidad

Ya hemos reseñado acá en estas líneas,  mucho de lo general de este tipo de recorridos y lo singular de la experiencia de estar en Miami, la primera semana de diciembre,  cuando confluyen una exposición principal de arte, otra de diseño de interiores, y una veintena de satélites más infinidad de eventos y fiestas. Concebido por Tati Paz PR, diseñado por quien escribe y concretado gracias a Anita Jardi Travel Planner,  el circuito es comparable a ninguno, inspirador, transgresor, desbordante, y envolvente. 
Es necesario tal vez, aterrizar en tierra firme, calma y suavemente ondulada,  para asimilar y editar ordenadamente lo vivido de forma que cobre la relevancia que debe..
Esta vez,  el reporte se concentra exclusivamente en arte y todas las expresiones del mismo. (Y algo de real estate para el final, que se sirve del arte como marketing) 
De las muchas ferias visitadas (Basel, Scope, Context, Pulse, Nada, Pinta, Design Miami) intentaré volcar acá algo de lo mucho que vimos y nos encantó: por los pocos o muchos recursos, por la creatividad en el tratamiento de un tema o un material, por el humor, por la simplicidad, por lo escenográfico, porque me encantaría en el living de casa, colgado de un boliche, o en la plaza de la esquina. 
Porque algunas cosas simplemente generan reacciones, otras reflexiones, otras interacciones, otras indiferencia, hay un bosque visual para entretenerse en este espacio. 
A) BASEL
La madre de todas las ferias, la de artistas más renombrados, las transacciones más siderales. Cuenta con la particularidad entre otros récordas varios de 75.000 visitantes en tres días, un Francis Bacon vendido en U$S 25 millones y un episodio surrealista donde una chica japonesa acuchilló a otra en plena exposición, fluía la sangre y la gente se creía que era una performance. Demencial.
Atchugarry junto a Le Parc, Botero, Iturria y Liechtenstein en la Galería Sur de Montevideo.
El arte cinético en varias manifestaciones
Constantino Brancusi maravilloso en medio del caos..
Snoopy reversionado
Fotos de Karl Lagerfeld en el espacio Gmurzynska
Un booth entero dedicado a Burle Marx: pinturas, orfebrería, bocetos de paisajismo…
Frank Stella
Lucio Fontana: minimalista e impactante
El espacio de la fundación Beyeler propuso una envolvente pixelada originada con una foto pornográfica. No puedo firmar que no sea extraída de un tratado de botánica pero valga como herramienta de atracción al visitante..
El Vip para coleccionistas y prensa de la feria: un espacio XL muy bien ambientado con la joyita del stand de Audemars Piguet, marca de relojes, con pared verde y vidrios tonalizados… para quedarse una tarde entera reponiéndose de la maratón.
La galería Landau albergaba única y exclusivamente maestros del siglo XX y contemporáneos: picassos, moore, y muchos otros.
Gmurzynska, diseñado por Zaha Hadid Architects era un homenaje a los museos y pinturas de antes, tranquilos, colgados en muros pero sorprendentes por calidad y cantidad de obras. 

B) CONTEXT
La de nivel más parejo y novedoso, en escala considerable, según opinión unánime de quienes fuimos en grupo.

Holubow y sus fotos de arquitecturas abandonadas.
Rafael Barrios hace esculturas de falsa perspectiva y hace unos años fue seleccionado por el gobierno de NYork para instalar 10 de sus obras en Park Avenue.
Vasarely y Lucio Fontana..
Vik Muñiz estaba presente en varios lugares con distintas técnicas
Los dibujos fuera de serie deSalvador Dalí:
Shepard Fairey, sus clásicos posters con gráfica de “Obey” presentes.
Chul Hyun Ahn es un artista coreano que vimos también en la colección Margulies. trabaja con efectos ópticos y la idea del infinito. Sus obras son de recursos limitados pero impacto superlativo: se vale de aros o bases opacas con juego de contraste de luces entre vidrios reflectivos generando la idea de infinito y profundidad.

C) SCOPE
De perfil más jóven e informal sorprende por la creatividad y obras de gran escala novedosas , de artistas más emergentes pero no menos interesantes.

Entretejido de cintas de “cuidado no pasar”

la Birkin bag o un sillón Luis XV …con cinta pato!

 Más cerca del diseño gráfico pero valga la mención por lo interesante: Globobots la serie de robots con piezas de ciudades icónicas:

D) PINTA
En la zona de Wynwood, enfocada al arte latinoamericano exclusivamente, organizada pro el argentino Diego Costa Peuser.

 El espacio de Reaching U con la exhibición de Agustina Casas y Lara Campiglia

E)  PULSE
Técnica bastante parecida a Atchugarry pero en madera; Herbert Golser en galería Frey, atendida por la Sra Alicia Gorbato (Arg)
Más de Vik Muñiz en técnica de collages:
Mapas con superposición de cut outs:
F) COLECCION MARGULIES
Colecciones privadas con depósitos de escala enorme, abren al público en esa semana.

G)  RUBELL COLLECTION 

H) REAL ESTATE
Ultimo pero no menor, dos imponentes piezas off circuitos,  firmadas por Jeff Koons y Damien Hirst. 
La primera, ubicada en un acceso del Bal Harbour mall, “Pluto and Proserpina” promocionaba un emprendimiento inmobiliario de Costantini a pocas cuadras: Oceana Bal Harbour
Para venderlo, compró dos obras a Jeff Koons valuadas ambas en U$S 14 millones de dólares, las cuales ya fueron en préstamo al Whitey, al Pompidou  y al Malba, y que luego de la construcción serán instaladas en el foyer y entorno del edificio. Las mismas, serán propiedad común de los compradores de unidades. Hay un presupuesto adicional de U$S 10 millones para compra de más obras de arte para agregar a este patrimonio en condominio  (Lo cual lleva el concepto de “amenities a un nuevo renglón) 
Consultatio, su firma inversora, pagó el terreno antes propiedad del Bal Harbour Beach Club en U$S 220 millones, en el año 2012, y el año pasado cerró un préstamo del HSBC en U$S 332 millones, un récord para proyectos residenciales. Ya vendieron el 50% de las 240 unidades, que tienen un precio base de U$S 2 millones…hasta U$S 30 millones el penthouse.
La segunda, “Gone but not forgotten”, obra de Damien Hirst que pertenece a una serie comenzada en los 90 “historia Natural” , fue comprada por Faena en una subasta de Amfar para prevenir el SIDA en U$S 14 millones,  para ambientar el lanzamiento de su complejo Faena Art District en Miami Beach. La obra, de unos 3mts de altura, compuesta por un esqueleto real de mamut que fue comprada por Hirst a un museo de historia natural, está revestida en oro y es protagonista de eventos y espacios relacionados a ese emprendimiento.
Especialmente la apertura del Faena Hotel, primera fase del ambicioso complejo cultural y residencial ya descripto acá en el blog previamente, creación de Faena junto a su socio de origen ucraniano nacionalizado en USA, Len Blavatnik. 
Los murales de Juan Gatti, artista argentino de trayectoria internacional, descripto por Faena como “su Miguel Angel” ayudan a ambientar y poner color y concepto a cada espacio.
Ya han vendido en cifra récord uno de los penthouses del edificio diseñado por Norman Foster, en U$S 60 millones.
Y lo hicieron por todo lo alto, digno de mega producción de Hollywood: según la revista de cultura de La Nación,  la orquesta local, la New World Simphony, estrenó en el jardín, al lado del mamut de Hirst, la Sinfonía Faena, compuesta especialmente por el britnico Michael Nyman. Luego,  Philip Levine, el alcalde de Miami Beach, entregó la llave de la ciudad a Alan Faena, leyó una proclama en la que se lo considera poco menos que un héroe, y estableció el 1 de diciembre como “Día del Faena District en Miami Beach”.
Len Blavatnik, Ximena Caminos, gestora cultural y esposa de Faena, y Alan Faena 
Comparan a Faena con Donald Trump, por su “capacidad de imponer sus deseos pero con la diferencia de que el primero tiene muy buen gusto”, escribió Vanity Fair.
Compartí en las redes