Los lugares emblemáticos porteños que visitaron los Obama

27/03/2016 | Actualidad

El tour de Barack y Michelle Obama en Buenos Aires fue tan fugaz como eficiente, vertiginoso aunque  accesible, y siempre con una sonrisa y discursos muy motivadores y esperanzadores.

Muchos medios de comunicación ya han dado cuenta de los puntos altos de esta gira: desde los temas que se trataron, convenios firmados, o  los atuendos que vistieron, hasta los regalos o menúes elegidos, discursos o personajes del jet set que saludaron. 
Casi no quedo tema fuera de cobertura, pero queremos centrarnos acá en los lugares que los recibieron con eventos, encuentros, cenas o alojamiento. Ninguno “por casualidad”, todos elegidos y planificados previamente. Pero qué tiene cada uno de especial?
Veámoslo a continuación: 
_ EMBAJADA DE ESTADOS UNIDOS / PALACIO BOSCH ALVEAR 

Fue construido sobre la Av. Libertador y John Fitzgerald Kennedy,  para vivienda familiar del matrimonio entre Ernesto Bosch y Elisa de Alvear, que formaban parte de la élite argentina. Ernesto había sido embajador argentino en Paris previamente. El arquitecto francés René Sergent, lo diseñó en Francia y confió la obra a los arquitectos argentinos Eduardo María Lanús y Pablo Hary, autores de otras notables propiedades privadas de la época. Construido en piedra París, cuenta con cuatro niveles y más de 3600 metros cuadrados de construcción. 
Los materiales y muebles fueron traídos de Europa, tal era la costumbre de la alta sociedad de entonces. Un dato interesante es que la escalera y boisserie debió comprarse dos veces, ya que la primera compra se hundió en el barco que la transportaba durante la Primera Guerra Mundial. Poco después, a Bosch no le daban los números para su mantenimiento y la vendió al Departamento de Estado americano. El edificio es actualmente preservado por un equipo interdisciplinario de especialistas que mantienen casi como en origen mobiliario y construcción.  Desde entonces, se alojaron en ese edificio los presidentes Franklin Delano Roosevelt (1936), Dwight Eisenhower (1960) y George H. W. Bush (1994). También, pero en visita no oficial, el ex presidente Bill Clinton.
El edificio está catalogado como uno de los mejores ejemplos de la corriente que recreó el clasicismo francés a principios del siglo XX.
Fue sede de la primera reunión de ambos mandatarios en el despacho presidencial, y conferencia de prensa posterior en el Salón Blanco.
Hoy aloja al Poder Ejecutivo y el despacho presidencial, pero ya desde la fundación de la ciudad desde el año 1580, fue sede de gobernantes bajo distintas formas, desde fuertes a otros edificios que sufrieron varias reformas. Hacia fines de 1800, luego de elevarse el Palacio de Correos en un predio adjunto y perder significancia, se ordena su construccion en estilo muy similar a éste a Enrique Aberg, posteriormente ampliado por Francesco Tamburini.
Se localiza frente a la Plaza de Mayo y es considerado uno de los edificios más emblemáticos de Buenos Aires. En 1942 fue declarada Monumento Histórico Nacional.

Lugar para una ofrenda floral donde descansan los restos del Gral. José de San Martín
Fundada también por Juan de Garay, al iniciar la ciudad en 1580, era en sus inicios una modesta construcción de adobe y madera y tuvo casi 6 construcciones, demoliciones y reformas sucesivas hasta lo que es hoy en día. Esas demoras y ajustes repercuten en una imágen donde conviven numerosos estilos, desde el románico al barroco, a lo largo de una nave central de casi 100 metros de longitud .

Es el lugar donde disertó frente a unos 1000 jóvenes emprendedores,  y donde el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta le entregó las llaves de la Ciudad.

El edificio fue diseñado por el arquitecto Juan Chiogna para alojar una super-usina de la Compañía Ítalo-Argentina de Electricidad (CIAE), e inaugurado en  1916. Durante los siguientes 80 años funcionó proveyendo de electricidad de la ciudad, si bien con la privatización de los servicios públicos durante el menemismo (década de 1990), la usina quedó definitivamente abandonada.

Luego de una década de abandono, en el año 2000, el Gobierno del Presidente Fernando de la Rúa y el de la ciudad de Aníbal Ibarra, decidieron emprender como tarea conjunta la recuperación del edificio para ubicar allí al Auditorio de la Ciudad de Buenos Aires, sede definitiva de las orquestas Sinfónica Nacional y Filarmónica de Buenos Aires. El Gobierno Nacional aportó el bien y la obra la concretó el Municipal.
En el Salón de los Escudos, ubicado en el 2o piso, se celebró una cena de gala para unos 400 invitados, donde el presidente citó a Jorge Luis Borges -un autor que confesó haber leído en su juventud-, mencionó al papa Francisco, y bailó tango con Mora Godoy quien lo invitó fuera de protocolo y generó quizás el momento diferente y espontáneo de la gira.

El antiguo Palacio de Correos comenzó a construirse en 1889. El diseño estuvo a cargo del arquitecto francés Norbert Maillart.
Después de algunas interrupciones por falta de fondos, la obra fue finalmente inaugurada en septiembre de 1928. Desde ese momento, comenzó a funcionar como sede del Correo central, actividad que se desarrolló en ese edificio hasta 2002. Durante el peronismo, el edificio albergó el despacho de Eva Perón.
En 1997 fue declarado monumento histórico nacional por su calidad arquitectónica y su importancia histórica. 
Luego de la reestatización del Correo Argentino y ante el auge de las nuevas tecnologías, que redujeron el tráfico de correo postal, Néstor Kirchner planteó la iniciativa de transformar el edificio en un espacio artístico de primer nivel, conservando y restaurando su valor histórico.
En 2006, se llamó a licitación internacional para la presentación de proyectos. Se presentaron más de 340 estudios de arquitectura de más de 20 países. El primer premio se otorgó en noviembre de ese año, por decisión unánime del jurado, a los estudios de arquitectura Bares y Asociados (B4FS) y Becker-Ferrari, ambos argentinos.
La mañana del jueves, día del 40 aniversario del Golpe de Estado, Obama acompañará a Macri en ese lugar, previo al viaje hacia Bariloche para una estadía de descanso de unas seis horas, previo a su partida del país.

El Parque de la Memoria abarca 14 hectáreas frente al Río de la Plata y fue diseñado por el estudio de arquitectura Baudizzone-Lestard-Varas. En él se encuentra el Monumento a las Víctimas del Terrorismo de Estadoy varias esculturas conmemorativas. Dicho monumento es un senderorampa con la forma de una herida gigantesca en el césped en dirección al río en donde están los nombres de cada uno de los desaparecidos y asesinados
_ HOTEL LLAO LLAO, Bariloche
Villa Llao Llao fue fundada en 1937 a 25 km de San Carlos de Bariloche por Exequiel Bustillo, presidente de Parques Nacionales y hermano del arquitecto Alejandro Bustillo, constructor del mismo.
El predio se encuentra en una pequeña colina sobre la península Llao Llao, entre los lagos Nahuel Huapi y Moreno. El Hotel es una construcción de principios del siglo XX de estilo canadiense, realizada en madera, piedra y tejas normandas. Con 173 habitaciones y 28 suites, cuenta además con campo de golf de 18 hoyos, spa, y piscina climatizada. En 2007 se inauguró un ala nueva sobre el Lago Moreno con 43 lujosas habitaciones. Por ser el edificio Antiguo Monumento Histórico Nacional, el ala nueva fue construida de forma que no altere la imagen del mismo, en forma separada y ambas unidas por un puente y ascensor que los vincula.
_ CENTRO METROPOLITANO DE DISEÑO
En paralelo, Michelle acudió junto a Juliana al Centro Metropolitano de diseño donde habló sobre la educación y oportunidades de avance y protagonismo de las mujeres jóvenes hoy en día.
En una charla muy inspiradora, fue aplaudida y elogiada por su elocuencia , carisma y calidez.
Luego, estuvieron presentes en Casa Cavia, una maison palermitana de principios del siglo XX, originalmente firmada por el arquitecto Christophersen, reciclada con criterios estéticos más que sofisiticados por el Estudio inglés Kallios/ Turin, y también concebida y gestionada por un grupo de elite en varias disciplinas. La describimos en profundidad en este artículo hace unos meses.

Michelle también almorzó junto a sus niñas y la comitiva en una parrillada. El lugar elegido para degustar su primer bife argentino fue la Gran Parrilla del Plata, ubicada en el barrio de San Telmo.
Otro lugar que recibió además de visitas estelares, un despliegue de seguridad considerable destinado a las niñas Sasha y Malia junto a su abuela materna, Marian Shields Robinson, fue el restaurant palermitano Olaya, mientras sus padres cenaban en el Centro cultural Kirchner, 
El lugar, que cuenta con un mural del artista Milo Lockett, ofrece platos de cocina de fusión e inspiración peruana y japonesa.

Para agendar para próximas visitas a la capital porteña y comprobar en primera persona el encanto que le mereció a las comitivas y organizadores..

Compartí en las redes