Loading...

Hace unas semanas   se dieron a conocer los ocho prototipos para el muro que Trump quiere construir en la frontera entre EE.UU y México  y cómo se ven desde el lado mexicano.  Las pruebas durarán hasta dos meses y posteriormente los funcionarios concluirán qué elementos de los numerosos diseños deben de utilizarse para construir un muro efectivo.

John Kelly, ordenó a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza que comience de manera inmediata la construcción de un muro en la frontera con México.  “La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza tiene que comenzar inmediatamente la planificación, diseño, construcción y mantenimiento del muro, incluyendo iluminación y tecnología (con sensores), patrullaje y vías de acceso a lo largo de la frontera terrestre con México de acuerdo con la ley vigente”, señala el memorando.

 

Se van a construir ocho prototipos, de cuatro empresas distintas que aspiran a lograr el contrato para construir el eventual muro. Cuatro de los prototipos tienen que ser de cemento y los otros cuatro de “otros materiales”. Trump ha reconocido, por recomendación de la policía de fronteras, que el muro no puede ser sólido, pues es imprescindible para las tareas de vigilancia que se pueda ver lo que pasa al otro lado.

El Departamento de Interior espera que la construcción de los prototipos esté terminada en “unos 30 días” después de la orden de empezar los trabajos, según una nota de prensa publicada el martes.

Los módulos para testeo tendrán entre 5,5 y 9,1 metros de altura y una longitud de 9 metros “y estarán diseñados para detener los cruces ilegales en el área en la que se han construido”. Estos prototipos se usarán como base para el “futuro estándar de diseño” según vayan evolucionando las necesidades de la Policía de Fronteras, afirma la nota. “Estamos comprometidos con la seguridad de la frontera y eso incluye construir muros. Nuestra estrategia multisectorial incluye barreras, infraestructura, tecnología y personas”, dice en la nota el responsable de la Policía de Fronteras, Ronald Vitiello.

Las cuatro empresas que compiten por el contrato son Caddell Construction Co. LLC, de Montgomery, Alabama; Fisher Sand & Gravel Co., DBA Fisher Industries, de Tempe, Arizona; Texas Sterling Construction Co., de Houston, Texas; y W. G. Yates & Sons Construction Company, de Philadelphia, Mississippi. Las ofertas que presentaron iban desde los 300.000 a los 500.000 dólares.

La construcción del muro en California tiene una importante oposición institucional. Aparte de las declaraciones políticas, el Estado mismo ha presentado una demanda en los tribunales para tratar de conseguir la detención provisional de los trabajos por orden judicial. Aparte, el Ayuntamiento de Los Ángeles exige a los contratistas que revelen si tienen algo que ver con el muro. El Legislativo ha estudiado una ley para vetar en el Estado a las constructoras que participen. El Ayuntamiento de San Diego, en manos republicanas, aprobó una declaración institucional en la que se oponía a la construcción del muro.

Una vez construidos los prototipos, el resto del proyecto está en el aire. Trump aún no ha conseguido que el Congreso le apruebe los fondos necesarios para cumplir su gran eslogan de campaña, cuyo costo total se estima en 22.000 millones de dólares. Por el momento, la Cámara de Representantes ha aprobado 1.600 millones de dólares, pero el proyecto parece tener menos simpatías en el Senado. Trump ha utilizado cuestiones como el final del programa para jóvenes DACA o la ayuda de emergencia a Texas para tratar de presionar al Partido Republicano para que financie el muro.

En su campaña para las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2016, el a la postre electo presidente Donald Trump se comprometió a construir un muro que abarcará toda la frontera sur de los Estados Unidos, y en repetidas ocasiones reiteró que México pagaría por su construcción a través del aumento de las tarifas de cruce de frontera y aranceles de tratados.

En abril de 2017Trump tuvo que renunciar a construir el muro en su primer año fiscal como presidente, como era su promesa. El Congreso de Estados Unidos no estaba dispuesto a permitir la inclusión de una partida en los presupuestos para la construcción del muro, y el gobierno tuvo que retirar esa partida para facilitar la aprobación del presupuesto.​ A este obstáculo se añadieron otros, como la resistencia de los propietarios de tierras en la zona fronteriza a ser expropiados.

Pero este muro no es una novedad: de hecho la frontera entre México y Estados Unidos cuenta hoy con un tercio de su longitud construída defensivamente.

El muro de la Tortilla, llamado así irónicamente por los inmigrantes dado que “allí los fríen”, se extiende a lo largo de más de mil kilómetros de los tres mil y pico que mide la frontera entre México y Estados Unidos. Es un continuo desde el Pacífico en California hasta Yuma, en Arizona, y posteriormente existen varias secciones más en Texas. La altura de la barrera oscila entre los cuatro y los seis metros; en la mayor parte de su recorrido es una barrera metálica, y en la parte tejana también consiste en  rejas de alambre.

Si bien está instalado en una longitud fronteriza considerable, las consecuencias de la extensión de esa construcción son variadas:

_ En cuanto a la migración pondría en juego miles de vidas ya que los migrantes buscan puntos más alejados o arriesgados  para sortear y algunos incluyen pasos en el desierto con mucha amplitud térmica.

_ Algunos expertos creen que un muro de cuatro metros de altura como el que propone Trump resultaría inútil ya que en el caso de los traficantes cuentan con múltiples maneras de evadirlo, lo único que genera es que es más costoso cruzarlo. Una prueba de ello es que mientras el mercado de la droga crece, la Agencia de Protección Fronteriza de EE.UU., que combate el tráfico ilegal en las fronteras, reportó una baja en los decomisos en lugares como en California.

_ Con respecto a las relaciones bilaterales: “Haría mucho más difíciles la cooperación y las relaciones del gobierno mexicano y de los gobiernos locales. Y esas relaciones existen independientemente de las rejas o muros”dicen investigadores de la Universidad de Yale.

_ En cuanto a la economía, cada día cruzan la frontera unos 300.000 vehículos y un millón de personas que trabajan, estudian, comercian o visitan por turismo el otro lado. También 15.000 camiones de transporte pasan por ahí diariamente.

El intercambio comercial en la frontera es de US$1.000 millones diarios, según el Reporte del Estado de la Frontera del Centro Wilson, un centro de estudios independiente de EE.UU.

Solo San Diego, en EE.UU., tiene una economía más fuerte que su vecino, Tijuana. El resto de las ciudades, como El Paso, Nogales, Laredo, McAllen o Brownsville dependen de la economía de sus vecinos del sur.

En términos de antecedentes históricos, en la construcción por etapas de esta pared fronteriza entre EEUU y México han estado involucrados tanto el partido republicano como el demócrata y nunca ha dejado de ser una obra controversial.

A la idea se le oponen todo tipo de organizaciones, desde las que abogan por los derechos de los indocumentados hasta los activistas medioambientales que miran el muro como algo prejudicial para la fauna de la región.

Sin embargo, esto no es una idea nueva. Todo comenzó en 1909, el último año del mandato de Theodore Roosevelt, que ordenó la construcción de una pequeña barrera de dos millas en California para impedir el ingreso de los ‘bandidos’, pero que más parecía una cerca para guardar reces que para impedir los ataques irregulares.

Durante gran parte del siglo XX, el tema fue más centro de controversias y no se avanzó nada en la construcción. Ni siquiera, cuando el expresidente Ronald Reagan decretó una amnistía para 3 millones de indocumentados, que tuvo un fuerte impacto en el mercado laboral con la apertura de millones de empleos y logró reducir la criminalidad en un 5%, principalmente en los estados fronterizos.

No fue hasta 1994 que las autoridades comenzaron a considerar en serio el desarrollo del muro como un medio de freno a la inmigración ilegal y el narcotráfico.

Fue precisamente de la mano del expresidente Bill Clinton que la obra llevó un impulso. Los demócratas siempre han sido más duros con la inmigración ilegal que los republicanos – al expresidente Barack Obama, las organizaciones de defensa de los indocumentados acostumbran a llamarle ‘deportador-en-jefe’ – y Clinton no se quedó atrás en esas acciones.

Tras firmar una orden ejecutiva y lograr la aprobación de los fondos por el Congreso, Clinton mandó edificar tres barreras, primero en California y después en Texas y Arizona. En total, fueron construidos 365 millas de una barrera metálica de 25 pies de alto.

Tal vez por esto es que la postura de la excandidata presidencial demócrata Hillary Clinton respecto a temas de inmigración sonó para algunos observadores como una hipocresía. No solo su esposo Bill Clinton en su etapa como presidente le dio un impulso al muro, o barrera, fronterizo tras casi 90 años de paralización, mientras Hillary Clinton era senadora por Nueva York, votó varias veces por el fortalecimiento del mismo, como es el caso de la votación en 2006 del ‘Acta de una Cerca Segura’. “Hillary no es diferente a lo que fue su esposo. Es de línea dura en ese sentido pero en esta campaña quiso diferenciarse de Donald Trump”, recuerda Dick Morris, el exasesor del presidente Clinton.

El expresidente Barack Obama no incrementó el muro, pero duplicó los recursos de protección de la frontera, tanto en personal de la Patrulla Fronteriza, como en material electrónico de detección del paso de personas.

………………………………………………………

Referencias globales

El controversial muro americano no es único en su clase: los hay entre Sudáfrica y Zimbawe, en Ucrania en frontera con Bielorrusia o Eslovaquia.

Tras los disturbios de 1969, y para evitar en la medida de lo posible la violencia sectaria entre católicos y protestantes se alzaron una serie de muros en ciudades como Belfast, Derry o Portadown, algunos de hasta cinco kilómetros de largo, conocidos como Peace Lines o Líneas de Pacificación. Estos muros, hechos de ladrillo u hormigón, se alzan hasta siete metros separando las dos comunidades. Existen puertas en algunos de ellos que permiten cruzar de un lado a otro, pero se cierran durante la noche.

………………………………………………………

Como complemento de lo anterior, Elbit Systems, la empresa que construyó el muro que separa Palestina e Israel en Cisjordania-Jerusalén, ha recibido un contrato de 145 millones dólares del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) para construir una cerca ‘virtual’ a lo largo de la frontera de Arizona con México.

El sistema, conocido como el Proyecto Torre Fija Integrada (IFT, por sus siglas en inglés), formará parte de una serie de puntos de vigilancia de seguridad equipado con cámaras de alta sensibilidad y radares a lo largo de la frontera EEUU-México. Elbit también ha recomendado que, además del sistema de IFT, los EEUU deberá “adoptar un sistema de seguridad fronteriza más completa, que combine… sistemas aéreos no tripulados y vehículos de tierra con o sin tripulación para mejorar la flexibilidad y capacidad de respuesta de los agentes”.

Elbit, que actualmente es el principal proveedor israelí de tecnologías militares y de vigilancia, es también uno de los principales productores del mundo de aviones militares no tripulados. Bloomberg, sistema de noticias, recientemente informó que el contrato inicial de Elbit por 145 millones de dólares “eventualmente llegará a 1000 millones de dólares si la legislación para reescribir las leyes de inmigración de los EEUU es aprobada por el Congreso y ayuda a financiar la expansión del proyecto en el suroeste del país”.

Para aquellos familiarizados con los efectos de los sistemas de muro y vigilancia de Elbit en Cisjordania, la noticia del contrato reciente en la frontera, llega como una noticia no deseada.

“No es ninguna sorpresa que estemos viendo la exportación de tácticas y tecnologías represivas israelíes llegando a los EEUU”, dijo Lara Kiswani, Directora Ejecutiva del Centro de Recursos y Organización Árabe, “vemos ejemplos de esto desde el uso de la tecnología israelí en la frontera México-EEUU para las capacitaciones conjuntas entre la policía de Oakland y el ejército israelí”.

Además del contrato de frontera DHS, en el último año, Elbit también ha asegurado 229 millones de dólares para mejoras a los sistemas de defensa de Australia, así como un contrato de 290 millones de dólares por parte de una nación aún sin nombre en el continente Asiático.

En los últimos años, muchas instituciones financieras en todo el mundo se han dado cuenta de la conexión de Elbit a la ocupación de Israel. Algunas empresas y organizaciones como el Deutsche Bank, el Fondo Noruego de Pensiones, y Folksam (el mayor administrador de activos en Suecia) han decidido excluir a Elbit (no considerarlo una opción de inversión) o vender su inversión debido a su complicidad al proporcionar equipos de vigilancia en el muro ilegal en Cisjordania.

El contrato original para la creación del sistema electrónico de vigilancia fronterizo en Arizona del DHS, conocido como Secure Network Border Initiative (SBInet), fue ganado por Boeing y se inició en 2006. SBInet fue pensado inicialmente para cubrir la totalidad de la frontera EEUU-México, pero cuando un intento fallido de las primeras 53 millas le costó a los contribuyentes 1 billón de dólares, el DHS decidió terminar el proyecto en el 2011.

“Los arizonenses han estado esperando más de una década para que el Departamento de Seguridad Nacional coloque la tecnología necesaria a lo largo de nuestra frontera para apoyar a la patrulla fronteriza y plenamente asegurar nuestra frontera sur”, dijo el Senador John McCain. “Después de muchos meses de retraso, la adjudicación de este contrato a Sistemas Elbit de América es un desarrollo importante… y un paso en la dirección correcta”, declaró.

Para aquellos críticos de la relación de los EEUU con Israel, las conexiones no se ven limitadas a simplemente aliados militares, sino también reflejan un interés compartido en la manipulación de recursos y fuerzas de trabajo.

………………………………………………………

Iniciativa Made in Mexico

El proyecto de la oficina mexicana radicada en Guadalajara  Estudio 3.14 tiene lista su interpretación del muro de Trump, inspirada en Barragán en cuanto a su visibilidad cromática pero que tiene la particularidad de servir también como prisión de indocumentados, en consonancia con el propósito de Trump de aprehender a 11 millones de inmigrantes ilegales. El lugar pretende ser autosustentable y cuenta con fábricas, sanatorios, y sectores de administración y seguridad. Del lado de Estados Unidos puede verse, y acceder a un centro comercial: una versión muy sui generis y polémica que ha dado  con el timing de la noticia y trascendido fronteras.

Ministerio de Diseño consultó  a  Norberto Miranda, Gerente de Conocimiento del Estudio 3.14 acerca de esta iniciativa:

_ La propuesta de muro estilo Barragán con penitenciaría y shopping incluídos en su estructura,¿es en sí una respuesta irónica y en clave humor y exageración si cabe así pensarlo o es una jugada interpretando la cabeza de Trump? ¿Humor, marketing o seria propuesta ya que “alguien lo hará”?

_ La propuesta de Pink Wall es un experimento mediático en el que buscamos poner la arquitectura en primera plana, a partir de la formulación de un elemento arquitectónico que estaba en medio de la polémica, el muro fronterizo. Se trata de una respuesta irónica con un componente serio, la materialización por medio de la imagen del discurso político de odio, represión y miedo que Donald Trump impulsó desde el origen de su campaña. Es difícil que un elemento arquitectónico como un muro se encuentre en el centro de la discusión internacional, eso fue una motivación clave para desarrollar la propuesta. 

Queríamos mostrar por medio de las imágenes el encargo que Trump hizo con sus palabras y sus discursos. Un muro que debía ser bello, impenetrable, altísimo, en medio de un escenario político donde deportarían a millones de indocumentados, que encerrarían a todos estos “bad hombres”, y los pusimos en esta lúcida caricatura trabajando para pagar el muro, que ha sido otra de sus condiciones.

Si esta propuesta parece ridícula, se debe en sí a lo absurdo de la propuesta del entonces candidato presidencial.

_ ¿Cuál estiman es el rol de los arquitectos en este tipo de situaciones de demandan estructuras de intolerancia?

_ Todo régimen ha tenido a su arquitecto, la historia nos ha enseñado eso, y no solo son los edificios que albergan el poder, sino los grandes diseños que el poder demanda. La arquitectura y el diseño siempre han estado al servicio de las ideologías, con múltiples desenlaces, desde Egipto hasta la guillotina (que por cierto acabó con su creador), nadie está exento de ser parte de un sistema de validación del poder. Podríamos incluso hablar del estadio de Zaha Hadid  que se conviritió en una maquina procesadora de mano de obra “esclavizada”.  

El arquitecto tiene un rol activo determinante en la concreción del poder, ejemplos sobran.

_ ¿Han tenido algún contacto con el gobierno americano desde vuestra propuesta?

_ Ninguna, pensábamos que nos contratarían por adjudicación directa, pero no, jaja

_ ¿Alguna anécdota que haya generado a nivel global vuestro proyecto?

_ La propuesta generó mucho impacto a nivel global, fue traducida a 52 idiomas y hemos detectado unas 270 publicaciones en medios de prensa impresa y digital al rededor del mundo, el video que realizamos fue un trend en Francia por un día, y tuvimos mucho impacto en la comunidad de habla hispana en América (el continente), entrevistados por cnn y univisón en estados unidos.

Han existido distintos momentos donde la noticia ha cobrado relevancia: en su lanzamiento, durante las semanas cercanas a las votaciones, cuando Trump ganó y en algunas retrospectivas de su mandato.

Hemos estado muy atentos a lo sucedido, al analizar los datos que hemos compilado sobre las publicaciones digitales realizadas sobre el muro logramos entender un fenómeno muy interesante donde el diseño se volvió relevante cuando los medios de economía y negocios replicaron la noticia, en ese momento se volvió viral y múltiples agencias de noticias voltearon a ver lo que estaba sucediendo de cierto modo el ciclo de la informacion fue: 

Publicacion de Blogs de diseño multidisciplinario, designboom – bussiness insider, wired – lifestyle – agencias de noticias.

Las reacciones a la propuesta han sido muy variadas, The Pink Wall ha sido comentado como oportunista, genial, irreverente y hasta terrible. Para nosotros fue una oportunidad para hablar desde nuestro medio como diseñadores, es decir, la imagen sobre un tema que le atañe al mundo. 

La imagen nos ha permitido ganarle a la realidad, y si no aprovechamos ese poder para hacer algo de activismo, entonces no mereceríamos un lugar en la sociedad.

Fuentes:  BBC mundo, Clarin, El Pais Madrid, Diario de las Américas, Fronteras blog,  Cuba Debate, La Vanguardia, Sputnik Mundo, Business times.com,

Share This

Related Posts

Leave a Comment