Children Village: la escuela sustentable premiada como la mejor construcción del mundo

31/01/2019 | Actualidad

Children Village: la escuela sustentable premiada como la mejor construcción del mundo

31/01/19 | Actualidad, Arquitectura, Sustentabilidad

Children Village: la escuela sustentable premiada como la mejor construcción del mundo

31/01/19 | Actualidad, Arquitectura, Sustentabilidad

RIBA Awards for Internacional Excellence: Children Village, Brasil.

A fines de 2018, el Royal Institute of British Architects (RIBA) reconoció lo más destacado de la arquitectura internacional galardonando una escuela sustentable para jóvenes carenciados, Children Village, ubicada en una selva lluviosa al norte de Brasil. Esta obra no solo demuestra el valor de la arquitectura como agente social, sino la hazaña de romper con los estándares tradicionales para demostrar que el Tercer Mundo puede generar proyectos de altísimo nivel que nada tienen para envidiarle a los edificios más ambiciosos del mundo.

Hace algunas semanas presentábamos el reconocimiento de la sede Bloomberg en Londres con el premio RIBA Stirling 2018 por tratarse del edificio más destacado del Reino Unido, caracterizado por sus parámetros innovadores y sustentables. Y así como este galardón destaca los proyectos del entorno local, el colegio profesional de arquitectos también otorga su reconocimiento mundial con el RIBA Awards For Internacional Excellence, distinguiendo proyectos que van desde arquitectura urbana y viviendas privadas hasta espacios culturales y edificios educativos. Este es uno de los premios de arquitectura más rigurosamente evaluados y supone la visita a muchísimas construcciones por expertos internacionales que no solo buscan estética y armonía sino también funcionalidad, sostenibilidad y vínculo con la comunidad.

De una lista de cuatro edificios excepcionales distinguidos por el honorable jurado, el elegido por los próximos dos años es Children Village que logró inclinar la balanza a su favor por su excelencia en diseño, su ambición arquitectónica y su gran impacto social. Completaban la lista la Universidad de Europa Central en Budapest por O’Donnell + Tuomey, la Escuela de Música Toho Gakuen en Tokio por Nikken Sekkei, y el II Bosco Verticale en Milán por Boeri Studio.

El proyecto ganador fue financiado por la Fundación Bradesco y realizado por los Arq. Gustavo Utrabo y Petro Duschenes del estudio Aleph Zero en colaboración con los Arq. Marcelo Rosenbaum y Adriana Benguela del estudio Rosenbaum. Children Village ofrece alojamiento para 540 niños de entre 13 y 18 años que provienen de comunidades rurales de todo el país. El edificio ocupa una superficie de aproximadamente 25.000 metros cuadrados que implican espacios públicos y privados, áreas flexibles destinadas a actividades de esparcimiento, salas de lectura y tres grandes patios abiertos.

Toda la construcción es en madera prefabricada y reforestada, por lo que supone un gran ejemplo de la importancia que tiene el uso de los recursos naturales de forma sostenible a partir de los elementos que el entorno pone a disposición. Pero además de ser rentable y sostenible desde el punto de vista ambiental, este proyecto mantiene una fuerte conexión con la comunidad y entiende perfectamente el medio en el que se desarrolla. Uno de los grandes desafíos en cuanto a este último aspecto tiene que ver con el clima tropical del norte brasileño, que en verano trae temperaturas de hasta 40 grados, por lo que los arquitectos optaron por diseñar un gran techo con dosel formado por vigas y columnas de madera en cruz para proporcionar un espacio de sombra que sobresale y crea un espacio intermedio de gran terraza.

Entendiendo a la arquitectura como una herramienta de transformación y al diseño como medio para mejorar la calidad de la educación de sus alumnos, se buscó crear un espacio familiar para que los jóvenes puedan desarrollar un sentido de pertenencia incluso estando lejos de sus hogares, combinando una estética contemporánea con técnicas tradicionales basada únicamente en materiales locales.

……………………………………………….

Esta capacidad para brindar soluciones a las necesidades sociales tan propias de los países subdesarrollados, es quizás la parte más interesante de que este proyecto haya sido reconocido por parte de RIBA.

……………………………………………….

Pues si bien sabemos que la arquitectura del Tercer Mundo no puede transformarse sin un cambio radical en la estructura económica, política y cultural de cada país, es gratificante ser testigos de cómo proyectos de esta índole encuentran la visibilidad que merecen al demostrar que una construcción con fines sociales también puede tener líneas perfectas, estilos modernos y diseños innovadores.

Compartí en las redes