“Cárcel” es una marca danesa de ropa que emplea a mujeres recluidas en prisiones de Perú y la muestra cabal que la nueva trascendencia en el diseño a nivel global va por el camino de una identidad marcada, un propósito social y una ecuación de ganancias e influencia más democrática.

La marca, con sede en Copenhague, sin estacionalidades y sin tiendas físicas, elabora sus prendas con materiales 100% naturales  tejidos por mujeres en prisiones en algunos de los países más pobres del mundo. De esta forma se convierte un tiempo perdido, en trabajos pagos (las mujeres que participan ganan 15 dólares por cada prenda que realizan), y un mejor futuro sin comprometer calidad, diseño o procesos. Eso es la clave para crear belleza y diseño valorable de verdad. Es además la prueba de que la rentabilidad y el impacto social no son contradictorios.

La fundadora, Veronica D’Souza, tuvo la idea de crear Carcel después de visitar una prisión para mujeres en Kenia cuando estaba en pleno lanzamiento de su otra compañía, Ruby Cup, que ayuda a que las niñas africanas puedan seguir asistiendo al colegio mediante un sistema de “compra uno dona uno”. Perú es tan solo el inicio para Carcel: tras alcanzar su objetivo de financiación en Kickstarter en tan solo un día, la marca espera expandirse a la India, donde planea trabajar con sedas orgánicas. Otros de sus objetivos incluyen ampliar la colección de prendas de punto en Perú con piezas como una blusa unisex.

Su visión es la de un mundo donde cada pieza de ropa resuelve un problema en vez de crearlo.

Su primera colección  fue presentada en la Semana de la Moda en Copenhague y demostró que la visión de la moda no tiene fronteras ni está limitada por las grandes marcas. La misma, fue confeccionada por mujeres presas de Cuzco, Perú que tejen lana de alpaca de alta calidad siguiendo los patrones creados por un equipo de moda danés. El programa tiene como socio al Sistema Nacional de Cárceles de Perú. Cada pieza lleva el nombre de la mujer que la confeccionó en la parte interior y en la web puede verse la historia de cada una de ellas.

La elección sobre Perú no es arbitraria, ya que Verónica buscaba un sitio en el que se creara un textil de alta calidad; que las mujeres supieran tratarla y tejerla, y sobre todo, que en ese sitio del mundo hubiera altos índices de encarcelamiento femenino ligado a la pobreza extrema. Visitando el país por primera vez se dio cuenta de que las mujeres ingresaban a la cárcel por crímenes no violentos, relacionados a ignorancia o necesidades económicas y se pasaban el tiempo tejiendo pero sin salida para ellas mismas ni para sus creaciones. Aportándoles el know how y canal de distribución, tienen la posibilidad de romper el ciclo de pobreza y de tráfico de drogas que desemboca en unas tasas tan elevadas de encarcelamientos de mujeres en todo el mundo.

“Creemos en el poder de modelos de negocios sustentables dirigidos a cambios sociales y soluciones escalables. Hay algo muy digno en percibir personas calificadas en vez de verlas como víctimas que necesitan ayuda. Además, creando oportunidades para mujeres se ayuda a toda la familia.

Si aportamos capacitación y mercado podrán generar ganancias en el tiempo de su estancia en la cárcel, para asi ahorrar  y mantener a sus hijos hasta para su liberación”

Hablamos con Veronica sobre cómo es visitar una prisión por primera vez, romper el ciclo de pobreza y crear diseños daneses de calidad desde cárceles situadas en los Andes peruanos.

Veronica D’Souza, fundadora y CEO y Louise van Hauen, Directora creativa asociada.

¿Cómo acabaste visitando un programa de trabajo para presas en Kenia?
Estaba trabajando en Kenia para fundar otra compañía y básicamente sentía curiosidad por saber por qué se encarcela a las mujeres en África. Llamé a una prisión para mujeres y les pregunté si podía hacerles una visita. Fui allí y vi que las presas cosían y tejían cada día, pero no tenían un mercado donde vender sus productos. También estaba bastante claro que aquellas eran mujeres del pueblo y que la pobreza era el principal motivo por el que se encontraban allí. Entonces empecé a informarme acerca de qué países presentan esta conjunción entre algunos de los materiales de más alta calidad del mundo y unas elevadas tasas de encarcelamiento de mujeres debido a la pobreza. Perú produce una fantástica lana de alpaca y cuenta con tasas muy elevadas de reclusión de mujeres debido al tráfico de drogas, así que decidimos empezar en ese país.

¿Cómo fue la experiencia de visitar prisiones en Perú por primera vez? ¿En qué medida la situación era similar a la de Kenia?
Fui a Perú por primera vez en mi vida en abril de este año y visité cárceles de mujeres de todo el país. La situación era más o menos la misma que en Kenia, porque las mujeres ya tejían todos los días durante entre seis y ocho horas, pero no podían vender sus productos.

La mayoría conocían la alpaca y llevaban varias generaciones trabajando con ella. Decidimos empezar en las prisiones para mujeres de Cuzco, que está situado a gran altura en los Andes, porque de ahí es de donde procede la alpaca y muchas de las mujeres ya tenían experiencia trabajando con ella.

¿Puedes contarnos un poco acerca del ciclo de pobreza y cómo se relaciona con el tráfico de drogas y las elevadas tasas de encarcelamiento de mujeres?                                                           Me impactó mucho que el tráfico de drogas fuera la causa principal [de encarcelamiento]. En torno al 60 por ciento de las mujeres que van a prisión lo hacen por ser mulas de la droga. La gente va a las aldeas y escoge chicas pobres jóvenes, bonitas y embarazadas porque para ellas es más fácil pasar por la aduana. Reciben condenas de entre 10 y 15 años por [pasar] unos pocos gramos de cocaína. La mayoría tienen hijos. Es un ciclo de pobreza. Pero también los sistemas penitenciarios fomentan mucho que se brinde oportunidades a estas mujeres. Les encantaría poder ofrecerles trabajos mejores, pero necesitan ayuda por parte del sector privado, de modo que se mostraron muy abiertos ante la idea de nuestra colaboración.

Has mencionado en Kickstarter que a continuación planeas expandirte a la India. ¿Qué podemos esperar de ese proyecto?                                                                                                                        Una de las cosas más cruciales a la hora de crear estas colecciones es que nos centremos en lugares donde haya materias primas naturales de gran calidad. Para nosotros es muy importante ser respetuosos con dichos materiales y que lo que hagamos con ellos tenga cierto sentido, por eso empezamos creando este tipo de siluetas informales pero elegantes, de cortes suaves, que combinan sencillez y audacia. Para el siguiente proyecto nos vamos a centrar en las sedas. Este material de excelente calidad aplicado de forma casual puede servir tanto para una prenda elegante como para una informal. No vamos a trabajar con las fábricas más profesionales del mundo, vamos a trabajar dentro de las cárceles para mujeres, pero los cortes sencillos y potentes ofrecen un acabado realmente bello.

Me encanta el hecho de que cada mujer cosa su nombre en el interior de la prenda. ¿Qué significa eso para ellas?                                                                                                                                           Se sienten muy orgullosas de hacer algo con un significado y se muestran muy emocionadas con el hecho de que gente de todo el mundo quiera comprar ropa que están confeccionando ellas. El simple hecho de que nos preocupemos por ellas es algo importantísimo, es un gesto que les proporciona orgullo y dignidad. Por otra parte, algunas de ellas tienen familiares que no saben que están en la cárcel, de modo que en esos casos no usamos su nombre completo. La mayoría de estas mujeres tienen tres o cuatro nombres, así que usan solo los dos primeros. Para ellas es muy importante tener una identidad, pero también es importante proteger dicha identidad en determinadas ocasiones.

…………………………………………………………………….

Las acciones de Verónica para cambiar el mundo no se quedan allí: su currículum se asemeja a un think tank de propuestas de modelos de negocios con foco social, y es una verdadera usina de participaciones en proyectos relevantes.

_ Es creadora del proyecto “Ruby Cup”, un proyecto social con oficinas en Nairobi y Berlin, que se enfoca en las mujeres y niñas pobres que no pueden costear productos de higiene femenina, ofreciendo una copa menstrual:  un producto sustentable y saludable para atender esa necesidad. Lo hace además con un modelo de negocios inclusivo, fomentando el desarrollo financiero (venden también a todo el mundo) en un contexto de mejora social. Ha juntado capital con inversores ángeles, plataformas de financiación de tipo Kickstarter, y ha acumulado vasta experiencia en estrategias, desarrollo de negocios, marketing, alianzas y desarrollo de productos.

Ruby Cup ha sido ganador de The Global Social Entrepreneurship Competition 2012 (USA), Venture Cup 2012 (Dinamarca),  Sustainia100 Solution, Future Impact Award 2o premio 2012 (Suiza) y fue nominada al German Engagement Prize (2013)

_  Trabajó en colaboración con Rokoko una start up de base tecnológica entre cuyos aportes se encuentra el dispositivo PLAI (Psychiatric Live Animotion Intervention) para tratamiento de niños con autismo y otros espectros de desórdenes mentales por medio de la animación.

 _ Escribió una tesis ‘The Roadmap for Sustainable Leadership” o “El camino a un liderazgo sustentable”

Es además una oradora inspiracional, jurado en competencias de emprendedurismo, asesora de empresas y emprendedores sociales con foco en desarrollar modelos que obtengan ganancias al tiempo que logren propósitos comunitarios.

Su porfolio educativo se desplaza por el mundo:  Emprendimientos sociales del INSEAD Singapur, un MBA en Negocios y políticas en CBS Copenhague Business School y otro en Operaciones y Estrategias sustentables de Columbia Business School y estudios también en la UADE Argentina

Prison / break in cusco ? Haydee, Teofila and Esther #ourteam

A post shared by Carcel (@carcelclothing) on

Ready for the weekend ⚡️ #tgif #alpacalove

A post shared by Carcel (@carcelclothing) on

Hello. And #thankgoditsfriday, #ecofriendly, #hypoallergenic, #soft and #thermoregulating ?

A post shared by Carcel (@carcelclothing) on

Fuente: I-D, Vogue Mx, Glitsmx, Humanity in action, Linkedin, Infobae, Business Insider, Startup Europe News. The Independent.

 

 

 

 

 

Share This

Related Posts

Leave a Comment


dillards mens