Por Helena Viñuela

ARTISTAS AQUÍ Y AHORA

Entrevista a Fernando Sicco, Director del Espacio de Arte Contemporáneo,

con motivo de la inauguración de la Temporada 29.    

El Espacio de Arte Contemporáneo de Uruguay  inauguró su Temporada 29, la primera de las cuatro del año 2018, con variedad de propuestas inéditas de artistas nacionales y extranjeros.

El EAC es un proyecto singular en Uruguay y la región, que abrió las celdas de la excárcel de Miguelete en 2010 para la creación, exposición y desarrollo de residencias artísticas de artistas uruguayos y extranjeros. Un espacio que tiene  como preguntas  habituales para la guía de sus  prácticas cotidianas:

¿Importan los tintes locales de la producción artística en el mundo globalizado y en qué sentido?

¿Es importante, imperativo o indiferente que un artista se posicione con conciencia global en su accionar en el campo del arte?

¿Cuánto contribuyen los medios de producción y las vías de circulación de obras a delimitar lo que se entiende por arte contemporáneo?

Es en definitiva, un espacio de formación que recibe, trabaja, acompaña  y registra los procesos de artistas contemporáneos. Es donde dialoga la obra, el artista, el curador y el espectador. Es también, un recinto artístico germinal y preocupado por la investigación, el desarrollo y  la expansión del territorio cultural ciudadano, donde se busca la integración con instituciones afines dentro y fuera de fronteras, con las que propiciar la formación de redes, coproducciones e intercambios.

Fue con la visión del Director de Cultura Hugo Achugar (gestión 2008-2015) que el proyecto tomó  forma y  Fernando Sicco fue quien desde el inicio estuvo en el desarrollo del proyecto, los planos, obras y programas de transformación institucional.

Como un sueño, una utopía, poco a poco, aquel panóptico, del que versaba Michel Foucault en “Vigilar y Castigar” (1976), ubicado en  las calles Miguelete y Arenal Grande, se transformó y resignificó en un espacio de libertad,  exposición y producción de  arte.

…………………………………………………………………………………….

Helena Viñuela estuvo presente en el evento inaugural y conversa aqui con Fernando Sicco para Ministerio de Diseño:

Fernando cuéntanos ¿Qué se exhibe en la temporada 29 del Espacio de Arte Contemporáneo?

Como siempre en las temporadas del EAC las exposiciones que se incluyen son muy variadas: hay exhibiciones individuales y colectivas. En esta ocasión presentamos una muestra de 6 artistas que han sido seleccionados para el Premio Paul Cézanne, que otorga la Embajada de Francia y que consiste en una estadía de tres meses en Paris. Se seleccionaran tres proyectos y el 15 de marzo sabremos quienes son los ganadores.

Luego tenemos una nueva exposición de Juan Burgos, un destacado artista uruguayo  que tenemos el honor de recibir nuevamente, la última vez que él expuso fue aquí y ahora estamos exhibiendo sus últimas obras.

También presentamos a una artista argentina,  Julia Mensch, en cuya exposición “La Vida en Rojo”,  trabaja desde lo autobiográfico con relación al comunismo y a los países del socialismo real visto desde Argentina, su lugar de nacimiento.

Tenemos un fotógrafo argentino, Daniel Kiblisky, con quien seleccionamos fotografías de ámbitos legislativos, incluyendo Montevideo pero también en Argentina en algunas provincias y en Capital Federal. Lo peculiar de esto, es que además de la arquitectura legislativa en sí, también son todos ámbitos de decisión que en las fotografías aparecen vacíos. Se pone el acento en lo simbólico de esos espacios de representación y decisión.

Carola Moujan es uruguaya, radicada en Paris y presenta un proyecto interactivo en relación  al patrimonio de la ciudad, llamado “(RIP) Montevideo”, que pone en contraposición el estado patrimonial del pasado y el presente. Un trabajo que reflexiona sobre el patrimonio ciudadano. Es un proyecto bastante complejo y ambicioso, que tuvo una pequeña falla técnica hoy y no pudimos mostrarlo en su plenitud, porque lo que tienen los proyectos con tecnología es que a veces hasta que no se monta todo junto no se ve una dificultad que no se previó. Estamos acostumbrados a eso porque el EAC apuesta a acompañar los riesgos de los artistas  y sus exploraciones, así que es parte del juego trabajar mayormente o casi exclusivamente con artistas vivos apoyando las investigaciones que permitan abrir campos novedosos en el arte.

Hay un artista brasileño que se llama Felippe Moraes presentando una exposición denominada “Proporción”, donde juega con los mundos matemáticos y aritméticos, y con cómo los estándares de medida en general en la sociedad nos determinan también en la vida cotidiana. Es un juego entre lo estético y los sistemas de medida, las distancias, y las progresiones.

El colectivo argentino llamado Expediciones a Puerto Piojo trabaja con la poética de los lugares abandonados o perdidos en el imaginario social. Puerto Piojo era un lugar de veraneo cercano a Riachuelo en Bs. As. que ya no existe más, desde hace 30 años, no es una arqueología tan larga. Curiosamente cuando vinieron el año pasado y comenzaron la investigación y extrapolación a Uruguay, se me ocurrió ponerlos en contacto con Pablo Conde,  un artista uruguayo que trabaja con temáticas sobre el Río de la Plata y a través de él descubrieron que hay un Puerto Piojo en Montevideo. Se dio un dialogo muy interesante entre Montevideo y Buenos Aires, con una relación tan particular desde siempre.   

En el subsuelo tenemos una exposición de 14 artistas que participaron durante el año pasado de una clínica de obra, un taller de análisis de procesos y de proyectos en arte contemporáneo. Allí se presenta un formato muy interesante: una mezcla de trabajo de taller con seguimiento curatorial. El llamarlo clínica es algo muy rioplatense, creo que viene de la influencia del psicoanálisis, pero básicamente es un ámbito donde el artista puede, con otros y con un coordinador, reflexionar sobre sus preguntas, su modo de trabajo, sus propios proyectos de modo de potenciarlos, hacer más visibles sus cuestionamientos y potenciar las cosas sobre las que realmente quiere trabajar. No estaba previsto que hubiese una exposición al final porque no se trataba de construir necesariamente una obra, pero el proceso fue tan interesante que hacia fines del año pasado en conversación con el curador y los artistas llegamos a la idea de exponer los procesos tal cual están. Algunos llegaron a configurase como una obra, otros no, pero es parte de lo que nos interesa como institución: mostrar los procesos, su investigación y desarrollo. Eso es unos de los hitos de trabajar con la contemporaneidad, no somos un museo clásico, no sacamos obras de hace 200 años sino que estamos trabajando con artistas que están produciendo aquí y ahora.

¿Qué puedes contarnos acerca de los 10 años que prontamente celebra el EAC?

Tú fuiste uno de los fundadores iniciales, cuando el espacio comenzó bajo la dirección de Hugo Achugar en la Dirección Nacional de Cultura del Ministerio de Educación y Cultura del Uruguay, recuerdo verte llevar los planos, estar paso a paso en la construcción. Por un lado nos interesa conocer tu sentimiento a nivel de desarrollo personal con este proyecto, tu percepción como Director y desde el punto de vista cultural, qué significa la transformación simbólica de este espacio que está en permanente dialogo?

  más o menos mencionas todas las instancias que ha tenido este proceso. Yo tuve el privilegio de estar desde el principio,  cuando fui seleccionado para llevar adelante el proyecto de gestión. Fue un desafío enorme, de esas cosas que a nivel personal es un antes y un después. Porque yo venía de una experiencia artística personal, de trabajar en gestión cultural, pero más vinculado a las artes escénicas, y otros emprendimientos. Soy ese cocktail, soy psicólogo, vengo de varias vertientes y para mi este proyecto era un desafío que reunía todas esas potencialidades y capacidades de formaciones previas. Cuando se hizo el llamado recogí el guante entendiendo que era un proyecto muy complejo. Y entiendo que ha salido bastante bien, ha sido un ensayo muy profundo de poner en juego conceptos y éticas de trabajo con relación al arte.  Se aprende mucho del relacionamiento con los artistas, de hecho yo nunca había hecho curaduría y comencé porque el trabajo lo requirió. Si bien no soy un académico del arte, me sentí habilitado a encarar la curaduría desde mi experiencia como artista y desde mi formación en psicoanálisis, abordándola como acompañamiento de un proceso para que llegue a su mejor expresión.

No hace mucho agregamos el programa de residencias, el primero a nivel oficial en nuestro país.  

De cara a estos 10 años he estado reflexionando sobre todas esas líneas y he tenido mucha libertad para plantear lineamientos. Año a año hemos priorizado distintas líneas de trabajo y este 2018 pondremos el acento en la formación en curaduría. Estamos pensando en invitar a algunos de los curadores emergentes a acompañar los procesos de residencia que ocurrirán aquí de junio a noviembre. Para los artistas que vienen de afuera es necesario un interlocutor, y muchas veces tomo ese rol cuando se requiere, pero creo apropiado que haya otras opciones.

_ ¿Cómo ves el desarrollo de la estructura y red internacional de Uruguay con el arte? Ya hace cuatro años que tenemos Este Arte, ¿cómo percibís el posicionamiento internacional de nuestros artistas, las conexiones, y el diálogo con otras instituciones?

_ Separaría dos cosas, porque tu mencionas Este Arte que es una feria y para mí el EAC como institución del Estado tiene que desarrollarse con completa independencia del mercado. Existe una diferencia muy grande con una feria que se desarrolla en Punta del Este en enero. Nosotros tenemos que sostener todo el año una producción artística de calidad tomando riesgos que quizás el mercado no admite y exigiendo estándares éticos que también el mercado no respeta muchas veces. A nosotros no nos interesan las cotizaciones de los artistas, nos interesa que sean coherentes con sus principios, con las obras que quieren hacer, con las temáticas que quieren investigar, que sean auténticos más allá de si la obra vale un millón de dólares,  eso no interesa.    

El Estado tiene la obligación de ser garante de que los artistas se puedan desarrollar ignorando de algún modo el mercado. En esto yo sé que hay gente que puede discrepar, pero siempre estuve muy claro en ese sentido. El relacionamiento institucional del EAC es más con instituciones pares, con otros museos o con instituciones independientes. De hecho ahora estamos con un proyecto con el British Council, de intercambio con una residencia independiente que se llama Grand Union en Birmingham y eso viene evolucionando muy bien. Ahora vamos a recibir una curadora de Gales que va a tomar contacto con artistas uruguayos, ver sus portfolios y luego queremos ver la posibilidad si conseguimos financiamiento de llevar a los artistas para el exterior. También en Chile hicimos contacto con una residencia en Antofagasta y tenemos intenciones de enviar un artista para allí. El relacionamiento con este tipo de instituciones es fluido pero no tanto con las galerías ni  las ferias. Cuando tenemos contacto con una galería es porque representa a un artista que expone aquí y el propio artista le solicita el envío de una obra. Si bien hay galerías que trabajan con criterios muy amplios, nuestros objetivos son bien distintos. Si nosotros promovemos el trabajo de un artista al punto de que se hace muy famoso y en su galería cotiza mucho, mejor para él, fantástico, pero no es nunca nuestro objetivo.

¿Pero tienen dialogo con las ferias o presencia allí?

El EAC no. En realidad, en la primera edición de ESTE Arte la Dirección de Cultura apoyó y el EAC tuvo una presencia: llevamos publicaciones y un video pero solo en la primera edición. Ya en la segunda y la tercera no, de hecho hubo actitudes de la feria que no comparto: les prestamos varios equipos, dos televisores los devolvieron rotos y nunca los repusieron. No son en sí los dos televisores, es un ejemplo, lo que importa es la actitud. No se puede recurrir al apoyo del Estado cuando te conviene y después no responder por cosas como esas. Tenemos dos lógicas completamente distintas, aunque políticamente el gobierno entienda que debe seguir apoyando ese emprendimiento. En cambio con otras salas de acá como el Subte, nos prestamos equipamiento o con el Centro de Fotografía, y a nadie se le ocurre si se rompe algo no reponerlo. Es otra ética de trabajo y otros intereses completamente distintos. El mercado en el sentido más puro y duro del capitalismo y del neoliberalismo le hace daño al arte. No me interesa ese camino en absoluto. Nosotros estamos para apoyar artistas, siempre les pagamos o cubrimos costos, no son sumas extraordinarias pero siempre retribuimos y tratamos de que puedan trabajar y mostrar sus obras. Todo lo demás no nos interesa, el de la comercialización es otro territorio.

…………………………………………………………………………………….

Luego de nuestra charla con Fernando, entendemos que el Espacio de Arte contemporáneo se forja como espacio de reflexión y creación artística nacional con proyección internacional. En resonancia artística global más allá de las pequeñas celdas donde muchas veces exponen  los artistas, los limites y las dialécticas de los procesos metodológicas se ensanchan para aquellos que cruzan fronteras y arriban al EAC. Esperamos que prospere y la salida internacional de nuestros artistas a residencias  extranjeras se concreten y florezcan.

En esta temporada también se presenta el sexto volumen de la Colección EAC a la venta en el Museo para quienes quieran adquirirlo. El libro documenta parte importante de la evolución del programa de residencias, reseñas de exposiciones de artistas nacionales y extranjeros y el Proyecto “Nosotros y el Cine”,  una mirada desde el arte hacia el espacio cinematográfico, que pone el acento en los Directores de Arte. Es donde los artistas del cine nacional mostraron sus trabajos en el  ámbito del arte contemporáneo.    

Presenciamos una temporada contundente, innovadora  y fresca, que invitamos a recorrer. Contundente por la presencia de exhibiciones como la de Juan Burgos cuya trayectoria es indiscutida, por el diálogo entre artistas que comparten y analizan sus procesos de creación. Innovadora por las mujeres artistas que presentan trabajos que conjugan tecnología, ingeniería, patrimonio y memoria. Y fresca por la presencia de ideas novedosas, pequeñas creaciones deliciosas como las mochilas museos que estampan el juego femenino en la creación.

Los recomendados del Ministerio de Diseño son en esta Temporada 29 del EAC son:

1_“Cita en Samarra” de Juan Burgos, obra compuesta por collages inspirados en la parábola árabe sobre lo inevitable y lo ilusorio del libre albedrío. Contundente, intenso y profundo.

“Había en Bagdad un mercader que envió a su criado al mercado a comprar provisiones, y al rato el criado regresó pálido y tembloroso y dijo: Señor, cuando estaba en la plaza del mercado una mujer me hizo muecas entre la multitud y cuando me volví pude ver que era la Muerte. Me miró y me hizo un gesto de amenaza; por eso quiero que me prestes tu caballo para irme de la ciudad y escapar a mi sino. Me iré para Samarra y allí la Muerte no me encontrará. El mercader le prestó su caballo y el sirviente montó en él y le clavó las espuelas en los flancos huyendo a todo galope. Después el mercader se fue para la plaza y vio entre la muchedumbre a la Muerte, a quien le preguntó: ¿Por qué amenazaste a mi criado cuando lo viste esta mañana? No fue un gesto de amenaza, le contestó, sino un impulso de sorpresa. Me asombró verlo aquí en Bagdad, porque tengo una cita con él esta noche en Samarra”.  (Leyenda popular árabe)

2_ “Montevideo” de Carola Moujan una instalación  interactiva y participativa donde el visitante es invitado a quitar una hoja de un libro cuyas páginas revelan  imágenes del acervo patrimonial de Montevideo de ayer y de hoy. Donde ambas imágenes juegan un contrapunto de lo desaparecido o aquello que ha sido sustituido. La memoria como fuerza activa y un reclamo al alma y vitalidad de las ciudades.

3_ “Proyecto Ver en la Oscuridad” Gabriela Acha (Cordoba, Argentina) la producción de pequeñas mochilas – museos, que contienen objetos del Museo de Historia Natural. Artefactos móviles que recuperan la memoria y lugar de pertenencia de diversas mujeres.

EAC Horarios: Mie a Sab 14 a 20 hrs / Domingos de 11 a 17 hrs. Entrada libre y gratuita / Arenal Grande 1930 Montevideo

 

Tagged: arte, EAC , Montevideo

Share This

Related Posts

Leave a Comment


dillards mens