Loading...

En el marco del tour “Experiencias Urbanas” organizado por Ministerio de Diseño junto a Tati Paz PR & eventos, Banco Itaú y Jetmar Viajes que recorrió la primera semana de mayo varios lugares y eventos en New York, hubo también un día dedicado a la zona de los Hamptons.

La evolución desde mediados del 1600, de asentamiento de plantaciones a hoy en día como balneario de alta gama es parte de la historia de la zona: un conjunto de localidades al este de New York en Long Island donde se concentra el parque inmobiliario de mayor valor de Estados Unidos. Según un informe de la revista Forbes, el valor de venta promedio de las casas ronda los U$S 18 millones, y sin embargo la zona se ha logrado mantener fuera de  crecimientos exponenciales mediante normativas estrictas que regulan el cómo y cuánto se construye.

Un área que supo amalgamar lo bueno del pasado con la modernidad bien entendida y que reseñamos en esta nota hace unos meses. No hay a la vista cadenas de fast food sino restaurantes con fachadas típicas o posadas que mantienen el estilo tipo cottage neo inglés con espacios sociales ambientados divinamente. Tampoco  malls de gran escala sino callecitas con tiendas de antigüedades o galerías de arte que son una delicia recorrer al aire libre. Diseñadores como Aerin Lauder o Donna Karan tienen sus versiones de balneario de sus tiendas cosmopolitas en esta zona. El tiempo no ayudó pero igualmente permitió degustar la especialidad local, la “Clam Chowder Soup” (sopa de almejas) y apreciar la tranquilidad bucólica de las calles que desembocan casi inevitablemente en algún lago o en el océano.

Si bien la ebullición de actividad es en verano casi desde fines de mayo a setiembre, es también en invierno u otoño cuando cobra su valor de descanso del bullicio de la ciudad para algunos residentes o visitas de fines de semana donde se mezclan artistas o escritores con financistas, empresarios de alto perfil o diseñadores.

Para complementar la información y experiencia, es que consultamos a una de los mayores grupos inmobiliarios del país: Corcoran Group, que a través de su representante Timothy Davis hicieron posible la visita a dos propiedades, buques insignias de las de mayor valor en la zona. Mucho que elogiar en cuanto a su gestión: llamadas y mails respondidos al minuto, todos los datos al alcance de la mano, facilidad, disponibilidad y flexibilidad a la orden de un grupo de 20 personas que accedieron a visitar las propiedades donde se tomaron todas las medidas para hacer de la experiencia algo memorable: 2 personas disponibles para dar información y acompañar recorridos comentando instalaciones, comodidades y tecnologías aplicadas, protección para zapatos en el acceso, refrigerio y cookies dispuestos en la cocina y todo tipo de folletería y catálogos impresos para llevar.

El factor sorpresa es esencial en el rubro inmobiliario pero hay lugares y gestiones que potencian esa sensación de primer impacto al visitar una casa (o dos en este caso) ya desde su acceso. Si bien no son las comunes siquiera para la zona suponen una pauta de acceso e información de tecnologías y técnicas constructivas sumadas a terminaciones y detalles que superan lo habitual en otras latitudes.

_ Olde Towne Lane, Southampton

Construída en el año 2015 por el desarrollador reconocido localmente, John Kean, y decorada por la firma internacional Ingrao Inc presenta un exterior de cuidadísimo paisajismo y estética tradicional acorde al área, mientras que en su interior se manejaron pautas contemporáneas acordes a las necesidades de hoy en día.

2.100m2 distribuídos en 3 niveles y más, con 8 suites completas, casa de huéspedes, habitaciones de servicio, spa, gym, un cine, cava, cancha de bowling, garage para varios autos, cocina doméstica y otra profesional, cámara frigorífica, lavadero completo, baño para mascotas, y  en exteriores, una piscina, cancha de tenis y hasta un putting green en el rooftop de la propiedad.

Cerramientos automáticos en galerías exteriores o cortinas blackout invertidos para dar privacidad en áreas íntimas manteniendo luminosidad del ambiente, y un equipamiento de revista son otras de las exquisiteces con las que se promueve y venden estas propiedades.

_ 408 First Neck Lane, Southampton

“Location, location, location” reza el refran inmobiliario. Esta residencia parece poseer todos los requisitos para cotizar alto por su ubicación (120 mt de frente al Agawam Lake) y en una de las zonas de mayor valor comercial (First Neck Lane), su construcción en estilo normando que data de 1920 firmada por los arquitectos Polemus & Coffin, y por la renovación integral que la actualizó en los últimos años de la mano del estudio Ingrao con interiores contemporáneos de escala íntima y cálida aunque modernos.

Flanqueando un portón y un camino de manzanos en flor esta casa de casi un siglo de antigüedad y un valor de mercado de U$S 56 millones, es la viva demostración de la calidad constructiva, elegancia y posibilidades de las viviendas de otras épocas.

Esta vivienda estaba habitada, es decir que todos los detalles fueron cuidados al extremo atendiendo la percepción del visitante.

Mucho para aprender de gestión de venta inmobiliaria por estas latitudes donde quienes venden no tienen las propiedades limpias u ordenadas (no importa el tamaño o rango de precio de venta) , o quienes muestran no te dicen exacta la ubicación, no tienen la documentación completa o no atienden los fines de semana o en horarios fuera de laboral de oficina de los potenciales compradores. 

Gracias Tim Davis de The Corcoran Group quien coordinó la visita y Thomas quien nos acompañó en el recorrido de ambas residencias con profesionalismo y gentileza extremas!