Loading...
La clave por la cual algunas marcas locales trascienden en determinados nichos a nivel global está en el componente de una cuidada y a veces sutil pero presente identidad autóctona en el diseño, unido a una extrema calidad en la factura. En medio de globalidades transversales sin carácter específico, hay una demanda de esos objetos de diseño que cuentan historias y hablan de paisajes, fauna o flora lejanas. Hace poco, tratábamos el tema más extensivamente en esta nota.  Tal es el caso de firmas como La Dolfina, Aire del Sur, The Andes House, Fueguía o Gabriela Perezutti, la diseñadora uruguaya que triunfa en Japon o Estados Unidos con piezas con estampas de su madre andando a caballo en el campo, tejidos de lana merino o tapados de cueros de su Paysandú natal.
Si hablamos de riqueza mineral del país el norte y sus yacimientos de cuarzos y piedras preciosas, éstos son una fuente amplia de recursos, inversamente proporcional a la creatividad con que se los suele manufacturar, donde se abusa de figuras caprichosas, de dudoso gusto, con el agravante de estar en su mayoría destinado a souvenirs del país. Vaya forma de representarnos!
Por ello es que nos alegramos al descubrir en el horizonte un proyecto muy jóven de inminente lanzamiento: Estudio Tosca.
Hablamos con sus responsables dos diseñadores jóvenes con el compromiso de hacer funcionar una industria aportando valor, con piezas terminadas de calidad y dando trabajo al sector en la zona.

¿Quienes están detrás del proyecto, edad y qué formación o experiencia tienen?
Estudio Tosca está formado por Cecilia Casafúa, 30 años, Diseñadora Industrial Egresada del CDI actual EUCD, Escuela Universitaria Centro de Diseño y Alfonso Martinez, 29 años, Diseñador Industrial egresado de la misma escuela. Cecilia es docente de la EUCD, hace casi 10 años en la cátedra de diseño  y del Tecnólogo en Productos en gemas en la ciudad de Artigas hace tres años, también en la cátedra de diseño,  ha trabajado en varias empresas y estudios relacionados con el diseño de mobiliario y de objetos de decoración a nivel nacional e internacional. Alfonso trabajó casi 7 años como buyer internacional de una importante casa de decoración en Uruguay (Fez), estando a cargo del armado de las colecciones, estudiar tendencias internacionales, y participar en varias ferias alrededor del mundo.
Hace 10 meses fundamos Tosca, un estudio de diseño enfocado en el desarrollo de productos en piedras  preciosas uruguayas (ágatas, amatistas, jaspes y cuarzos). El trabajo de Cecilia  en la ciudad de Artigas, el acercamiento con el material, su conocimiento en cuanto a las posibilidades productivas, junto a la experiencia en mercados internacionales de Alfonso, su visión estética y entendimiento de las tendencias en relación al diseño de interiores, hicieron que nos asociemos para desarrollar este proyecto. Entendemos que la piedra tiene posibilidades infinitas y que en Uruguay no estan explotadas al cien por ciento. Sabemos que las piedras uruguayas son de las mejores del mundo, junto a Brasil, Rusia, pero acá no se reconoce el verdadero valor de las mismas.  El Estudio busca valorizar una materia prima nacional, convirtiéndola en un producto de alto valor agregado, competitivos en mercados internacionales.
¿Desde cuándo están en el mercado y si aun no, cuándo lanzan?
Estamos trabajando en Tosca formalmente  desde enero del 2017 y lanzamos nuestra primera colección en setiembre.
¿La idea es trabajar siempre en base a piedra o es una línea posible de varios tipos de productos en otras estéticas o materiales?
Nuestro diferencial es la piedra, entendemos que es un material que tiene muchísimo potencial, es una materia prima nacional y la queremos valorizar lo más posible.
Nuestra primera colección es de piedra y metal, y así  nos gustaría trabajar siempre aunque no descartamos para nada  la posibilidad de investigar con otros materiales que sigan la línea conceptual y estética de TOSCA, pero siempre vinculándolos con el material piedra, ya sea desde el producto en sí mismo como desde una línea de productos.
¿Van a tener taller, showroom, venta online o con qué modalidad van a trabajar?
En principio vamos a lanzar venta vía web y vamos a tener los productos en algunos lugares, en Montevideo y en Punta del Este pero aun no tenemos 100 por ciento confirmado donde.
Nuestros proveedores están en el departamento de Artigas, tenemos pensado en un futuro montar taller pero sería allá, en el norte. Queremos trabajar en conjunto con la colectividad de artesanos y promover el desarrollo local en esa ciudad que es donde está la materia prima y donde están las personas que saben trabajarla. No descartamos la posibilidad de tener un pequeño taller en Montevideo donde podamos trabajar nosotros en prototipados rápidos, en investigación, pero la producción queremos que se siga desarrollando en el norte del país.

¿Se pueden adaptar terminaciones o materiales o es según propuestas de ustedes?
El estudio está abierto a todo tipo de propuestas y propone el desarrollo de productos en piedra, pero también tenemos propuestas de proyectos colaborativo con otros estudios y algunas empresas que nos han pedido que le realicemos trabajos, como por ejemplo regalos institucionales.
La piedra es un material muy especial, tiene ciertas limitaciones a nivel productivo, no es tan versátil como la madera u otros materiales más conocidos, por eso no es que se pueda hacer ¨de todo¨con ella. A nivel internacional, existen ciertas tecnologías que hacen que se pueda tener mejor alcance a nivel de morfología, terminaciones, etc., pero en Uruguay todavía no estamos tan interiorizados con estas tecnologías. Tosca está trabajando para en un futuro cercano poder importar ciertas maquinarias que nos permitan crecer en este sentido ya que una de las líneas del estudio también es la investigación y en futuro poder innovar mucho más,  pero ahora estamos trabajando más que nada con la tecnología que tenemos. Más allá de esto, siempre tratamos con cada producto o proyecto desafiarnos e intentar ir un poco más allá desarrollando cosas nuevas, dentro de las posibilidades que nos dan las condiciones actuales.

¿Trabajan en forma estable con un taller o cantera o cómo es la vinculación con la extracción? La iniciativa fue de ustedes y eligieron proveedor o alguna empresa saco un canal de re utilización de excedentes por así decirlo?
Nosotros tenemos nuestros proveedores, en Artigas trabajamos comprándole piedra a las canteras y trabajamos con artesanos y talleristas de allá en lo que a la piedra se refiere. En Montevideo trabajamos con dos proveedores, uno de ellos, Federico Tulipano, es joyero y experto en piedras y recientemente se integró al equipo Matilde Fierro, joyera, carpintera y diseñadora industrial. Ellos se encargan de la parte de metal y próximamente otros materiales.  Somos un equipo heterogéneo pero con un claro punto en común y es eso lo que hace que el estudio esté funcionando.
La iniciativa fue nuestra (de Alfonso y Cecilia)  y nosotros nos acercamos a ellos, nos costó conseguir gente que se entusiasme con el proyecto y se apropie de él como lo hicimos nosotros. Recién ahora, diez meses después de arrancar, podemos decir que tenemos un equipo armado.
¿Cuántos productos tienen inicialmente y qué concepto tienen detrás?
Tenemos nuestra primera línea que se llama PRIMA. Está compuesta por  5 productos realizados en piedra y bronce. Con esta primera colección quisimos valorar cien por ciento la piedra, que sea la protagonista de la colección. Son productos para el hogar; candelabros, servilleteros, luminarias,  y tenemos en proceso de desarrollo otros objetos.

Son productos con una fuerte presencia estética, y es lo que buscamos, que llamen la atención, que además de tener una función hagan la diferencia en el ambiente donde estén. Quisimos generar productos que den a conocer el material y sacar del imaginario colectivo que con la piedra uruguaya ¨siempre se hace lo mismo¨ . Buscamos que las terminaciones sean perfectas y prolijas, que las piedras tengan un pulido óptimo y que sean piezas casi esculturales. El metal tiene que tener la presencia justa y necesaria sin sacarle protagonismo al material principal. Nuestro diferencial es que cada producto es único, no existen dos piedras iguales lo  que hace que no haya dos productos iguales y por ende cada cliente tiene una pieza única en su casa.
¿En qué referencias se inspiran para diseñarlos?
En realidad lo que estamos buscando todo el tiempo, y es en eso que Alfonso se especializa y tiene mucha experiencia, es en buscar las tendencias internacionales de diseño de interiores. Intentamos diseñar en función de lo que consume el mercado al que apuntamos tanto local como internacional. Obviamente podríamos nombrar muchos diseñadores, o corrientes que nos encantan, como por ejemplo el Art Déco, y Tosca tiene algo de eso, pero estaríamos mintiendo si decimos que tenemos como línea de trabajo el Art Déco porque nosotros diseñamos para cubrir un nicho de mercado específico y es desde ahí  que nace nuestra inspiración.

¿Qué planes tienen para el proyecto en el futuro?
Apuntamos a internacionalizar el Estudio e ir más allá de los mercados con los que trabaja hoy en día la minería uruguaya (China y EEUU), queremos entrar en América Central, Europa y Medio Oriente y esto pretendemos que suceda en un futuro no muy lejano. Estamos empezando vincularnos con estudios y casas de decoración dentro y fuera de la región, apuntando a un público internacional. Para el año que viene tenemos algunos viajes planeados, visitar algunos potenciales clientes y ferias. También quisiéramos  montar un taller en Artigas y aumentar nuestra capacidad productiva. Otra variable es que el estudio tiene como línea de trabajo  la investigación del material; para ello necesitamos invertir en tecnología, que hoy en día no existe en nuestro país y para eso estamos tratando de vincularnos con algunos instrumentos del Estado para el financiamiento en compra de tecnología.
¿Hay una estrategia de componente de empresa social como fomentar el trabajo de pequeños artesanos u operarios en Artigas o cómo es el vínculo con la minería del lugar?
Históricamente en Artigas, y hasta le día de hoy, la cadena siempre estuvo muy polarizada, es decir,  por un lado tenemos la industria extractiva, que lo que saca el recurso y lo vende a grandes mercados como China y Estados Unidos, y por otro lado los pequeños artesanos y/o talleristas que son los que trabajan el material, a un nivel muy primario. Esto de muy primario lo decimos con mucho respeto, y desde el lugar de las posibilidades más que nada a nivel tecnológico con las que cuentan.
Por otro lado tenemos esta situación muy del país de no darle el verdadero valor que tiene la piedra, lo que ha llevado a que poco a poco el oficio del laboreo de la piedra se esté perdiendo. Cada vez son menos los artesanos y talleristas que trabajan, cada vez la profesión se está divulgando menos y cada vez son menos las personas entusiasmadas por trabajar en este material. Por suerte, desde hace unos pocos años, el Ministerio de Industrias está apuntalando muy fuerte el desarrollo local de Artigas desde el trabajo de la piedra, tanto a nivel de la minería como industria extractiva, como a nivel de los actores que trabajan a menor escala (los artesanos y talleristas),  trabajando en capacitaciones, formas de asociarse, mejora en las condiciones de trabajo, visitas a ferias internacionales e instrumentos para apuntar al desarrollo local. También se creó hace un tiempo el Consejo Sectorial de Piedra que reúne a todos los actores relacionados con la piedra. También la UTU hace unos años creó el tecnólogo en producto en gemas, una carrera técnica terciaria que lo que busca es  formar profesionales que sean capaces de trabajar la piedra , de poder generar valor agregado a esos productos, se trabaja desde la base del diseño (tiene una carga alta de horas en taller de diseño) y una formación en gestión de emprendimiento que forma al estudiante  más a nivel empresarial, y los acerca a cómo presentarse para conseguir fondos, como armar una empresa, cómo escribir un proyecto etc.

Tosca puntualmente quiere trabajar con la premisa de poder tener su producción en el norte del país, queremos trabajar con los artesanos de allá, que son los que verdaderamente conocen el material. Nuestro ideal sería poder montar taller, pero también hay proyectos de trabajar de forma colaborativa con los distintos actores.

SERVILLETERO – NAPKIN HOLDER 🔮#tableware #designuy #homedecor #napkin

A post shared by Estudio Tosca (@estudiotosca) on

El estudio se viene con todo! #designuy #stones #productdesign #innovation

A post shared by Estudio Tosca (@estudiotosca) on

A

A post shared by Estudio Tosca (@estudiotosca) on

COMING SOON. #decoration #designproduct #stone #homedecor #agathe

A post shared by Estudio Tosca (@estudiotosca) on

Va siendo hora de cambiar la pisada sobre la imágen del país en souvenirs,  la concepción de algunos regalos corporativos o incluso regalos personales en ocasiones especiales. Hé aquí una oportunidad ideal de hacerlo con un objeto de diseño pensado, enmarcado en un proyecto de revitalización de una industria nacional, únicos en su confección y más que interesantes en su concepción. Más allá de gustos personales, suponen un gran avance en el estandard de estética y referencias de manufactura de una materia prima abundante en nuestro país y muy sub utilizada.