Tres personalidades reconocidas en sus rubros: Lapo Elkann, Michele de Lucchi y Carlo Cracco crearon un espacio tan atractivo para arquitectos como para amantes de la gastronomía o los autos.

Garage Italia Custom es un espacio cultural de 1.700m2 donde puede experimentarse con excelencia algunas de las pasiones más tradicionales de la ciudad. Ubicado el Piazza Accursio la esquina es un símbolo del renacimiento industrial post guerra: una estación Agip prevista por Enrico Mattei, padre del milagro económico italiano, obra del arquitecto Mario Bacciocchi en 1952. Con forma aerodinámica “Streamline style”  enfatizada por un volado envolvente, esta ubicada en la confluencia entre dos calles que llevaban a la autopista hacia los lagos, que de hecho fue una de las primeras autopistas del mundo.

En el proyecto de restauración de la propiedad que contaba con más de 20 años de abandono intervino  el diseñador italiano Michele De Lucchi  (entre otros méritos, ganador del premio Compasso d’Oro como el “padre” de la  Tolomeo lamp  de Artemide)  el renombrado chef  Carlo Cracco,  diseñando el menú y Lapo Elkann  con su interpretación personal y contemporánea de la tradición impuesta por su tatarabuelo Giovanni Agnelli, fundador de la fábrica FIAT.

Inaugurado en noviembre de 2017, el acceso  hace inevitablemente elevar la mirada hacia un cielorraso con una suerte de “Nube” de más de 1000 modelos de automóviles. En planta baja un bar con un mostrador con terminación “rojo Garage Italia” un tono  de laca patentado y personalizado.

El staff usa trajes de competencia Sparco divididos en azules para el salon y rojos para el bar. No podía faltar el rincón para merchandising y piezas firmadas por grandes nombres del automovilismo.

El centro es una biblioteca de materiales que presenta infinidad de colores para carrocerías, tapizados y accesorios para personalizar autos, barcos o aviones. Esto permite armar un vehículo como si fuera un traje a medida, respetando herencia de marca, historial o mecánica.

Pero Garage Italia se trata ante todo de una experiencia donde por ejemplo puede vivir un momento en un simulador de Ferrari cuyos tapizados remiten a los primeros modelos de la marca, puede sentir el  ruido del encendido  de los 12 cilindros, o incluso si debe usar el baño apreciará detalles de los yachts Riva en versión vintage para damas y contemporáneos para caballeros.

El restaurante en el primer piso, además de contar con ventanales todo a lo largo tiene en su cielorraso…un circuito de Fórmula 1. En el centro, una Ferrari 250 GTO  rodeada de asientos especialmente diseñados por Cassina con colores y símbolos del mundo de las carreras de autos, equipados con cargadores de celulares y laptops. Las luminarias que descienden del techo fueron hechas con silenciadores.

El restaurante, es comandado por el multipremiado Chef Michelin Carlo Cracco y operado por el joven chef Gabriele Faggionato. Los platos son llamados según circuitos de carreras o piezas de motores. Puede ordenar un Millemiglia, Maranello, un Ayrton Senna o por ejemplo los Tortellini Enzo Ferrari.

En la terraza, equipamiento de Unopiú… y una avioneta customizada.

Pueden conocer más acerca de la idea de Garage Italia  y de la vida de Lapo Elkann en esta nota. 

 

 

 


dillards mens