La mayor colectividad japonesa fuera de su país natal se encuentra en Brasil. 1.500.000 personas cuyos ancestros emigraron a principios del siglo pasado son la razón de un intercambio cultural  intensivo entre ambas naciones en múltiples expresiones y formatos, en ambos sentidos.

En este contexto se inauguró en mayo de 2017 Japan house São Paulo , un espacio para difusión de la cultura japonesa (tradicional y contemporánea) que ya contaba con sedes en Londres y los Ángeles.

Obra del arquitecto nipón Kengo Kuma, la fachada se distingue en el paisaje urbano de la Avenida Paulista número 52, con un entramado de maderas centenarias  de hinoki traídas de Japón como un tributo a la tradición, precisión y delicadeza, ensambladas en el lugar con artesanos especializados en el arte del encastre que data  de unos 300 años.  El hinoki es un árbol que demora unos 80 años en llegar a su vida adulta, cuya madera tiene una textura y aroma especiales, es una de las más apreciadas en Japón y su uso es reservado para templos religiosos. Al introducirlo en esta obra, se intenta elevar a otra dimensión la propuesta, ofreciendo a los brasileros la esencia del espíritu japonés.

La inspiración para esa fachada surgió luego de una visita de Kuma al Pabellón japonés del Parque de Ibirapuera, también construído con hinoki y técnicas de encastre hace más de 60 años, firmado por Sutemi Horiguchi, co fundador del primer movimiento de Arquitectura moderna en Japón, maestro de un mentor de Kuma con lo que el ADN de ambos proyectos está entrelazado.

Detrás asoma un edificio de arquitectura  moderna brasilera: 2500m2  existentes que fueron reformulados e interactúan como metáfora del encuentro de dos mundos, épocas y culturas.   Kuma, que  se caracteriza también por el uso de materiales o técnicas locales en sus proyectos internacionales ha introducido unos bloques de concreto que revisten el segundo cuerpo del edificio y son característicos de la arquitectura brasilera de los años ´30.

En los interiores introdujo otra técnica japonesa para paneles divisorios, realizados con papel artesanal llamado washi.

En Japan House se desarrollan actividades como  exposiciones, workshops, muestras de tecnología, artes tradicionales, gastronomía, encuentros de negocios, estudios académicos, temáticos o turísticos. Tiene también una mediateca, un café  y una tienda  con el slogan ” Leve um pedacinho do Japão para casa”, donde pueden encontrarse piezas de artistas como Masanobu Ando, Kazumi Tsuji, Ryuji Mitani o Myoto Akagi.

 

 


dillards mens