Loading...

Pierina Lanzaro y Maxime Degroote tienen 39 y 31 años respectivamente y son la fuerza impulsora detrás de Mercado Ferrando, el nuevo punto de encuentro comercial, gastronómico, social y cultural que abrirá sus puertas en Montevideo el próximo mes de noviembre.

El lugar promete, desde su sitio web “Ser una selección de propuestas locales con mentalidad global. Cocineros, productos locales, emprendedores, curiosos, exploradores, todos conectando y construyendo una comunidad sensible y atenta a lo que come. Un lugar vibrante y colorido para explorar a través de la comida propuestas locales, auténticas y alineadas con la tendencia global.”

Pierina, de nacionalidad uruguaya  y Maxime, belga,  se conocieron en Dublin hace varios años de visita en casa de amigos comunes. Ella había tenido experiencia en proyectos vinculados a la gastronomía con Topf, un club de cenas a puertas cerradas, y él vino al país hace 10 años, siguiendo un negocio familiar en la construcción y con estudios de Arquitectura en su haber. Maxime iba a clases en frente al edificio y lo miraba con interés imaginando ya ese tipo de destino. Cuando lo vio a la venta, acudió a Pierina en busca de consulta y referencia en plaza. Así nació la idea y la encaminaron entre ambos hacia el 2014 dividiéndose roles de dirección de proyecto y obras para él y comercialización y curaduría del contenido general para ella. El local cuenta con una estructura de tipo galpón con cerchas metálicas y una fachada que dio nombre al proyecto, aún con señalización de la empresa Pablo Ferrando, que tenía una división de elaboración de muebles asépticos en este lugar.

Así se redondeó el concepto que tenía dos canales de acción: el generar un espacio como un mercado, en cuanto a la venta de productos, encuentro social y eventos culturales, pero también es una oportunidad infinita en cuanto a recuperar un edificio para el barrio y la ciudad, tener una propuesta sustentable y a largo plazo, e imprimirle esa memoria con la que viene cargado para su identidad y comunicación diferenciada. Hacen hincapié en un extremo cuidado en el desarrollo del proyecto, el diseño, incorporación de instalaciones flexibles y también en la selección y pautas para los arrendatarios de los espacios de forma de respetar los lineamientos conceptuales del tema.

El lugar funcionará en 2.200m2 distribuídos en un espacio de recepción hacia la calle Chaná con puestos pequeños de venta de productos, una gran nave central con doble altura donde se ubicará la plaza de comidas: los espacios de mesas para degustar lo que se compre en los resturantes ubicados en el perímetro. Más atrás un patio equipado con decks escalonados y muros verdes, más una futura sala de conciertos y espectáculos. Hacia la calle Joaquín de Salterain estará ubicado un parking con capacidad para 50 vehículos que en una etapa posterior podrán tener sistemas de racks elevados para optimizar aprovechamiento del espacio. Como transición hay un sector de personal con baños, vestuarios y una cámara de frío que se arrendará a los operadores del lugar. En Planta Alta tendrá restaurantes de mayor área y espacios propios de mesas con vistas hacia el centro, así como un balcón hacia el patio verde posterior.

El proyecto, en el que colaboró la firma local de arquitectura Hejme ya tiene un 35% de ocupación, otro 35% en negociaciones y para su apertura habrá insumido 2 años de obras con un promedio de 8 personas estables, al mando de Maxime. “Esto no hubiera sido posible con una constructora tradicional. El nivel de detalles exigido y las previsiones de instalaciones o terminaciones las controlé personalmente. Desde el tono de madera de los listones del techo que no nos conformaron y se hicieron teñir para lograr el contraste adecuado (9.000 listones de eucaliptus cuya colocación insumió 2 meses completos), al reciclaje de un entrepiso que paso a conformar un revestimiento acústico texturado, pensar al milímetro toda la carpintería de hierro o madera del lugar, investigar cuáles eran las mejores opciones de aislante térmico y acústico o la exquisitez de diseñar las tapas de las cámaras de sanitaria o eléctrica del lugar con una gráfica relacionada al logo fueron procesos que implicaron que el presupuesto se adecuara a la obra y no a la inversa”.  Casi todo es suministrado por proveedores locales pero detalles como el revestimiento de lana de roca seleccionado lo trajo Maxime de Europa especialmente.

Nunca tan bienvenidas ese tipo de atenciones en un rubro donde el 95% de los locales gastronómicos no prestan atención a detalles, incluso en aquellos de grandes inversiones. La cubierta general de chapa fue revestida con material aislante, luego una tela también de amortiguación acústica  y finalmente los listones decorativos. “De esa forma el ruido generado en planta baja cuando sube no rebota en el cielorraso”.

Los espacios están modulados y se venden fraccionados o como múltiplos pero cada uno de ellos cuentan con tomas de extracción de humos y olores individuales centralizados, aire acondicionado, un sector  con acometidas de eléctrica, gas, datos, fibra óptica y sanitaria con agua caliente cuya fuente de energía son paneles solares.  Por encima de la losa del entrepiso corre un piso técnico que alberga todas las instalaciones de forma prolija. La carpintería de hierro de barandas o aberturas tienen una configuración especial lejos de lo estandard. Además de dos escaleras, hay un ascensor vidriado que da continuidad desde el primer al último espacio para discapacitados.

No divulgan inversión económica pero tampoco intervinieron las usuales agencias de promoción o financiación de proyectos, únicamente ingresó como Proyecto de Inversión en el Ministerio de Economía. Es todo iniciativa y fondos privados personales. Desde que iniciaron una difusión muy discreta instalaron las expectativas y reciben continuamente correos y solicitudes de potenciales clientes. Pierina comenta “No aspiramos a cantidad sino a una alineación con el proyecto y que sumen propuestas innovadoras. A quienes se interesan o quienes seleccionamos les pedimos renders, pautas de funcionamiento y layout operativo, en función de lo cual decidimos la incorporación. Nos preocupa el contenido tanto como la envolvente”

Si bien hay una visión muy clara del proyecto y una centralización de funciones, también han delegado algunos temas. Así, el logo fue creado por Santiago Velazco, las ilustraciones de la web por Luis Bellagamba, la comunicación estratégica por Martina Capó y Damian Montañez , y la interlocución con la prensa, está en manos de la Agencia Mamba

No lo concebimos estrictamente como atracción turística si bien pueda serlo. El público al que apuntamos – cuenta Pierina- es de 20 a 65 años, o el de la comunidad de extranjeros residentes en el país. El dato no menor que en el año 2016 se hayan expedido más solicitudes de residencia que partidas de nacimiento es algo elocuente y nos dice mucho en ese sentido, también en cuanto a una demanda de mayor variación de oferta. Puede ser un lugar ideal para encontrarse a almorzar con amigos o tomar un café a la tarde, after hours y extenderlo con una cena o compra de algun regalo para un amigo aficionado a la gastronomía.

Sin dudas este proyecto no hubiera sido posible hace 5 o 10 años: éste es el momento indicado de efervescencia de cultura y consumo gastronómico en la ciudad que permiten la convivencia de proyectos jóvenes individuales que intentan dejar su marca y hacer diferencias en pequeña escala y este tipo de iniciativas vinculadas a una macro gestión cultural y comercial de nicho pero cada vez con más adeptos.

Son conscientes del camino no del todo grato que implica este tipo de elecciones, apostando a un reciclaje en gran escala, manteniendo la fachada, envolvente e historia particular del lugar. Ese valor es intransferible y seguramente lo optimizarán más adelante con eventos o muestras. “Queríamos hacer un aporte a la ciudad, no solo construir y hacer negocios y ésta es una oportunidad singular dictada por los muros y el pasado. Ya hemos interactuado con la firma Pablo Ferrando que conserva archivos y piezas de esa época y hasta en redes sociales se ha acercado gente que trabajó en el lugar, con todo eso seguramente hagamos algo especial” culmina Degroote.

La memoria e historia del lugar es un valor que permite apropiación por parte de quien respete el lugar y lo ocupe con un respeto y sensibilidad acorde. Para aquellos que transiten ese camino, el valor de su marca seguramente logre posicionarse con un diferencial alto con respecto a otros que lo ignoren, y en esta época basada en experiencias es sin dudas un mérito no menor.

Mercado Ferrando   |   Chaná 2120, Montevideo   |   Horario previsto: 11am a 1am