Loading...

Sólo la primera semana de diciembre es cuando en Miami se alinean planetas varios: el de la instalación de una exposición internacional de arte contemporáneo protagonista como Art Basel, y más de 30 satélites en distintos barrios de la ciudad, la feria Design/miami, de Diseño Interior de los mejores exponentes desde clásicos modernos hasta vanguardias, eventos en infinidad de locaciones, lanzamientos de productos, desarrollos inmobiliarios de firmas de arquitectos de primera línea, museos con muestras, fiestas, paseos, y muchísimo más.

Esa vibra que poseen las ciudades cuando reciben miles de turistas de todas partes del mundo y las marcas internacionales así como los locales capitalizan con agendas cada una  más estimulante que la otra. Es así que uno puede cruzarse perfectamente con Piero Lissoni o Karim Rashid recorriendo una exposición, a Alan Faena celebrando su cumpleaños o acceder a demostraciones o eventos privados… planificados o no tanto y una infinidad de personajes. Se ven los coleccionistas verdaderos (los que concretan transacciones multimillonarias) , actores, empresarios, fashionistas, artistas emergentes o diseñadores que van a llamar la atención con sus productos y todo amante del diseño, moda, publicidad, o actualidad que pueda preciarse debe decir presente en esas fechas.

Hace 3 o 4 años supe de esta singularidad cuando seguía  a  varias personalidades referentes internacionales en distintos rubros y en esa semana todos parecían coincidir en Miami no importa de dónde procedieran, compartiendo los más increíbles entornos, paisajes o eventos. Ahi pasaba algo y yo tenía que saber qué era: al investigar resultaba en tal despliegue de actividades que sin dudas suponía un posicionamiento de la ciudad mucho más allá de la imágen habitual de playa y shopping.

En una asociación sin precedentes,  Jetmar Viajes, Banco Itaú,  Tati Paz PR y Ministerio de Diseño organizaron  el circuito de experiencias para 12 personas que vivieron la experiencia de su vida: muchos incluso viajeros frecuentes y a esa misma ciudad que descubrieron con otros ojos.

La alternancia y el equilibrio de distintas temáticas en un mismo día como arquitectura de autor, gastronomía, cultura, eventos, diseño, arte contemporáneo, y hasta un evento diseñado exclusivamente para el grupo en el lugar de moda y referente local fueron clave para desarrollar una semana  llena de sorpresas, cambios de ritmo, y exploraciones urbanas  con mucho contenido y memorables en todo sentido. La conformación de un grupo humano increíble hizo mucho para que el resultado fuera unánimemente elogiado y vivido de forma muy especial.

Algo de lo vivido con distintos escenarios:

_ Arquitectura de autor:

En Miami se instalan día a día obras de todos los estudios internacionales de primera línea: Zaha Hadid, Norman Foster, BIG, Herzog & de Meuron son algunos de ellos.

La estructura ondulante de Zaha, el Edificio residencial de Foster dentro del Faena District, (el toque de sobriedad en medio de una sobredosis kitsch). el Faena Forum de Rem Kolhaas, el Museo PAMM (con exteriores de vistas increíbles a la bahía, y equipamiento urbano y entorno como para quedarse la mañana entera) o el Parking 1111 de Herzog & de Meuron (desde donde se tienen una de las mejores vistas del centro de Miami Beach) fueron visitados, recorridos  y admirados.

 

_ Museos

El Museo Pamm fue un punto alto coincidiendo con una mega muestra de Julio le Parc: interactivo, fascinante, cinético y genial, como estar en un parque de diversiones por un rato.

_ Fundaciones /Colecciones particulares

Hay 4 o 5 lugares relevantes propiedad de familias que poseen colecciones de arte particulares en edificios que van desde galpones que no anuncian nada desde afuera, o ex depósitos de la DEA a fachadas con mosaicos imitando junglas: son las fundaciones Margullies, De La Cruz, Rubell o CIFo, todas ellas abren al público y pueden recorrerse en menor escala que museos tradicionales pero con piezas tan o más relevantes: Richard Serra, frank Stella, Henry Moore, De Kooning, Olafur Eliasson o cualquiera de ese calibre puede estar presente en esos espacios y uno se siente francamente privilegiado de poder acceder a ello, generalmente en forma gratuita en estos casos.

Interactuar de primera mano con el artista Fernando Bottero charlando con la dueña de la Fundación Cisneros o cruzarse allí adentro con Piero Lissoni y tener unas palabras con él son momentos únicos que se suman al recorrido.

_ Eventos

Qué hacen en Miami cuando deben vender una mansión contemporánea de 30 millones de dólares? Se asocian con un astillero italiano de primera línea como San Lorenzo, amarran un yacht de valor similar  a la casa, lo equipan con obras de arte como Lucio Fontana y otros, sirven champagne con mozos italianos que parecen salidos de Vogue, y uno pasa la tarde con vistas al canal, recorriendo una casa de revista y soñando que está dando una fiesta para varios amigos.

En otro momento la casualidad quiere que el hotel sea vecino al de Faena y se escuche a Madonna en un recital privado en una gala a beneficio donde las mesas iban de 5.000 a 50.000 dólares. Igualmente el acceso a los espacios públicos por suerte no tienen costo y se puede disfrutar un trago en el bar escuchando una banda de Jazz, coincidir con Faena celebrando su cumpleaños o acceder a la fiesta en el super duomo instalado en la playa con proyecciones multimedia.

Como evento VIP se organiza en Quinto la Huella en Brickell City Center, un encuentro de artistas con Piero y Pablo Atchugarry, Lara campiglia y la fotógrafa Anita Andrade: un coktail vip y cena posterior mientras se interactúa mano a mano con los artistas

La inauguración oficial de Art Basel en el Lincoln Park con esculturas, bandas en vivo y una suerte de discoteca con drag queens y performers al ritmo de música disco no es algo de todos los días. Una chill/grill Limo : una limosina recuperada en cuyo capó se cocinaban hamburguesas en un grill y su valija era un refrigerador para cervezas: más cool imposible.

_ Gastronomía

El restaurante Juvia, en un rooftop en pleno Lincoln, Junto al edificio de H&deM, el brunch de los sábados y domingos en Cecconi´s donde se da cita todo el fashion world de Miami con un buffet espectacular, comer cangrejo y tomates verdes fritos en Joe´s Stone Crab

_ Hotelería

No se puede cenar o quedarse en todos lados , pero sí se pueden visitar y eventualmente tomarse un trago: la recorrida por los halls y restaurantes de los hoteles boutique de la Lincoln y otras zonas son un must que uno no debe perderse: El Faena, El SLS, el Delano, el Raleigh, el Setai, el Standard o el Mandarin Oriental, sede del restaurante de Gastón Acurio son varias de las escalas.

_ Parques y paseos

La New World Symphony usualmente interrumpe su calendario de actividades en su sala principal pero por suerte propone el Wall Cast: Una función de cine (realmente es lo de menos qué muestren) donde reparten reposeras acolchonadas donde uno se tira (ideal luego de largas caminatas) y ve la función con un sonido envolvente procedente de estructuras ondulantes que envuelven el parque donde estan alojados los parlantes: eso garantiza una calidad de sonido similar a la de la sala principal. Si tiene suerte y viene en auto parado en el semáforo puede disfrutarlo unos segundos también.

La rambla perimetral y terrazas del museo PAMM es otra belleza que posee hamacas diseñadas por los hermanos Bourullec de una comodidad extrema y con vistas espectaculares.

El Jardín Botánico, una delicia de verde para reponer energías frente al Miami Convention Center.

Paralela a la Collins, entre la playa y los jardines posteriores de los hoteles hay una ramblita genial que por momentos serpentea por momentos es recta, a veces es deck de madera otras de piedras, con sombra o sol y equipamiento urbano de primera, vistas divinas a las casetas de salvavidas y reposeras en la playa o alternando sonidos de jazz o musica cubana de los hoteles. Divino para hacer a primera hora de la mañana..

_ Barrios

El Design District y Wynwood son dos zonas de desarrollo reciente (tanto que si las busca en Google maps hasta hace muy por lo único que veían eran galpones o baldíos) que vale la pena recorrer.

El Design District son unas 6 manzanas donde se concentran las tiendas de primer alinea de moda y de diseño interior. También restaurantes y plazas increíbles. Nuestra favorita es la tienda COS y el restaurant M Kitchen

Ocean Drive tiene un par de hoteles como el The Tides que valen el ingreso y el bar decorado con caparazones de tortugas, o la rambla con fachadas art deco que no pueden afectarse.

En Wynwood son también aproximadamente 6 manzanas y expandiéndose con una calle principal  llena de intervenciones de artistas muralistas: Wynwood walls es una galería a cielo abierto que además contiene otras galerías de arte en sus pasajes, mezclados con tiendas de diseño o de marcas como Aesop, Le Labo, etc

Los restaurants favoritos son Dr Smood, Wynwood Walls y Rust (de Propietario uruguayo)

_ Compras

Bal Harbour no es para cualquier bolsillo pero si va a última hora puede deleitarse con un catálogo de vidrieras de revista y cenar en The Grill arriba o en Carpaccio, donde hacen el mejor risotto in town

Si quiere una opción de compras mas amable y no tan desbordante, en Coral Gables está Merrick Park: Un mall de dos pisos, con enormes jardines interiores y restaurants chicos que son una delicia al caer la tarde. Y las marcas de allí son aptas para mayor  público.

_ Exposiciones

Ah si, a éso habíamos venido!: Art BAsel, y Design Miami son las principales de arte contemporáneo y diseño interior respectivamente. Pero también hay otras 30 más, imposibles de abordar siquiera por partes: nuestra elección de favoritos usuales: Untitled, Pinta (Arte Latinoamericano), Scope, Pulse….

_ Moda

También hay sitio para interesados en Moda: las marcas suelen organizar eventos o atenciones especiales para visitantes casuales, como Hermes, puede hacerse coolhunting en prácticamente cualquier lado y volver con cientos de fotos de atuendos que van desde lo ultraelegante al disfraz pasando por interesantes o novedosos: La ciudad entera es una gran pasarela de modas, y estamos en fron row my friend! .

De ahora en más cuando le desprecien la idea de ir a Miami o quiera salirse del eje de lo que vive todo el mundo habitualmente hé aquí varias de las razones por las cuales antes de pisar un shopping o playa puede encontrar un sinfín de actividades estimulantes para hacer o lugares para visitar.

Además, supone varias lecciones de aprendizaje para municipios de ciudades en cuanto a gestión urbana y posicionamiento de destinos turísticos, residenciales o comerciales.