En abril de cada año se desarrolla el Salone del Mobile, en Milán, y la ciudad ya está preparando la edición nro. 57  que la convierte en el escenario y centro neurálgico del diseño a nivel global  por una semana.

Es la exposición más grande de su rubro a nivel global y sin dudas un punto de referencia para profesionales que buscan novedades, marcas de mobiliario o decoración que lanzan y promocionan sus productos en un ámbito especializado,  para compradores que encuentran allí reunidos proveedores de todo el mundo con diferentes estilos, y para el público en general que acompaña el estilo, eventos  y  celebraciones que acompañan cada edición de la Feria. También es sin dudas un foco de atención para diseñadores emergentes que convoca el Salone Satellite y a otros reconocidos que son invitados por distintas marcas de consumo para colecciones cápsula o innovación de productos.

La mejor parte de ese programa ya de por sí interminable  es que la ciudad en una gestión elogiable de la Comune Milano  tiene infinitas propuestas en circuitos ordenados en el llamado “Fuorisalone”  cuya aplicación para smartphones libera los días previos unos 1.200 eventos en circuitos como Brera, Ventura Lambrate, Tortona, o la central alrededor del Duomo o la Av Manzoni. Esta en realidad supone la forma más divertida, interactiva y asombrosa de experimentar la semana con eventos que no se reiteran el resto del año e instalaciones en lugares que normalmente tienen otra vida mucho más discreta y sacra.  (Ampliaremos sobre estos circuitos en notas próximas)

Volviendo al punto de partida que causa esa movida: el Salone se lleva a cabo en el predio de FieraMilano  en la zona de Rho, al oeste de la capital del diseño de Italia, a la cual se llega hasta su puerta mediante tren o línea de metro y toma unos 30 minutos desde el Duomo.

LOS ORIGENES:

El Salone fue lanzado en el año 1961, con el objetivo inicial de promocionar la industria del mueble italiana en un contexto de postguerra donde debía fomentarse la exportación para complementar la oferta industrial de productos, y encontraron en este formato la posibilidad de difusión en conjunta. Sus primeros expositores eran los agremiados en la Federelegno-Arredo trade association, fabricantes de muebles locales. Con los años creció en escala y alcance permitiendo a muchas de las 13 mil empresas de la industria del mueble global exhibir sus productos en un lugar único y convocante.

Actualmente es gestionado por la firma Cosmit s.p.a. (Acrónimo de Comité Organizador del Salone del Mobile de Italia) , miembro de ICSID  (International Council of Societies of Industrial Design). Ocupa un predio excepcional de 230 mil m2, incluye 2500 compañías, 700 jóvenes diseñadores del Salone Satellite y es visitado por 3000.000 personas provenientes de 165 países.

Los pabellones del predio ferial se dividen las propuestas según sectores de interés: Accesorios, mobiliario moderno, lujo, y se alternan cada año en forma paralela la Feria Euroluce de Iluminación unida a Workplaces con Eurocucina y el International Bathroom exhibition : un catálogo de lo mejor, innovador y creativo para cada uno de esos espacios en el hogar.

Los recorridos están conformados por “calles” sin mayor atractivo en sí pero que conectan cada expositor que en promedio puede tener desde 200 a 500m2 que tienen un despliegue  de instalaciones, personal a disposición, demostraciones y espacios para consultas, networking o atención a compradores. Demás está decir que si usted entabla dos palabras con alguno y deja su tarjeta a las pocas semanas indefectiblemente recibirá una notificación ampliando información y estableciendo un contacto más sólido.

Cualquier intento por cubrir una décima parte del lugar será vano a menos que lo haga en forma ordenada asistiendo todos los días de apertura, e igual pasa con los eventos del Fuorisalone: tal es la magnitud y calidad de la oferta, lo  más razonable será estudiar previamente los planos, revisar qué hay y seleccionar en la página oficial con ubicación determinada los puntos de interés. Aun asi, si va con acompañantes, notará que cada uno tendrá fotografías, anécdotas, encuentros y percepciones diferentes, lo cual habla de la riqueza y versatilidad de propuestas para volver memorable la experiencia integral.

EL CRECIMIENTO Y CONSOLIDACIÓN:

1965 es un año de cambios: los principales referentes del sector como Arflex, Boffi, CAssina, Cinova, Kartell, Molteni, Poltrona Frau, o Tecno son exhibidos en forma conjunta en un pabellón, y rápidamente aumenta la participación tanto de público como de operadores locales y del exterior. Ello consolidó la imágen de evento referente como observatorio de tendencias e innovación pero ademas como fuerza motriz  de la industria a nivel país: las exportaciones crecieron de casi 6 millones de liras en 1960 a 16 millones en 1964.

…………………………………………………………….

Es la muestra cabal de la importancia de la gestión conjunta y alineación de intereses comerciales, industriales y gubernamentales para  acelerar procesos y fomentar el crecimiento de economías.

…………………………………………………………….

 EL AUGE:

Se constata un sentido de orgullo nacional y gran interés del público que se refleja en el compromiso de las industrias de investigación y experimentación en campos de aplicación de nuevos  materiales. El Salone probó ser una herramienta eficiente de marketing para un sector muy polarizado conformado por 13 mil firmas con 205 mil empleados y un sistema de distribución de 20 mil tiendas.

La escalada es contundente y los números hablan por sí solos: en 1961 había 328 expositores en casi 12 mil m2 y en el 2011 el número era de 2.720  en 210 mil m2. Los visitantes eran 12.ooo al inicio y estas últimas ediciones, 300.000.

En 1974 se instala Eurocucina, seguido en el ´76 por Euroluce que se alternan años pares e impares.  En 1982 Workspaces. En 1998 surge el Salone Satellite, la plataforma para diseñadores jóvenes , menores a 35 y un ámbito de scouting para que las empresas recluten fuerza de trabajo.

En 2006 sale del predio del Fiera Milano City para mudarse al espectacular complejo edilicio del Rho, diseñado por los Arquitectos Doriana y Massimiliano Fuksas.

EL EDIFICIO:

No es uno sino casi una ciudad: más de 25 áreas independientes con un perímetro de 5 kilómetros y una superficie construída de 1 millón de m2 que aumenta a 2 millones contando el terreno completo.  Conformado por 8 enormes pabellones, en algunos casos con dos niveles, agrupados tienen un área de exhibición de 345.000 m2 , todo distribuído a lo largo de un eje longitudinal de 1km de distancia entre las puertas Este y Oeste a través de las cuales se canalizan los accesos y salidas del predio.

Hay también distintos servicios asociados: snack points, área de prensa y auditorios, restaurantes, entre los cuales se intercalan estanques de agua, áreas verdes  y descensos de la imponente cubierta de vidrio facetada. Esta cubierta ondulante central de 47.000 m2 tiene 1,5 km de largo, 32 m de ancho y esta hecha con variaciones aritméticas de cráteres, y ondulaciones  del mismo plano.  En un lateral del predio, no podía faltar, dos torres para hotel,el nh Milano Fiera obra de Dominique Perrault.

…………………………………………………………….

Este año la cita es del 17 al 22 de abril, pero solo los dos últimos días, (sábado 21 y domingo 22) está abierto al público general.

No está prevista la preventa online sino que las entradas (Valor 35 Euros) estarán disponibles en boleterías de la Feria (No hemos visto en asistencias previas colas para compra de entradas: se diluyen entre una buena atención y el que la mayoría si está preacreditado como profesional, o comprador). El Salone Satellite tiene entrada gratuita en la puerta 4.

En próximas notas: El fenómeno del Fuorisalone

dillards mens