Loading...

La reconocida artista plástica Mónica Packer deja los lienzos por un rato e incursiona en la cerámica de uso cotidiano: Kits de sushi, cuencos, ensaladeras, bowls, y hasta mates esmaltados en gamas de tonos tierra, ocres, turquesas, intercalados con escrituras y manchas, son las piezas perfectas para mesas con personalidad y carácter. Tiene un stock limitado y se hacen a pedido adaptándose al gusto del cliente, lo que garantiza que cada pieza sea única.

Sus clientes habituales son Museos, restaurantes, casas de decoración, gift shops, empresas que innovan en regalos corporativos o particulares para atenciones en casamientos, cumpleaños o simplemente, decoración de la casa propia.

Su departamento, con vistas sobrevolando azoteas y corredores de verde, inundado por luz solar, es un universo personal que pivota alrededor de su taller, ganado a una terraza, donde muestra su amor a las plantas, la luz, los colores y los objetos con carácter.