Y-40 puede no ser memorable como nombre pero las imágenes explican en parte el por qué ha sido merecedor de 2 récords Guiness: El de la piscina más profunda del mundo y la única de esas dimensiones, con aguas termales. Además es de por sí una maravilla de ingeniería moderna.

Ubicada en Italia, en el Hotel Millepini en las Termas de Montegrotto,  del cual sin dudas es su máximo atractivo, fue construída en un año,  con más de 30 fábricas italianas y 4 equipos de ingeniería involucrados en su instalación.

Tiene una profundidad equivalente al de 12 plantas bajo la tierra (-40 metros), una planta de 21 x 18m en superficie,  y una capacidad de 4.300metros cúbicos de agua de manantial filtrada. La singular obra fue proyectada por Emanuelle Boaretto, de 57 años, también dueño del hotel, cuya intención ha sido construir la mejor piscina del mundo y posicionarlo como destino de submarinistas profesionales.  Fue concebida en sus años como estudiante de arquitectura, mientras su familia construía el hotel.

El concepto aspira a ser repetido globalmente como modelo de negocio en Malasia, Taiwan, China y Japón.

El lugar es destino posicionado para entrenamiento de nadadores submarinos con y sin oxígeno, en un ambiente con temperatura del agua de 30 °C, ideal para prácticas sin necesidad de trajes especiales. Para nado técnico o recreacional se reservan plataformas a distinta profundidad desde las cuales puede accederse a 4 cuevas artificiales y ser observado desde un túnel de observación de vidrio, suspendido de longitud 13m. También sirven como contribución a investigaciones científicas o universitarias para estudiar temas relacionados a presión del agua en el cuerpo humano: más de 60 centros de medicina e investigación hiperbárica ya están experimentando en la Y40.

Su nombre refiere en Y al eje cartesiano y 40, a la profundidad en su mínimo nivel y tiene además. El hecho de contar con aguas termales también les permite promocionarla como “nuestra agua es 30 veces más poderosa que la cortisona y ayuda a combatir procesos inflamatorios u hormonales sin contraindicaciones.”

La fuente de agua se encuentra en reservorios sin contaminantes en las montañas de Lessini a los pies de los Alpes, a más de 80km de distancia a una profundidad de 3.000m. El viaje desde ese origen hasta la superficie puede durar más de 25 años, en los cuales el agua se enriquece a altas temperaturas, para emerger dotada de sales minerales reconocidas por sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antisépticas. Junto al lago termal se encuentra un barro que es aun más efectivo, y la base para todos los tratamientos que se realizan en el spa, que ha recibido licencias en Europa para tratamientos médicos.

Algunos detalles técnicos: El sistema eléctrico tiene 24km de cables, 1km de cable submarino, 156kw de potencia, 5 sensores de temperatura, niveles y componentes químicos. El sistema hidráulico tiene 14km de calefacción y 100 acometidas de agua.

Y-40  Proceso de construcción

“Nuestros huéspedes pagan 700 E solo para nadar aquí. No somos las islas Maldivas: no tenemos peces pero vendemos una experiencia memorable que puede complementarse con un acceso fácil a ciudades cercanas como Venecia, Viena o Padua.”

Algunos antecedentes a nivel mundial de este tipo de instalaciones:

Nemo 33

La Nemo 33, en Bruselas fue pionera para la enseñanza profesional del buceo. Hasta 2014, fue el tanque acuático más profundo, con 34 metros, y como la Y-40 en Italia, su principal uso es el deportivo.

Diseñada por el ingeniero John Beernaert, fue terminada en 2004 después de ocho de años de construcción.

Una de las razones de Beernaerts, en declaración a varios medios de su país, para la creación de Nemo 33 fue que era muy riesgoso dar clases de buceo a principiantes en lugares como la costa del Atlántico Norte, donde las aguas eran peligrosas para los no experimentados.

Fue bautizada en homenaje al capitán Nemo, un personaje de las novelas del escritor francés Julio Verne, “20.000 leguas de viaje submarino” y “La isla misteriosa”.

Laboratorio de Flotación Neutral

Es la piscina de la Agencia Espacial de Estados Unidos (NASA) en Houston, Texas, donde los austronautas simulan la microgravedad para sus ejercicios de entrenamiento, que se suceden en un ambiente tipo maqueta de la Estación Espacial Internacional (EEI) replicando las condiciones en las que deberán operar sin gravedad. Deben entrenar siete horas por cada hora de paseo espacial y se complementa con otras actividades con realidad virtual.

Universidad de Essex

La Universidad de Essex al sur del Reino Unido esta elaborando un proyecto para un tanque acuático de 50 m de profundidad, (38 m as profunda que la de la NASA) con una obra estimada en 60 millones de dólares.

Esta piscina serviría para simular la microgravedad y ayudar a la exploración que hacen los buzos de los sistemas vivos bajo el mar.

El socio del proyecto, Blue Abyss, dijo que la piscina podría ser utilizada para los estudios de vuelos espaciales, monitoreo ambiental, entrenamiento en buceo comercial avanzado y fisiología humana y marina.

 

Share This

Related Posts

El efecto Highline y las nuevas formas de diseñar y vivir las ciudades

El efecto Highline y las nuevas formas de diseñar y vivir las ciudades

Los modelos de planificación urbana han evolucionado en los últimos 20 años. No son...
Aerotrópolis: ¿De qué se trata este nuevo modelo urbano?

Aerotrópolis: ¿De qué se trata este nuevo modelo urbano?

  Olvide la idea escolar de que las ciudades se c...
El cuidado del patrimonio: moda o marketing?

El cuidado del patrimonio: moda o marketing?

El problema del cuidado de los bienes patrimoniales  es compartido por muchos países...

Leave a Comment


dillards mens