_ Por H. Viñuela.

El clima de trabajo se sentía en el ambiente al entrar en la Embajada donde también funciona la oficina de FAO. La oficina diplomática tiene áreas claves en cuanto a responsabilidades y cometidos:

_ Vinculación política (sobre todo desde el punto de vista bilateral).

_ Promoción comercial, de inversiones y de promoción del turismo.

_ Cooperación internacional (recibir asistencia técnica y cooperación técnica por parte de los países de mayor desarrollo).

_ Promoción cultural (Difusión de los valores nacionales en la cultura).

Esta última está respaldada en Montevideo por un fondo llamado de “Promoción Cultural” que ayuda y colabora en la financiación de las actividades de Uruguay en el exterior. Es un fondo mínimo de 200 mil dólares de representaciones diplomáticas, y  consulares de 120 mil dólares lo cual es  insuficiente. Esto hace que los cuerpos diplomáticos deban moverse con mucha imaginación, creatividad y pocos recursos, como todo país pequeño.

En ese sentido  en los últimos tres años la Embajada Uruguaya en Italia ha organizado más de 30  eventos y los copatrocina en el área de la música, la pintura, la escultura y la literatura.

En ese contexto, el evento más importante en los tres últimos años fue la muestra del artista Pablo Atchugarry  “Ciudad Eterna, eternos mármoles” realizada en el Mercado di Trajano en coordinación con el IILA ( Instituto Italo Latino Americano), tuvo gran respaldo de la crítica y  gran afluencia de público.  Atchugarry es considerado uno de los mejores escultores del mundo y es especialmente reconocido en Italia. Actualmente se encuentra realizando una exposición en el Opera Gallery de Paris.

En 2017 arribo el Ballet Nacional del Sodre en Vicenza: la última intervención de Julio Bocca como Director Artístico, con gran éxito a sala llena, sorprendiendo al público italiano con la calidad del cuerpo de baile uruguayo. También se celebró los 100 años de la Cumparsita con una serie de eventos y conciertos. El embajador destaco el rol que cumple la Dra. Sylvia Irrazábal, Agregada Cultural Honoraria Uruguaya en Roma que hace posible todas estas actividades llevando adelante la agenda Cultural. Sylvia Irrazábal está radicada en Roma hace más de 20 años, tiene excelentes vinculaciones y fue durante 4 años la Secretaria Cultural del IILA con sede en Roma, creado en 1966 por el gobierno italiano para fomentar el relacionamiento de Italia con América Latina.

_ ¿Qué significa la Bienal de Arquitectura y Arte  de Venecia y que implicancias para Uruguay sus profesionales y sus artistas?

Uruguay tiene el lujo de ser uno de los tres países latinoamericanos que tienen un Pabellón propio desde los años 60´en el perímetro original de la Bienal de Venecia que es el Giardini, (los jardines). Solo tres países tienen esa singularidad: Brasil, Venezuela y Uruguay.

Uruguay ha utilizado de forma eficiente este privilegio, y ha tenido una continuidad tanto en el área del arte como de la arquitectura. La muestra de arquitectura comienza en el año 1980, en los años pares. Hemos tenido exhibiciones de arquitectura uruguaya muy buenas y otras muy controvertidas, que han permitido mostrar iniciativas e ideas de nuestra Facultad de Arquitectura Urbanismo y Diseño. Ahora bien si tú me pedís una síntesis el pabellón es una vidriera que permite los Artistas y los Arquitectos uruguayos estén en un espacio privilegiado, mostrando sus ideas y proyectos a un público muy selecto.

La Bienal de Venecia es el momento en donde llega el público más calificada a la ciudad:  hay críticos de arte, coleccionistas, y directores de museos que convergen en este evento. Evidentemente tenemos el privilegio de contar con una vidriera permanente, a un costo muy razonable que le da oportunidad a la Facultad de Arquitectura por un lado y al Ministerio de Educación y Cultura a través de la Dirección Nacional de Cultura de mostrar en el área del arte las novedades, las innovaciones, la propia producción y la calidad de nuestros exponentes al público calificado del  mundo en estas áreas.

_ Centrándonos en la propuesta que presento el pabellón de Uruguay “Prison to Prison” ¿Qué reflexiones a nivel de política pública carcelaria le deja esta presentación siendo la seguridad un tema tan importante en la agenda política ciudadana nacional e internacional?

Desde el punto de vista de las connotaciones políticas de este tema por mi  función no me puedo pronunciar sin previa autorización de Montevideo, así que ese aspecto lo voy a obviar. Es una propuesta provocadora como muchas de las propuestas de la Bienal de Vencía no solo por parte de Uruguay. En general si uno recorre los pabellones, se encuentra con proyectos e iniciativas arquitectónicas singulares pero esa es la impronta de la Bienal: rupturista y de fractura con el orden convencional ya sea en el plano estético o en el plano político. En cuanto a eso hago fe y confianza en el jurado calificado que ha sido convocado por la Facultad de Arquitectura quien tomó la decisión. No conozco las otras 10 propuestas de proyectos presentados. Personalmente me sentí atraído desde el punto de vista estético por  como combinaron los elementos audiovisuales, para presentar esta idea provocadora. El tema carcelario está vinculado con el tema de la seguridad pública y que evidentemente preocupa a todos.

En Inauguración oficial de la Muestra Prison to Prison en el Pabellón de Uruguay
De izquierda a derecha el comisario Alejandro Denes, el Embajador de Uruguay en Italia Gastón Lasarte y agregada cultural en Italia  Sylvia Irrazabal. Arriba Juan Pablo Colasso , Jimena Rios, Diego Morera, Mauricio Wood , Federico Colom y Sergio Almada.
Embajador de Argentina en Italia Tomas Ferrari y Sra. Titi Algorta y Embajador de Uruguya en Italia Gastón Lasarte.
Patricia Ventos y Titi Algorta

_ ¿Cómo llega Uruguay a adquirir el  pabellón en el Giardini en 1960?

En los años 60´estaba el Embajador Juan Pons y de su propio peculio compro esa propiedad. Posteriormente el Estado Uruguayo se la reintegro. Él también logró que se erigiera a tres cuadras de la Embajada en Villa Borghese la estatua de nuestro prócer Artigas, obra de Zorrilla, ubicada en un lugar privilegiado de la ciudad. El parque Villa Borghese es el de mayor relieve en toda Roma. Precisamente el próximo 19 de junio celebramos el Día Nacional. El problema de esta celebración en Roma es que en enero la ciudad queda vacía, como en enero en Uruguay, por esa razón Montevideo nos habilita a celebrar El Día Nacional en otra fecha y se elige celebrar el 19 de junio con ese motivo. Se realiza una ceremonia frente a la estatua de Artigas.

_ Hemos notado la presencia de Uruguay a través de sus símbolos en lugares de privilegio en Italia que denotan una excelente vinculación con el país.

En el caso de la estatua de Artigas aquí en Roma está en uno de los espacios más cotizados y de visibilidad. Luego tenemos el Pabellón que si bien es pequeño está muy bien ubicado en la Bienal de Venecia. En otras oportunidades varios países han tratado de comprarlo, pero en este caso tenemos la propiedad del edificio. La propiedad del terreno sigue siendo de la Comuna de Venecia pero hay un convenio que renueva el usufructo del pabellón, actualmente hasta el 2027 y  que ya está esta acordada la renovación posterior. Hay un club de amigos del pabellón que se ocupan de mantener en condiciones adecuadas. El Sr. y la Sra. Bonandini quienes participaron y colaboraron en la inauguración del pabellón días atrás, pertenecen a una comunidad uruguayo italiana que colabora fuertemente aquí.

A partir del año pasado nuestra presencia en la Bienal se ha visto fortalecida por la apertura del Consulado en Venecia, nuestro Cónsul Claudio Scarpa tiene acceso al Hotel Ca´ Sagredo donde se realizó, el lunes 28 de mayo, la conferencia de prensa del equipo de arquitectos curadores para la prensa italiana. Ca´ Sagredo es un Pallazo del siglo XVI  ubicado a orillas del Gran Canal que ha sido restaurado y podemos utilizarlo gracias al Cónsul Scarpa para realizar eventos. Hemos realizado allí conciertos de tango como motivo de la celebración de los 100 años de la Cumparsita y las muestra de Ulises Pasarella que se realizó el año pasado. Allí también hicimos la celebración de la apertura del Consulado Honorario.  Uruguay es uno de los tres países en el mundo que tiene la suerte una vez más, de tener un Consulado Honorario sobre el Gran Canal. Solo Suecia, Mónaco y Uruguay tienen ese privilegio. La apertura de este Consulado nos ha abierto muchas puertas y facilitado sobre todo tener mayor visibilidad, mayor acceso a los distintos niveles de la administración de Venecia y de la región Venetta, y eso se refleja en el trabajo.

Algo relevante es que el vínculo de Uruguay e Italia es muy fuerte: 40% de la población uruguaya es de origen italiano y eso es un activo muy importante. La presencia italiana en el ADN uruguayo es significativa, quizás un poco menor que la española pero está casi al mismo nivel. Cuando se produce la independencia uruguaya había más italianos que españoles viviendo en Montevideo y eso remonta a los orígenes de Uruguay. Sin embargo, esa afinidad que nos da la historia y la cultura común no ha tenido correspondencia en el plano económico comercial. Es lo que ahora estamos tratando de generar: que esa correspondencia exista y por eso estamos promoviendo el comercio y las inversiones fuertemente.

_ Dada la efervescencia del Diseño Industrial en el Uruguay ¿ve algún tipo de relacionamiento que se pueda articular con Italia?

Nuestro consulado en Milán está trabajando en esa dirección. Indudablemente la capital del Diseño está en Milán y hemos tenido algunos pequeños avances en ese sentido y esperamos profundizarlos. Desde el punto de vista del diseño el relacionamiento en materia de cooperación italiana hay que buscarlo en el norte más que acá y Milán evidentemente es el lugar.

_ ¿Qué podemos aprender del gestionamiento del Diseño en Milán siendo la capital de diseño mundial?

Hay un símbolo cerca de ciudad de Cadorna, una escultura gigante de una aguja y un dedal que simboliza la fuerte presencia de la moda y del diseño industrial, en este caso de la vestimenta. ¿En qué medida eso se puede trasplantar a Uruguay? Indudablemente en el caso nuestro de pequeña escala eso hace que no sea fácil establecer vínculos comerciales. Es un área de la cual podemos recibir mucho de Italia y es un área que habría que desarrollarla y profundizar más. Nuestro consulado en Milán está trabajando en ello.

_ En la inauguración el Pabellón de Uruguay en la Bienal observamos la presencia del Embajador Argentino en Italia  Tomas Ferrari. ¿Existen temas de negociación bilateral entre Argentina y Uruguay con Italia o se trabaja de manera independiente?

Nosotros estamos negociando desde hace muchos años un acuerdo de libre comercio, lo que se llama un acuerdo de integración bi regional entre el Mercosur y la Unión Europea. Estamos en el último tramo de un proceso que empezó hace 20 años, lo cual lleva a que debamos hacer gestiones conjuntas los cuatro países del Mercosur ante el gobierno italiano. Las embajadas de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay actúan en forma coordinada en esas gestiones.

Italia en términos comparativos ha sido siempre un buen aliado del Mercosur en estas negociaciones centralizadas en Bruselas donde está la estructura administrativa de la Unión Europea. Cada tanto, aparte de los contactos naturales tenemos oportunidades de encuentro con el Embajador Argentino, el de Brasil y el de Paraguay,  sin perjuicio de relacionamientos bilaterales. Estuve en el Arsenal durante la bienal en el Pabellón de Argentina también contemplando la propuesta de “Vértigo Horizontal”. Tenemos muy buena sintonía con Argentina, como siempre digo, todo nos une menos el futbol.

_ ¿En qué acuerdos bilaterales se están trabajando actualmente con Italia que usted quiera destacar?

El año pasado firmamos un acuerdo en cooperación en materia de defensa, hay contactos entre los dos Ministerios de Defensa para avanzar en algún proyecto de cooperación. También se firmó un nuevo tratado de extradición, el tratado que teníamos databa del siglo XIX, ahora se está complementado con negociaciones para dos acuerdos más, uno es cooperación judicial de materia penal y el otro es de traslado de personas condenadas. Otro acuerdo importante que puede contribuir a la promoción de inversiones es un acuerdo para evitar la doble imposición o doble tributación.

_ ¿Cómo ve posicionado a Uruguay en el mercado internacional y más precisamente en el europeo en el área del Diseño?

El problema que tenemos nosotros siempre es la escala, pero hay otro adicional:  en estos momentos se está hablando  de organizar aquí en Roma el año que viene, una exposición Latinoamericana. Allí una de las formas de poder adquirir visibilidad o presentar a  un país es a través de las artesanías. Sin duda que hay buenas artesanías uruguayas el tema es que a veces se comparan con artesanías ancestrales de Guatemala, de Perú, o de México, y ellos tienen una cultura precolombina que nosotros no y eso evidentemente nos hace difícil la competitividad. Hoy nuestras exportaciones en materia artesanal a Italia son casi nulas. El año pasado anduvieron en los 275 millones de euros, el 69% fue de celulosa, después viene la carne, los productos agrícolas, la lana, materia prima. El 96% de nuestras exportaciones a Italia es celulosa, carne, productos agrícolas, sobre todo cereales, soja y lana, algo de cueros. Ese es el 96% de nuestra oferta exportable que tiene escaso valor agregado. Uruguay además desde el punto de vista exportador tiene dificultades por el tipo de cambio. Ahora bien la gran limitación que tenemos y lo he dicho varias veces es que para poder exportar más y más diverso  a Italia y a otros países europeos necesitamos el acuerdo de libre comercio, porque no tenemos la capacidad como parte del Mercosur e Italia como parte de la Unión Europea de negociar bilateralmente mejores condiciones de acceso al mercado. Para eso se requiere ese ejercicio, debemos trabajar en equipo, somos parte de una unión aduanera donde no tenemos, y esto es un tema que no es nuevo, la capacidad legal de poder cerrar acuerdos bilaterales por fuera del Mercosur. Con respecto a esto estamos trabajando y viendo que sucede con las rondas de negociación.

_ Uruguay paso a ser un país receptor de cooperación a ser un país oferente de cooperación debido a su nueva posición como país en desarrollo de renta media alta. ¿Cuáles son los beneficios de este nuevo rol y que implicancias tiene para nuestro país?

Esa es la gran limitación que tenemos en materia de cooperación en Italia, desde el momento en que fuimos categorizados por el Banco Mundial y por la OCD en Paris como un país de renta media alta, si mal no recuerdo fue con Chile y con Antigua y Barbuda, ya nos somos elegibles ni calificamos para determinado tipo de asistencia que se llama No Concesional. Es la asistencia más generosa por decirlo en términos más directos, de esa asistencia quedamos fuera. Aquí funciona FAO y en FAO tenemos la misma dificultad en materia de cooperación para el desarrollo. Sea en materia bilateral, sea en materia multilateral como ser con FAO y el sistema de Naciones Unidas en su conjunto tenemos una limitación grande como país receptor, entonces ¿cuál es nuestro nuevo rol? En lugar de ser país receptor, como le hemos sido durante tantos años, empezamos a ser país oferente de cooperación y en el área agroalimentaria, agropecuaria o agroindustrial Uruguay tiene capacidades que puede compartir. Desde el punto de vista de la cooperación italiana quedamos con muy pocas posibilidades. Ahora estamos viendo la posibilidad de lo que se llama la cooperación triangular, un país con importante capacidad contributiva que nos financie a nosotros para ofrecerle servicios de cooperación técnica a países de menor desarrollo relativo, sean de América Latina o sean de África. En estos momentos firmamos un acuerdo de cooperación, (un memorándum de entendimiento) con FAO para desarrollar “Cooperación Sur Sur”, es decir de un país en desarrollo a otro país en desarrollo. Cooperación Triangular es esa cooperación pero financiada por un tercer país desarrollado. Estamos tratando de abordarlo con mayor profundidad, pero reitero las prioridades que tiene Italia en materia de cooperación internacional de desarrollo no pasa por nosotros, pasa por los países africanos, por algunos países sudamericanos que aún están rezagados y sobre todo con aquellos que son el origen de mucha inmigración masiva que está recibiendo Italia.

_ ¿Y cómo percibe estos acontecimientos? En Uruguay no tenemos antecedentes de esta inmigración masiva pero están aumentando las cifras estos últimos años desde la propia Latinoamérica.

Es un tema complicado ya que ha puesto en jaque a muchas de los compromisos asumidos a nivel de la Unión Europea.  Italia está a la primera línea de recepción de esa corriente migratoria masiva que ha provocado mucho debate. Es un tema muy divisible y que tiene su expresión política y electoral con los cambios que ha tenido el paisaje electoral italiano. El tema de la inmigración o los flujos masivos evidentemente están incidiendo en esos cambios en el escenario político electoral italiano.

Pero para resumirte la pregunta anterior cuando hablamos de recibir cooperación técnica por parte de Italia estamos limitados por esa calidad de país de renta media alta que no nos hace prioritarios o no generadores de extensión preferencial por parte de los mecanismos de asignación de recursos de Italia.

_ Nuevas reglas del juego que hay que aprender…

Exacto  y es eso lo que estamos aprendiendo a desarrollar sobre todo con países africanos en qué medida podemos brindarles cooperación en áreas donde Uruguay puede hacerlo y que están en el área agropecuaria.

Nos volvimos a Montevideo agradecidos de haber participado y acompañado a la delegación uruguaya en La Bienal de Venecia, orgullosas de la representación nacional en esta fiesta de la arquitectura mundial, con la sensación de que Uruguay no solo tiene privilegios en Italia sino que se los ha ganado en base a trabajo,  buen relacionamiento diplomático, a ser reconocido en su soberanía, por sus proyectos, sus profesionales tanto en la arquitectura, el arte, la política y en tantas áreas más. Nos sentimos como en casa, sin duda como dice el Embajador Lasarte ese 40% de sangre italiana presente en el ADN de la población nacional se palpa y ha creado hitos fundacionales a nivel de como sentimos y pensamos. Las raíces culturales están, no podemos dejar de ver que sí bien somos un país muy joven, destacamos en profundidad crítica y enfoque político. Solo nos falta valorarnos como sociedad a nivel interno, conservando y enalteciendo los que somos, nuestro patrimonio, nuestra cultura generosa, nuestros equipos de trabajo. Uruguay demuestra permanentemente en el exterior su capacidad de apoyo mutuo y trabajo en red por más escasos que sean los presupuestos.  Uruguay es una joya joven que debemos aprender a mirar.

Más gratificante fue arribar a Montevideo y encontrarnos por un lado con la “La Meditación” (1916) de P.E. Fiaschi recuperada y restaurada por el artista Fernando Foglino en el Espacio de Arte Contemporáneo y  con la última escultura de Pablo Atchugarry que sirve como síntesis y metáfora de este viaje, emplazada en Punta Carretas hace poco más de un mes: “Futuro” fue concebida con el cometidode inspirar la superación personal, la búsqueda del crecimiento individual y colectivocelebrando un pacto con el futuro.

Nos queda resonando un dialogo fluido entre Uruguay e Italia, la presencia de lo aprendido a través de generaciones que hoy forja futuro y siguen adelante.

(Entrevista realizada en la Embajada de Uruguay en Roma al Sr. Embajador de Uruguay Gastón Lasarte el jueves 31 de mayo de 2018).

Share This

Related Posts

Leave a Comment


dillards mens