Loading...

Algo inédito y francamente bienvenido para el mercado nacional es contar en la plaza principal de un shopping, con espacios de venta de diseñadores locales, donde acceder de primera mano a prendas que ganaron preferencia de público y jurados. Eso es lo que podremos disfrutar en la planta baja del Punta Carretas Shopping: “Lúmina TIENDA Pop Up” es un lugar donde jóvenes diseñadores seleccionados para alguna de las 11 ediciones del certamen anual que organiza el Punta Carretas Shopping venderán sus creaciones. 9 marcas de diseño de autor representantes de rubros como joyería, vestimenta, calzado, accesorios de cuero, tejidos de punto o decoración.

Entre ellos:

Ana Darracq: “Moola”, colección cápsula de objetos para el hogar creada en colaboración con el estudio de diseño industrial Menini Nicola, y  “BFF Indumentaria”que reinterpreta la moldería básica de una camisa blanca, logrando siluetas modernas y comerciales. El tratamiento de los tejidos con hebras largas de lana merino aplicados a distintas superficies ya son su firma creativa.  Pantalones de cuero, sacos tejidos o bases de alfombras, todas las superficies son aptas para reconvertirse de tradicionales a extraordinarias con la técnica de Anita.

Estudio Null – Clara Aguayo y Renata Casanova: Indumentaria unisex de producción nacional con enfoque sustentable. Clara fue la ganadora del Lúmina 2016 con diseños simples pero contundentes y con una mirada fuera de lo común: minimalista y sólida, en colores planos lo suyo va por la estructura. La nueva colección junto a su socia Renata, con quienes se conocieron estudiando, reúne las fortalezas de ambas. una moldería interesante y expresiva mediante pliegues o caídas asimétricas, con telas de lana rescatadas por todo el país de excedentes de exportaciones o producciones que ya no tienen salida y encuentran acá una 2a vida con el valor agregado de cero desperdicio.  Esa cualidad no menor no es superficial y debe calcularse minuciosamente desde la concepción de las prendas. Encontramos a Paty Wolf probándose varias encantada con la caída y el carácter de cada pieza.

Gaia – Denise Rozza y Agustín Petronio: Prendas audaces y confortables creados artesanalmente a partir de la intervención de materiales reciclados que conviven con materiales naturales.

Mares Atelier – Ma. Emilia Hernández:  Un mix de vestidos de fiesta con buena caída , joyería fina, sobres, y  las estrellas del lugar a nuestro criterio: abrigos en colores intensos hechos con neoprene con líneas muy austeras pero con mucha identidad.

Mocca – Matilde Pacheco: Bolsos, carteras y estuches de cuero nacional creados a partir de técnicas tradicionales fusionadas con tecnología contemporánea.  Matilde da clases y no sólo literalmente: su dominio y experimentación con materiales nobles nacionales como la lana y el cuero resultan en colecciones siempre con detalles interesantes. Nos encanta sus sobres con estampados en vinilo que elevan a otro nivel de onda y actualidad cualquier outfit.

Núclea – Analía Pérez y María Tocco: Indumentaria femenina que presenta diversos colores, texturas, y formas.

Ramona – Laura Almeida: Prendas de diseños atemporales hechas 100% en lana merino y que se destacan por su calidad.

Ritha – Macarena Fernández Bonino: Zapatos, carteras y cintos de cuero realizados a mano que se destacan por su calidad, comodidad y singularidad.

Zarvich – Vivian Sulimovich y Florencia Gómez de Salazar: Mediante la búsqueda del contacto con la naturaleza nacen prendas en las que conviven tejidos naturales y sintéticos que dan paso a texturas creadas a mano.

Florencia nos cuenta su proceso de diseño que incluye compra de géneros  no habituales en nuestro mercado, en USA pero también diseñan los propios más que espectaculares imprimiendo telas e interviniéndolas después con bordados, canutillos y demás. Eso sumado a diseños elaborados pero cancheros, impactantes pero dentro de lo ponibles y asombrosamente recorriendo el rango desde lo minimalista (vestidos tubo de cuero con escotes acentuados) a lo casi barroco (pantalones tableados o chaquetas con apliques) hacen que seguramente sea el inicio de una carrera que evolucione en forma exponencial. Esos pasos incluirán en pocas semanas una presentación en Amsterdam, consecuencia de su primer premio en la ´pasada edición de Lúmina. Seguiremos atentos a esta dupla que seguramente crezca mirando hacia afuera pero esperamos poder acceder a sus creaciones cada vez que saquen nuevas colecciones.

 

Las iniciativas de concursos de diseñadores de moda han sido herramientas en los últimos años sin dudas de posicionamiento de jóvenes creadores a nivel local, ayudando al crecimiento de ellos se fomenta el consumo de piezas nacionales: algo impensado hace unos 15 años pero que en los últimos años se ha afianzado con fuerza.

La reflexión del día:

¿Es muy ingenuo pensar que pueda existir la forma o modelo de negocios que permita a estos emprendimientos establecerse de forma permanente en los centros comerciales establecidos? algo que a priori sería prohibitivo para ellos podría encontrar la vuelta por mecanismos del shopping que los asiente en su territorio, con varias ventajas:

_ Capitaliza en forma redituable y de identificación los resultados del Concurso Lúmina intramuros

_ Afianza la relación de la organización con los ganadores generando propuestas diferenciales con oferta que complementa y compite en otras esferas con marcas generales ya instaladas.

_ Genera un legado diferencial a largo plazo yendo más allá del propio concurso y sentando las bases para el posicionamiento local de diseñadores jóvenes que a su vez deben ajustar creatividad a parámetros comerciales.

_ Lo anterior impulsa una cultura de consumo de prendas de autor nacionales que evolucionan a una reactivación de industrias periféricas también locales lo cual genera que también crezca la demanda justamente por espacios en esas mismas superficies comerciales.

_ La sinergia, colecciones cápsula o diálogo que puede gestarse entre marcas tradicionales establecidas

PD: Antes que alguien diga que no puede funcionar de ninguna forma, les cuento en esta nota que en Berlin hay alguien que ya pensó algo similar y anda de maravillas.

Lúmina Pop Up estará disponible desde el viernes 9 al domingo 11 de setiembre, en el horario de 10:00 a 22:00 horas.

Los clientes que adquieran productos con tarjetas de banco Itaú obtendrán descuentos de 25% y también habrá beneficios para usuarios de Visa.

 

Share This

Related Posts

Festivales callejeros y Food trucks: Una mirada desde distintas veredas.

Festivales callejeros y Food trucks: Una mirada desde distintas veredas.

Montevideo no es ajena a una tendencia global que extrae algunas experiencias culina...
MOWEEK : 10 tendencias que se afirman en la Industria de la moda Local

MOWEEK : 10 tendencias que se afirman en la Industria de la moda Local

Convertida ya en un clásico de cada cambio de temporada, este fin de semana se llev...

Leave a Comment