Loading...

Lo que menos uno imagina flanqueando un hall clásico sin mayores singularidades de un edificio situado en pleno distrito financiero en el downtown de Manhattan, es que en su último piso hay 200 arquitectos de distintas nacionalidades dibujando proyectos para todo el mundo.

El Estudio  pertenece a Bjarke Ingels (1974) : arquitecto de origen danés, que aún siendo muy jóven ha tenido un crecimiento exponencial,  reconocimiento internacional y ha estado presente en casi todos los shortlists de obras de renombre y peso por su función o ubicación en los últimos años.  Para conocerlo desde sus inicios es bueno recomendar la lectura de su libro editado hace ya varios años “Yes is more” : una joyita gráfica que plasmaba una recorrida  a modo de cómic de las obras que desde sus primeros años forjaron esa fama y actitud hacia los proyectos.

Desde sus primeras obras  en viviendas colectivas para estudiantes en Copenhague propone miradas diferentes a proyectos convencionales que generan resultados muy fuera de serie: edificios que se retuercen o transitan interior y exteriormente, que comunican a sus habitantes en formas constructivas,  que integran el paisaje de formas gráficas o reales, que remiten a símbolos culturales,  o que experimentan con tipologías con innovación compositiva y no meramente formal.

Las obras de Bjarke siempre tienen un factor wow: ya sea porque logran con su morfología que todos los habitantes de un edificio disfruten determinadas vistas, porque reversiona una planta de energía nuclear en pista de ski, porque permite recorrer un pabellón enteramente en bicicleta,  o porque reformula una tipología convencional como el skyscraper neoyorquino en un formato novedoso con patio central y vistas bastante democráticas, todo ello cumpliendo con normativas y condicionantes variados.

Además de innumerables carátulas de revistas de arquitectura y diseño, diarios financieros, charlas TED, su capítulo especial en la serie Abstract de Netflix, o su propia película “Big Time” .

Esta última  por ejemplo, a diferencia de la mayoría de los films sobre arquitectura que enfatizan el diseño y la construcción, ahonda en cuestiones más íntimas en cuanto a los sacrificios que vienen con un éxito tan estratosférico como el que Ingels ha experimentado desde que comenzó su compañía hace quince años.  Bjarke tiene claro que los arquitectos cambian formas de vivir, trabajar o paisajes enteros de ciudades “sólo porque se les ocurrió en un papel en algún momento” y ese poder lo ejerce con responsabilidad a costa de su salud en muchos casos. La película es tal vez la respuesta a las críticas con las que viene la popularidad: que se parece a las Kardashian del mundo de la arquitectura es lo menos que le han atribuído. En todo caso más allá de excesos, su gestión de marketing y negociación es altamente didáctica para un gremio que muchas veces se pasa de académico, olvida el contacto con la gente de a pie, y el hecho de proyectar para que se pueda vivir y disfrutar los espacios además de que sean material para revistas de arquitectura.

Su oficina en Manhattan abrió cuando iniciaban el proyecto del Via 57. Ahora en vías de terminación,  están programando una mudanza a la zona de Dumbo, donde abundan los espacios más generosos y entornos más asociables al perfil de los empleados del lugar.

Cn su equipo trabajando desde  un pent house  de exterior clásico pero interiores industriales sobre la calle Broadway a pasos del Ground Zero, fue con el proyecto del Via 57, el “courtscraper” con el que revolucionó la solución habitual en altura de esa ciudad, el cual también pudimos apreciar de cerca. Se trata de un condominio de 700 unidades de alta gama, entre las cuales también hay algunas de menor costo, por exigencia de normativas. Su particular forma además, responde a que el mismo desarrollador inmobiliario que lo contrató tenía una torre preexistente en el predio en 2a línea con respecto al río y no quería perder las vistas.

Como no podía ser de otra forma, un equipo de marketing que responde casi instantáneamente y coordina visitas te recibe en su casa y dedica más de una hora a comentar distintos proyectos y evacuar todo tipo de preguntas. Compartimos las fotografías que tuvimos permiso para difundir con restricciones de áreas de proyectos y maquetas aún en instancias de competición o similares.

Un piso muy luminoso, lleno de monitores trabajando, libros de referencia, trofeos de distintos premios, maquetas, modelos en  3D de distintas piezas, tapas de revistas de todo el mundo en  exhibición…y el skyline del downtown de Manhattan ingresando por ventanales bordeados de gárgolas de cobre y frisos artesonados, en contraste franco con el  interior vanguardista, industrial y jóven.

Arquitectos de hasta 25 nacionalidades comparten un espacio open plan que alterna sectores de mesas de trabajo conectados física y visualmente con áreas de maquetas de gran escala, y sectores privados para reuniones donde se pueden apreciar asientos diseñados in house, videos con recorridos virtuales por obras en distintos puntos del globo y una sala de reuniones junto a sus edificios estrella: la sede de Lego en Billund y la nueva sede de Google en California, en la cual interactúan con el británico Thomas Heatherwick (primera instancia colaborativa con otro colega, que resultó cuando el cliente no se decidió por uno sino que se quedó con las ventajas de ambos proyectos)

 

La oficina inaugurada en el año 2012, se encarga así de las obras en América, que por ahora incluye Canadá y USA básicamente o sea que cual Napoleón o Marco Polo, aún queda mucho territorio por conquistar. Aún así , solo en Manhattan tienen 6 proyectos en ejecución: el recién inaugurado Via 57, residencial, el Two World Trade Center (competencia de la cual desplazaron a Sir Norman Foster) , una estación de policía en el Bronx, The Spiral, un rascacielos con terrazas arboladas en Hudson Yards junto al High Line, The Eleventh, unas torres residenciales también en el área del High Line, y las viviendas Gotham Residential.

Para tal agenda de proyectos y compromisos, Bjarke cuenta con asociados y un equipo de profesionales en distintas áreas que lo respaldan y hacen posible sus iniciativas.

Su contraparte en Copenhague es la que completa la cifra de 400 personas trabajando en más de 40 proyectos de gran escala simultáneos alrededor del mundo.

Mucho que aprender  en algunos aspectos relevantes de estos entornos y gestiones:

_ La inversión en marketing paga a mediano o largo plazo: mas pronto o más tarde rinde frutos escalables

_ El cerebro financiero y empresarial que requiere montar una práctica de este calibre por más colaboradores que se tengan es excepcional en un rubro al que se enseña habitualmente a diseñar pero no tanto a dirigir y gestionar empresas independientes.

_ El divertirse inteligentemente proyectando genera exploraciones que desarrollan espacios lúdicos, innovadores, que se transitan o viven de formas novedosas. Y si: también rinden en revistas.

_ La atención al público no especializado o recibir gente de otros países para ofrecer una recorrida por el Estudio genera un boca a boca que también puede llegar a potenciales clientes. El hermetismo cultivado por algunos que se posicionan como inalcanzables es inentendible en un mundo global como el de hoy en día.

_ El incorporar los formatos multimedia para demostraciones internas o proyectos , ya sea por películas, libros , documentales, charlas, diseños y colaboraciones con editoras de muebles para colecciones cápsula, van sembrando el camino de una difusión y entendimiento más profundo de la filosofía y carácter de la arquitectura que allí se genera.

En una entrevista exclusiva con ArchDaily  Ingels  dijo “Al final del día, aunque yo ejerza hasta caer muerto, quizá haremos 200 edificios, y será mucho. Pero 200 edificios en un mundo de 7 mil millones de habitantes no es mucho. La manera de realmente impactar sobre las vidas de las multitudes es haciendo algo que sea de alguna manera escalable, replicable o inspirador.”

Gracias! Arielle Cruz y Kathryn Chow  por hacer posible la visita en el marco de “Experiencias Urbanas” de Tati Paz + Ministerio de Diseño, junto a Itaú y Jetmar Viajes.

 

Share This

Related Posts

Leave a Comment