Se dio a conocer la segunda vuelta de proyecto del hotel y condominio promovido por el empresario italiano Giuseppe Cipriani de la mano del Arquitecto Rafael Viñoly.

La nueva propuesta incluye dos torres horizontales perpendiculares entre sí con una altura máxima de 100 metros, la tercera parte de la edificación proyectada originalmente. Según el diario El Observador, el proyecto necesita una excepción en altura hasta ahora inédita. La más amplia que hay aprobada hasta el momento es de casi 90 metros en la parada 17, donde se levanta un desarrollo inmobiliario del empresario argentino Sergio Grosskopf.

Según la propia página de la Intendencia de Maldonado “el jefe comunal señaló que el proyecto “le encanta” porque preserva el ícono y terminará en las revistas internacionales. Dijo sentirse sorprendido fuertemente y destacó que el arquitecto tomó en cuenta las observaciones. Rescató la actitud de saber escuchar y tener un gesto de humildad para avanzar.  Señaló que la obra no impacta en la manzana del San Rafael porque tiene independencia de circulación y jerarquizará la zona que veía a diario como se descascaraba el viejo hotel. Dijo esperar que la aprobación pueda darse prontamente por el bien del departamento y del país”.

SOBRE LA PROPUESTA Y LO QUE VISIBILIZA

Si bien se entiende que el rescate de un edificio de la complejidad y escala del antiguo hotel San Rafael cuya conservación se mantiene como premisa –por ahora– implique una ecuación financiera que requiera áreas complementarias comercializables, es un desafío, casi una obligación para el balneario el ahondar sobre los conceptos que diseñen una normativa clara y se transmita transversalmente a todos los sectores.

En toda obra de interés público es imposible conformar a todos, pero sí es necesario que se perciba con claridad meridiana una visión de ciudad, más allá de Viñoly, Cipriani o cualquiera sea el inversor de turno, temas que ya hemos relatado previamente en esta nota.

Así, el territorio del balneario se vuelve un tablero de ajedrez donde se tiran alternativas estratégicamente exageradas y especulativas para ver cuánto puede avanzarse con la normativa vigente (¿cuál de todas?)  y/o con la flexibilidad de quienes evalúan cada propuesta, en una gimnasia que lo único que logra es enturbiar y empobrecer los procesos de gestión y decisión.

………………………….

A Viñoly deberíamos agradecerle el ejercicio de plasmar en forma descomunal, y exagerada las posibilidades que brinda una normativa desdibujada. 

Criticarle la forma de los edificios propuestos parece superficial comparado con lo que pone en evidencia: una ausencia de reglas claras y visión de rambla, de ciudad, de preservación de edificios de valor arquitectónico o cultural (llamémosle la Solana del Mar, Poseidón o San Rafael).

Cual cachetada en la cara nos están gritando que eso puede hacerse según nuestras propias reglas de juego y nosotros atacamos al autor. ¿No sería mucho más eficiente mirar hacia adentro y preguntarnos por qué pasa eso?

………………………….

Leámoslo como la consecuencia de algo que no está funcionando como debe en un organismo. Eso es el sarpullido que sale cuando algo nos cae mal. Si solo nos rascamos y maldecimos el problema empeora. Hay que traer al médico para que diagnostique, cure, y hacer los deberes. De lo contrario vendrán más sarpullidos. Como el proyecto que propone hacer un conjunto de cuatro plantas de altura que supone cerca de 13.000 metros cuadrados, más un hotel de 10 bloques de tres pisos cada uno, lo que suma un total aproximado de 40.000 metros cuadrados edificados. Todo eso en un área protegida de la Laguna Garzón.

¿Vamos a seguir criticando propuestas y sometiendo normativas a votaciones o tomamos medidas con la suficiente profundidad y alcance para ordenar un desmadre a estas alturas evidente? Porque si hay gente que por acá no acusa recibo de ese desorden, parece que desde afuera es evidente y lo dibujan en forma de nave espacial, sin mencionar los memes humorísticos que ya son incontables a nivel local.

Va siendo hora de dejar de ser banco de pruebas de humoristas o inversores, de dejar de gestionar por ensayo y error, de tantear opinión pública o solvencia detrás de carpetas para dibujar el paisaje de una ciudad que merece mucho más que eso.

Basta recordar algunas cifras:

_ Punta del Este es el principal balneario en aporte de divisas por US$ 550 millones en los 3 meses del verano, llegando en años como 2017 a 1.000 millones en todo el año.

_ Hay permisos gestionados por 850.000m2 a un valor promedio de U$S 3500m2

_ En el 2017 el balneario generó U$S 800 millones en inversiones inmobiliarias.

El peor escenario no es que se construya un rascacielos de 300m de alto o rascasuelos de 300 de largo sino que Cipriani y Viñoly se cansen de manipulaciones de opinión pública, y reglas cambiantes y se vayan con sus propuestas a otro lugar. ¿Por qué? Porque sienta un precedente frente a inversores internacionales, y cuando las reglas no son claras puede prestar a confusión y pensarse que estas tienen precio, lo cual conviene a muy pocos y daña a muchos, comenzando por la imagen del país.

Otra inmediata y corta conclusión es que oponerse a los proyectos de esta escala es ir en contra del progreso. Se trata de ponerle reglas claras a ese progreso para que la ciudad crezca en forma sólida y no a la deriva. Si los de acá no entendemos las reglas, mal puede hacerlo alguien de afuera.

En management hay un dicho que reza que si podés explicarle un proceso o un proyecto a tu abuela y lo entiende quiere decir que está pronto para ser difundido. No creo que nadie de fuera de la Junta o IDM pueda realmente explicar la visión de la ciudad a largo plazo, ni una normativa que hace un mes tenía 30m de altura, luego 70, se evalúan 300 y queda en 100.

Se trata de no esperar soluciones desde afuera: ni un arquitecto de talla internacional que resuelva en su proyecto todas las tensiones que afloran en estos procesos con un formato que además conforme a 3 millones de urbanistas (cuando se cansan de ser DTs), o que un inversor por sí solo atraiga turismo todo el año o dé trabajo de por vida.

Si hay funcionarios que nos leen y entienden que la situación dista de la planteada acá, deben entender que si no se percibe la realidad y se especula es porque no hay suficiente información o los canales no son los adecuados, lo cual es doblemente inoperante e improductivo para todos los frentes.

………………………………………………

SOBRE EL DEBATE ARQUITECTÓNICO

La arquitectura es claramente una disciplina que nos afecta a todos y dentro de la cual pasamos el 90% de nuestro tiempo, pero ese protagonismo no se ve reflejado en la cantidad, calidad o variedad informativa a la que accede el público en general.

Eso supondría tener a la disciplina en una agenda informativa que permita el debate en forma permanente y no solamente cuando suceden casos extremos como es el que nos ocupa. El que el debate de arquitectura de ciudad trascienda los muros de la Academia o de las Intendencias o funcionarios que resuelven en claustro y con votos políticos el paisaje que nos afecta a todos es una condición para mejorar la calidad de los edificios y espacios públicos en nuestro país.

Cuando la información drene conceptos a gente no formada en la materia, permitirá que el ciudadano valore ejemplos bien logrados de todas las épocas, se exija más a los profesionales, y a los gobernantes en instancias de contralor.

Así como la ecología, hasta hace años un concepto teórico y poco asociable con rutinas diarias prendió en la sociedad a fuerza de reiterarlo desde los medios a los kindergarden, desde los gobiernos departamentales o municipales a acciones particulares y hoy está firmemente instalado en la cultura colectiva, sería tiempo de cultivar a legos y ajenos (sobre todo aquellos que no ejercen pero sí deciden)  acerca de los factores que hacen a la buena arquitectura y sus efectos inmediatos en ámbitos comerciales, de imagen, calidad urbana, pertenencia a una comunidad y marketing global.

Es necesario entonces:

_ GESTION URBANA SÓLIDA

Es necesario contar con premisas claras y normativas que sean un faro que guíen los proyectos y no una plasticina que se acomode a ellos. (Si existen, no hay difusión clara de las mismas lo cual anula su objetivo) No quiere decir que sea estática pero el dinamismo debe ir de la mano de un objetivo claro a largo plazo.

_ TRANSPARENCIA E INFORMACIÓN

Meses de demora en pedidos de información a oficinas municipales, enclaustrar los procesos en ámbitos cerrados o restringidos sin mecanismos de difusión aceitados son inadmisibles en gestiones modernas, máxime en contextos de tecnologías de información abundantes y democráticos.

_ EDUCACIÓN

Acciones de educación de conceptos de patrimonio, ciudad, valores de arquitectura generales deben ser instalados en órbitas de enseñanza primaria. Esos alumnos al crecer pueden no ser arquitectos, pero pueden ser comerciantes que evalúen proyectos para su empresa o gobernantes que definen con su voto político el permiso para un proyecto de gran escala.

Sin estos tres factores que hoy en día están ausentes o mal comunicados mal podremos aspirar a dejar de ser el patio de recreo (o de lavado) de inversores o arquitectos con estrellas que lo único que hacen es jugar en una cancha mal dibujada, con reglas de juego ambiguas y cambiantes solo porque se les permite hacerlo.

Hagámosle honor al ideario artiguista de “nada podemos esperar sino de nosotros mismos” y construyamos nuestro propio destino, y las ciudades con nuestras propias reglas, y compartámoslas con quienes se debe rendir cuentas.

Share This

Related Posts

VII Bienal Internacional de Arte Textil Contemporáneo

VII Bienal Internacional de Arte Textil Contemporáneo

Program nauczania Alicji jest bardzo szeroki pod względem ilości i jakości przekazy...

COMMENTS 20

  • Fredy junio 23 2018

    Si Gabriela, somos 3 millones de paisajistas, arquitectos y ciudadanos. Y cual es el problema? Conocés Benidorm seguramente… para no hablar de otros. Cual es el problema de que los ciudadanos se informen y opinen? Que no dejemos a los gobernantes e inversionistas de turno delineen nuestro paisaje?

    1. Gabriela Pallares junio 23 2018

      Fredy si lees la nota completa verás que coincido con tus dos observaciones; defiendo el que la gente en general no solo opine sino que sea informada correctamente sobre arquitectura y no solo quienes están formados académicamente y no estoy de acuerdo con que desde afuera se delinee y maniobre la política urbanística del balneario.

  • Semino Charles junio 23 2018

    mamarracho tras mamarracho !! Es un adefesio el nuevo proyecto ! ! Premio a lo mas feo ! Porqué Vignoly no renuncia y se va ? Tiene ALGO de dignidad ? Ademàs, porqué NO se hace un llamado a concurso Internacional, para que todos los arquitectos que quieran, puedan proponer un proyecto ? ESO seria democracia y respetaria las leyes de libre concurrencia, este proyecto es demasiado espantoso !!!

    1. Aurelio Osorio junio 23 2018

      Semino Carles el mamarrocho es usted y se ve a las claras que no es de maldonado y debe ser un montevideano envidioso, ahoguese con su bilis de envidia,

    2. jose beracochea junio 26 2018

      Estimado, si Usted va a construir una casa hace un llamado internacional? Esto es una obra privada y el dueño contrata al arquitecto que quiera. De todas maneras no se trata de eso la nota.

  • Aurelio Osorio junio 23 2018

    Me interesa un comino lo que piensa esta arquitecta esto lo vamos a resolver solamente los Fernandinos los de afuera son de palo como lo dijo el gran capitan Obulio Varela y no los anti Punta del Este sobre todo los envidiosos de Montevideo y los resolveremos nosotros que fuimos los que creamos Punta del Este mediante nuestros representantes en la junta departamental Fernandina, soy guia turistico regional de Punta del Este y ningun Montevideano me va a decir que es lo que tenemos que hacer que sigan vomitando bilis de envidia que siempre tuvieron por Punta del Este, nos van a dar consejos que es lo que tenemos que hacer ? mejor preguntensen los Montevideanos que hacer con la mugre y la basura de montevideo que cada ves que hago un tour por esa ciudad los turistas me preguntan por que tienen tanta mugre comparando con Punta del Este y uno pasa verguenza ajena. como dije soy guia turistico y con mis 64 años y hago tour en verano por Punta todos los dias he conocido turistias de todas partes del mundo y he recibido por ellos de Punta siempre elogios. Las fortunas mas grandes del mundo del 20 de diciembre al 20 de enero estan en Punta y por montevideo ni siquieran pasan. llegan en sus propios aviones privados al aereopuerto de Punta. si quieren saber mas de mi pregunten por Lito en los mejores Hoteles de Punta como el Enyoy Conrad, Remanso, Jean Clever, Concorde, etc

    1. Gabriela Pallares junio 23 2018

      Estimado, le recuerdo que lejos está el tema de ser resuelto por los fernandinos sino que justamente las condiciones que rigen para los habitantes de Maldonado las están adaptando al inversor extranjero con lo que la decisión y pautas las ponen desde afuera, no se hacen respetar segun criterios internos desde hace rato. Lo de la mugre de Montevideo está tan mal como lo otro tiene razón, pero no es lo que se está debatiendo.

    2. Fabián Alfonso junio 25 2018

      Leo su comentario y lo único que se me viene a la cabeza es la palabra MEDIOCRE. Ningún interés de su parte en entender un artículo que no desprende en ningún caso la intención de tutoriar. Solo ve envidia donde hay conceptos y opiniones que si son controversiales los son precisamente por que dibujan una realidad poco desada. Es obvio que no ha salido de Punta del Este, salvo para apreciar los “…basurales de Montevideo…”, ya que se nota su absoluta falta de perspectiva. No poseé la capacidad de autocrítica o de recibir comentarios y analizarlos objetivamente antes de vomitar su “…bilis de envidia…” y defiende la autodeterminación fernandina aunque, con absoluta falta de perspicacia, se le hincha el pecho al hablar de “…Las fortunas mas grandes del mundo del 20 de diciembre al 20 de enero están en Punta…”, como si estas fueran actores pasivos en las decisiones sobre el territorio que eligen para posar sus inversiones. Usted es un claro ejemplo de quienes pretenden sacar al país adelante por el camino más corto, ese sin esfuerzo y sin reflexiones, a puro insulto frente a quien piensa distinto. Si quiere saber más de mi, pregunte por Fabián, en los mejores almacenes y kioscos de La Blanqueada. Saludos

  • Diego junio 23 2018

    Es brillante este artículo. Felicitaciones!

  • Armando Liovoy junio 23 2018

    “que Cipriani y Viñoly se cansen de manipulaciones de opinión pública” En realidad son ellos los que nos están manipulando a nosotros. Y no somos de golpe tres millones de arquitectos. Somos tres millones de uruguayos que nos duele y nos da rabia que nada menos que otro uruguayo nos venga a tomar el pelo. ¿O acaso cuando el Sr. Viñoly presenta un proyecto en EEUU o Europa y la normativa establece una altura máxima de 70 mts. presenta un proyecto de 300 mts. de altura? Seguro que no lo hace, entonces, ¿ para que viene a hacerlo acá? ¿Acaso alguien le dijo “presentalo nomás y después vemos”? El punto aquí es: la normativa está, si al Sr. Viñoly no le gusta pues que se vaya y deje de agarrarnos de idiotas.

  • Florencia junio 23 2018

    Gabriela, estoy de acuerdo en tus apreciaciones. Creo que ya es hora de que dejemos de reaccionar y si a exigir y planificar mas allá de la administración de turno. Algo similar sucedió con el Plan Estratégico para el Eje Aparicio Saravia y la modificación a la ordenanza en Rincón del Indio. No obedecía a una necesidad real de desarrollar una “nueva península” como se decía, y a la prueba está que la “nueva península” y sus microcentralidades no logran arrancar. Lo que si fue reconvertida la tierra para hacer torres de 21 pisos en una zona que antes era un barrio jardín.
    La gestión del espacio público, el tránsito, el transporte colectivo, qué hacer con zonas claramente subutilizadas como lo es el final de Gorlero con esos edificios comerciales cerrados y tugurizados, afectando todo un barrio de un atractivo turístico sin igual.
    Son muchos los frentes que hay que atacar. Bienvenida tu opinión. Creo que tenes razón, este proyecto dejó en evidencia que no está clara la visión que tenemos, y es claro que no puede estar solamente en manos de los desarrollistas y la administración de turno.

  • Denis Herrnstadt junio 23 2018

    Es una posibilidad que el estudio de arquitectura del Arq. Viñoly y los promotores hayan decidido presentar un segundo proyecto absurdo para que también sea rechazado. Las razones para ello pueden ser muchas, ganar tiempo por la situación actual en la Argentina, el costo de construcción que está en ún valor históricamente alto, y otros que dejo a la imaginación del lector. Desde el punto de vista urbanístico estoy de acuerdo que se pueda reestudiar la normativa actual para esa zona. Para ello habria que tener en cuenta que el inversor en este proyecto pueda hacer una rentabilidad razonable sobre su inversión. La inversión consistira en la compra del terreno y sus edificaciones, el costo del reciclaje del Hotel, y el costo de los apartamentos a construírse. El retorno de la inversión será a través de la venta de los apartamentos, las utilidades del hotel y las del eventual casino. El tamaño del terreno, permitiría hacer holgadmente unos 50.000 m2 de apartamentos para la venta, con altura y ocupación de la tierra normales actualmente para Punta del Este. También dejo a los profesionales arquitectos e ingenieros civiles el cuantificar la excelente rentabilidad que un proyecto tanto más amigable dejaría a los inversores..

  • kronerjorge@gmail.com junio 24 2018

    Mucho peor el remedio que la enfermedad.

  • horacio martinelli junio 24 2018

    con este criterio si fuera negocio instalar una p`lantacion de algo dentro de la plaza centrica de Gorlero que a la vez seria atraccion turistica y una inversion mas que rentable,removeriamos todo plantariamos frutillas de malasia y quedaria un predio rural dentro de la ciudad. La verdad que este edificio el arquitecto quiere ser figurita internacional pasando por encima de lo que es la arquitectura de punta del este. Este balneario cada dia deja de ser lo que fue y terminara como mar del plata o sea una porqueria edilicia-Cada cosa en el lugar que correpònde y esto no correspomnde a punta del este-Mamarracho a otro lado

  • Caro junio 24 2018

    Yo realmente no se nada de las normas, no se nada de arquitectura, no se nada como alguien gasta esa guita q dificilmente se va a recuperar apostando a un turismo tan exclusivo q por estos lados no existe, pero no me gustan ninguno de los dos proyectos y sobre gustos……..

  • ale symonds junio 25 2018

    excelente articulo!! gracias

  • Marcelo Leal junio 25 2018

    La verdad que aqui lo que le importa a Cipriani es tener un casino privado a como de lugar y sin dudas este segundo proyecto es realmente espantoso prefiero sin dudas el proyecto anterior (aunque tampoco era razonable esteticamente hablando). Nadie menciona lo del casino privado pero ese es el meollo del asunto y deben lograr una inversión superior a la que hizo el Hotel Conrad en su momento para poder tener la habilitación para el mismo.
    Por lo cual, si no le aprueban este mamarracho, vendra otro y otro y otro, espero finalmente que Viñoly dibuje algo acorde a su prestigio y no ese adefesio que se parece mas a la casa de Los Supersónicos que a un edificio moderno y acorde a una ciudad como Punta del Este.

  • Pau junio 25 2018

    Quieren ser tan innovadores, que al final termina siendo muy burdo y no logra conectarse con el entorno.

  • Ruben Gómez junio 30 2018

    Los habitantes de Punta del Este nos estamos poniendo muy nerviosos, porque un grupo de ediles y el actual intendente están realizando demasiadas “excepciones “ en cuanto a obras edilicias., como lamentablemente lo hizo anteriormente el gobierno izquierdista. Ya están en construcción unos horrendos y monstruosos edificios en las 17 y 18 de La Mansa (Venetian y Fendi). Ahí la altura máxima era de 3 pisos (unos 9 metros) estas torres tendrán 100 metros. Lamentablemente Punta del Este va camino a ser un Cancún o peor aún, un Benidorm (Valencia, España) o una triste Mar del Plata. Las grandes construcciones a fuerza de dineros un tanto sospechosos, van estrangulando los barrios residenciales, poblados de hermosas viviendas con grandes jardines y bien arboladas, para dar lugar al cemento, al aluminio y al vidrio. Los árboles desaparecen por completo, sólo quedan pequeños arbustos y colas de zorro dentro de pequeños cercos de césped. La IDM mutila al balneario supuestamente para dar trabajo, dicen 400 obreros pero en realidad son poco más de cien en esas obras. Ese no es el interés de la IDM, la verdad son las recaudaciones futuras. Donde habían cinco magníficos “chalets” que pagaban aproximadamente un millón de pesos anuales de contribución, ahora habrán 6 torres de más de mil apartamentos que tributarán entre 80 y 200 mil pesos cada uno, ello significa multiplicar y agregar muchos ceros a los ingresos en tributos para la IDM. Así es que, comparto esta buena nota de la Arq. Pallares y hagamos esfuerzos para evitar la destruccion de aún hermoso balneario.

  • Ricardo Varela julio 1 2018

    No comprendo el sentido de tomar fotografías de la maqueta del proyecto con tan poca profundidad de campo, que en ninguna de las tomas se puede apreciar toda la edificación nítidamente. Si es para dar sensación de perspectiva no parece un buen recurso.

Leave a Comment


dillards mens