America Business Forum: un repaso por testimonios que inspiran futuro

14/02/2020 | Actualidad

America Business Forum: un repaso por testimonios que inspiran futuro

14/02/20 | Actualidad, Eventos, Gestion Cultural

America Business Forum: un repaso por testimonios que inspiran futuro

14/02/20 | Actualidad, Eventos, Gestion Cultural

 

La quinta edición de America Business Forum reunió más de cinco mil personas en el Centro de Convenciones de Punta del Este para debatir sobre liderazgo, toma de decisiones y éxito corporativo junto a destacados líderes del mundo: el neurocientífico Facundo Manes, el productor de televisión Adrián Suar, el actor Benjamín Vicuña, el empresario hotelero Giuseppe Cipriani, la sexóloga Alejandra Rampolla y el emblemático Mario Kreutzberger -más conocido como Don Francisco- fueron los speakers convocados para el ABF 2020.

 

 

El conductor del evento, Ismael Cala, inició el encuentro afirmando que el éxito de cada país depende de su propia capacidad de liderazgo. Y en esta línea, invitó a los presentes a “desconectarse para conectar” a través de historias de vida que buscan inspirar desde América Latina al mundo. La elección del comunicador cubano fue uno de los grandes aciertos de esta edición, quién con su particular elocuencia y precisión a la hora de entrevistar logró diálogos profundos y motivadores.

 

 

Además, valiéndose de su perfil espiritual dio cátedra de mindfulness exponencial, refiriéndose a tres grandes claves que todos deberíamos tener en cuenta para alcanzar el éxito personal y profesional:

1- Nuestra felicidad depende en gran medida del servicio que aportamos a la sociedad. Invierte no solo en cursos de adiestramiento profesional, sino también en tu desarrollo personal.

2Tu energía es más importante que tu intelecto, entonces todos los días dedícale un pedacito de tiempo a cultivarla y enaltecerla.

3- Cada uno de nosotros es el promedio de la suma de las cinco personas con quienes pasamos más tiempo. Si te crees el más brillante de tu círculo social, es hora de que incluyas alguien que te rete para alcanzar el próximo escalón.

 

El encargado de abrir el ABF 2020 fue el presidente electo, Luis Lacalle Pou, ovacionado de pie por la audiencia. “Uruguay necesita que le suelten el corsé para moverse más ágilmente en el mercado”, dijo en relación a política exterior anunciando que el “Brexit es un desafío para países de economías complementarias” y que “las decisiones tienen que ser en conjunto y rápidas”.

Además, habló del rol de nuestro país tanto en el Mercosur como en el mundo globalizado: “A Uruguay no le viene bien que los demás estén mal, yo no creo que las comunidades deban beneficiarse cuando el otro está mal. Nos sirve una región en paz, próspera y democráticamente estable. Como está el mundo hoy, creo que Uruguay, con algunos cambios en temas sensibles, se va a convertir en una isla de prosperidad y cosmopolita”. Y el remate vino con aplauso incluido: “Cala, Uruguay es el mejor país del mundo, aunque a veces no nos valoramos”.

 

 

FACUNDO MANES: “LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL JAMÁS PODRÁ SUPERAR LA INTELIGENCIA HUMANA”

El prestigioso neurocientífico argentino brindó una conferencia de unos 45 minutos, en la que partiendo de su historia personal habló sobre la importancia de estudiar para poder prosperar. “Me esforcé para estudiar, aun creyendo que no tengo una gran inteligencia. Pero está demostrado que es más importante la actitud que un grado más alto de coeficiente intelectual”, explicó en base a un ejemplo realizado en Inglaterra donde se desafió a dos grupos a resolver un problema matemático de alta complejidad: el primero con un coeficiente intelectual alto, que pensaba que la inteligencia no se podía ampliar; el segundo con un coeficiente menor, que pensaba que la inteligencia se podía expandir. El primer equipo se frustró y no logró resolver el ejercicio, mientras que el segundo superó la prueba gracias a la tenacidad, la actitud y el trabajo en equipo. La conclusión fue: “El cerebro humano crece y se expande cuando algo nos motiva y nos inspira”.

Según Manes, solo el 5% de la población argentina piensa que el ascenso social se logra a través de la educación, sino que creen que la clave está en la corrupción, el fútbol y la fama. Por eso, el orador explicó que debe cambiarse el foco de la educación: “Ya no es enseñar algo concreto a alguien. Hoy, es tratar de generar una brújula confiable en todas las edades para navegar en un mundo incierto, volátil y cambiante. Hay que volver a estudiar, todos los días. Los más chicos, los jóvenes y los grandes. Siempre debemos aprender cosas nuevas. La ignorancia, el odio y el miedo son armas para controlar la sociedad. Y el antídoto es la educación”.

 

 

En otro orden, se refirió a los vertiginosos avances de la inteligencia artificial, aunque aseguró que una máquina “jamás va a poder superar la inteligencia humana”: “La IA moderna analiza grandes cantidades de datos y hasta puede hacer tareas para la cual no fue programada. Pero jamás va a tener capacidad para la empatía, el contacto y las cualidades humanas”.

Por último, propuso que el crecimiento de un país hoy en día depende de su inversión en ciencia y tecnología, describiendo casos reales alrededor de todo el mundo de programas de desarrollo basados en la economía del conocimiento. “Hoy, la riqueza pasa por el conocimiento, la educación y la vinculación de la ciencia y la tecnología con la producción y el desarrollo de un país. Tenemos que cambiar el modelo de crecimiento actual y basarnos en el desarrollo humano para generar más igualdad”.

 

 

ADRIÁN SUAR: “LA ADRENALINA DEL ÉXITO ES UNA CARRERA MARATÓNICA”

Pudo hacer show y entender el business”, fue la primera cualidad que destacó Ismael Cala en diálogo con este actor que comenzó en los medios a los 13 años y poco a poco adoptó una versatilidad que lo condujo a convertirse en uno de los productores más destacados de Argentina. “Siempre tuve muy presente que quise y quiero perdurar. Pero más allá del éxito personal y colectivo, la suerte y la ayuda, sabía que para perdurar necesitaba estar centrado. La adrenalina del éxito es una carrera maratónica y la cabeza ocupa un lugar muy importante, porque vos podes emprender cualquier cosa pero tenés que estar preparado para ser exitoso y más preparado para fracasar”, dijo en relación a cómo nunca se “comió” la fama. “Hay que ver cómo está preparado tu cuerpo para caer y volver a levantarse. Y para eso, primero se debe tener cierta humildad en el éxito. Siempre escuchamos hablar de la pseudosoledad del éxito, pero te quedás más solo cuando además de exitoso, sos boludo. Esa combinación es letal”.

 

 

En relación a su concepto del éxito hoy, se sinceró y explicó que, como la mayoría de las personas, él también mide el éxito cuando le va bien en determinado proyecto. Aunque con el tiempo “aprendí que el hecho de emprender y llevar a cabo un producto que arranqué de cero, ya es un éxito personal. Empecé a dejar de mirar de reojo la aprobación del otro, estoy más contento con todo lo que logré a lo largo de los años y ese es mi éxito hoy. La vida profesional me dio mucho más de lo que yo estaba preparado”.

Además, se refirió a la importancia de construir lazos fuertes: “El peor capital que uno puede tener es que la gente se acerque por ser exitoso. En cambio, cuando construís mejores lazos y te toca fracasar, vas a evitar algo muy importante, y es que cuando caes y construiste mal, te van a pisar”.

Sobre su rol de líder empresarial, Suar confesó que a la hora de tomar decisiones le da más lugar a la intuición que a la razón, y destacó la importancia del buen trato con los empleados por encima del factor económico: “La gente que trabaja conmigo no es ‘mi’ gente. Puede haber una disparidad de roles, pero en el vínculo mano a mano siempre trato de que las personas que están trabajando en mi empresa no estén con la tensión de los roles jefe-empleado. Ojo, también aprendí que a la hora de bajar una idea no hay que ser blando”. “Fuerza serena, firmeza amorosa”, complementó Cala.

 

GIUSEPPE CIPRIANI: “SI TE GUSTA LO QUE HACES Y LO HACES CON MUCHA PASIÓN, TODO ES MÁS FÁCIL”

“¿Cómo hacés para mantenerte en eje en las conversaciones que se vuelven tensas?” Con esta pregunta Cala abrió un mano a mano que repasó el legado familiar de Cipriani y su exitosa vida profesional. “No tengo mucha tensión, soy relajado porque me gusta lo que hago y ese es el gran secreto. Si te gusta lo que haces y lo haces con mucha pasión, todo es muy fácil”.

Acerca de por qué eligió Punta del Este para el desarrollo de uno de sus más grandes proyectos inmobiliarios explicó: “Hay mucha espiritualidad en este lugar. Tengo una casa aquí hace más de 20 años y puedo decir que cada gobierno siempre nos ayudó mucho. Tengo una gran relación con la intendencia de Maldonado: en menos de un año nos aprobaron este gran proyecto. En cambio, en Venecia compré una tierra y hace cinco años que espero los permisos para poder edificar. Cuando hay un gobierno que apoya y leyes que funcionan es mucho más fácil invertir”.

 

 

Sobre el proyecto de reforma del Hotel San Rafael dijo que la primera etapa durará dos años y que será el resort más importante de Latinoamérica. “Va a ser un lugar mágico. Lo que estamos haciendo tendrá una calidad que no existe hoy en Punta del Este. Será el puntapié para atraer al público europeo y no dudamos en lograrlo porque Uruguay es un país fantástico con una naturaleza alucinante”.

La sorpresa llegó cuando el padre del invitado, Arrigo Cipriani, subió al escenario y se refirió a las bondades de estas latitudes: “Hospitalidad es motivación y motivación es libertad, cultura  y lujos. No hay robot ni inteligencia artificial que sustituya al ser humano. Sin la cultura no existe un país, América Latina tiene distintas culturas muy diferentes y es lo que la convierte en muy interesante. La libertad es fundamental porque vi luego de la Segunda Guerra Mundial cómo puede cambiar una ciudad del sufrimiento a la felicidad. Y los lujos no tienen que ver con el dinero, sino con lo que los seres humanos podemos crear”.

 

 

El grupo Cipriani tiene más de cinco mil empleados alrededor del mundo, y según el propio Giuseppe, la clave para liderar a los colaboradores tiene que ver con cuidar los principios fundamentales del trabajo: la seriedad y el servicio de excelencia para los clientes. “La relación con el cliente es importantísima. Es fundamental que el cliente diga la verdad sobre nuestros servicios, ese es el secreto para que el negocio funcione. Y por eso, la seriedad de los colaboradores no es negociable, es algo que hay que tener. Es necesario que a los trabajadores les guste lo que están haciendo, si no les gusta atender a los clientes que hagan otra cosa. A los que trabajan conmigo les digo: piensa en hacer las cosas bien y saldrán bien”.

Consultado por Cala sobre qué factores lo llevan a elegir el lugar para instalar un nuevo emprendimiento, Cipriani advirtió: “Primero, es importantísimo que te guste el lugar. Segundo, nuestros clientes viajan mucho y es necesario tener conocimiento de los países a donde van ellos. Y tercero, es algo que se siente por dentro. A veces entras a un lugar y tiene una magia que te lleva a decidir comenzar un nuevo proyecto allí mismo”.

¿El secreto de su exitoso liderazgo? “Ser simple es lo importante: tienes que tener la complejidad de la simplicidad. Ser líder significa que la gente sigue lo que haces y la mejor manera para demostrarlo es mostrarse con ellos. El líder es el que se entera de todo, se da cuenta cuando las cosas funcionan y cuando no”.

 

BENJAMIN VICUÑA: “LAS DECISIONES SE TOMAN CON OLFATO E INSTINTO”

La exitosa carrera en cine y teatro de Benjamín Vicuña le permitió abrirse camino al mundo de los negocios, invirtiendo en arte, moda y gastronomía. Fundó el complejo teatral Centro Cultural Mori, la cadena comercial de salas teatrales más grandes de Chile, y está impulsando un nuevo concepto de microteatro en España, Perú y Argentina. ¿Sus compañeros de equipo? Dos grandes amigos de la infancia. “Las decisiones se toman con olfato e instinto. Y hoy, a mis 41 años elijo con quién trabajar. Le doy un valor importante a los contenidos y a estar cerca de mi familia. Trabajar con amigos es la confianza, la diversión, el cariño y la lealtad. Esto no quiere decir que uno no puede emprender con personas que no conoce, pero si puede hacerlo con gente que admira y confía, mejor”.

 

 

Las sociedades siempre son complejas, pero hay que repartir responsabilidades y reinventarse constantemente. Hemos probado desde peluquerías hasta marcas de ropa, pero una de las claves fue encontrar que la expansión empresarial no tiene que ver con hacer mil cosas sino con concentrarse y ser los mejores en eso”, dijo el actor de la serie española Vis a Vis en relación a cómo encontró su camino hacia el negocio teatral. También admitió que su capacidad para “construir cosas y armar equipos” la heredó de su papá, y se autodefinió como un líder que “aporta desde el costado humano y creativo, desde el sentido común y la sensibilidad”.

Sobre éxito y fracaso: “Es un cliché, pero de los fracasos se aprende. Hay que saber levantarse, reconocer y tener humildad. Eso es lo que te curte y te hace crecer. ¿Y el éxito? Cuesta entenderlo, porque muchas veces hacemos las cosas bien, con las personas indicadas, poniendo esfuerzo y dedicación, pero nada funciona. Y luego, con ese mimo grupo, el mismo trabajo y esfuerzo, la magia sucede. Entonces, hay un factor ajeno que tiene que ver con tiempos y circunstancias. Con la suerte”.

 

ALESSANDRA RAMPOLLA: “NO TODOS LOS CAMINOS DE LA FELICIDAD TIENEN QUE VER CON LA MATERNIDAD”

Alessandra Rampolla habló de empoderamiento femenino y de la importancia de romper con los mandatos sociales. Dijo que a priori no reconoce ningún vínculo entre la vida sexual y los negocios, pero “si los negocios traen satisfacción a la persona y le otorgan felicidad, en este caso, pueden influir positivamente en su vida sexual, ya que alguien que se siente feliz puede disfrutar más plenamente de su sexualidad”.

 

 

La sexóloga y comunicadora también se refirió a la construcción de su marca personal. Cala comenzó advirtiendo que hace un tiempo atrás los CEOs se limitaban a estar detrás de la compañía, y que el primero en iniciar el cambio fue Steve Jobs cuando comprendió que nadie podría representar mejor que él su producto, tanto energética como emocionalmente. “Hoy, nosotros somos productos”, reflexionó el entrevistador. En cuanto a su propio branding, Alessandra explicó que sucedió a la par de su construcción como sexóloga: “Primero tuve que convencerme yo misma de que iba a ser ‘esto’. Nunca me senté en una reunión de mercadeo, todo se dio de una forma muy orgánica. Creo mucho en las vibraciones y las energías”.

A su vez, elogió la apertura de las nuevas generaciones y planteó la necesidad de aggionarse permanentemente para poder evolucionar: “Si aún no lo hicieron, sáquense el sombrero con las nuevas generaciones. No ven colores de piel ni orientación sexual. Miran desde un lugar que no divide y eso pinta un mundo muy diferente. Los que somos más  grandes creemos que ya aprendimos todo de chiquitos y la vida es para aprender constantemente, porque si dejamos de aprender a los 20 años, a los 45 hace rato estamos desactualizados”.

Por último, se refirió al rol de la mujer en la actualidad y dijo que “no todos los caminos de la felicidad tienen que ver con la maternidad”.

 

DON FRANCISCO: “QUEDARSE CON UN FRACASO ES COLGAR EL ALMA”

Don Francisco fue el último orador y uno de los más esperados esta edición, en la que conversó con el fundador y CEO de América Business Forum, Ignacio González. Durante la entrevista, habló de su extensa trayectoria en televisión, los grandes aprendizajes de su carrera, la fundación de la Teletón, la solidaridad como un canal que dignifica, y las claves para ser exitoso.

 

 

El ganador del récord Guiness por el show de entretenimiento más largo de la historia, Sábado gigante, recordó sus años dorados en TV y se refirió al poder  de “manejar las masas”: “Cada día que pasas en pantalla sientes una responsabilidad mayor con tu audiencia. Yo hace 58 años que soy comunicador y la responsabilidad es enorme. Yo me debo al público y tengo que entregar siempre un buen programa. Cada vez que escucho las risas, los aplausos y la emoción de la gente me siento pleno. Su majestad: el público”.

También, habló de su vida más íntima y confesó una interesante anécdota familiar: “Recuerdo en un cumpleaños, mi hijo que tenía 9 años me regaló un frasco que adentro tenía un papel. Al abrir el papel, este decía ‘Tiempo’. “Papá, tú ya tienes todo, lo único que no tienes es tiempo” me dijo. Me dolió muchísimo. Tiempo después fuimos a terapia familiar y mi hijo tenía que dibujar a la familia. A mí me dibujó como un tipo chiquitito, que se estaba cayendo. Ese era yo para él. Fue una daga. En ese momento me di cuenta que esto tenía que cambiar. Así fue que inventé los “martes especiales”: todos los martes trabajaba solo hasta las 12 del mediodía, entonces los esperaba salir del colegio y les preguntaba a mis hijos que querían hacer y lo hacíamos juntos. Fue un reencuentro extraordinario, durante muchos años lo hice con mi familia y lo he recomendado a mis amigos”.

 

Don Francisco compartió con los presentes su decálogo para ser exitoso en diez puntos fundamentales, y este fue el gran broche de oro de la quinta edición del ABF 2020:

 

_ Perseverancia: fue lo que me permitió presentarme una y otra vez a las entrevistas para entrar a la televisión, hasta que logré que me vean.

_ Siempre ponerse metas, a corto y a largo plazo.

_ Hay que descubrir las oportunidades. Existen y siempre hay que buscarlas.

_ Hay que revertir los fracasos. Quedarse con un fracaso es colgar el alma.

_ Escuchar la crítica siempre. Luego descubre si es bien o mal intencionada, pero siempre escúchala.

_ Hay que aceptar con humildad los consejos.

_ Siempre corre el riesgo.

_ Levantarse temprano y hacer deporte.

_ Gastar menos de lo que ganas, es bueno tener una reserva para  emergencias.

_ Y por último, una parte fundamental de mi éxito personal: haber tenido una familia establecida y haber estado casado 58 años, algo que ya no está de moda pero que a mí me ha dado muchos buenos resultados.

 

 

 

 

 

Compartí en las redes