Branding de alto vuelo: Las aerolíneas suman identidad y diseño en su experiencia a bordo.

17/02/2018 | Actualidad

Si hay algo mejor que tener una aerolínea de bandera es que cada pieza en contacto con el pasajero también sea representativa del país. La aerolínea y todo el entorno que la opera es sin dudas una carta de presentación muy potente ante el mundo, razón por la cual el buen uso de recursos profesionales de diseño, identificación y dominio de la comunicación en distintos niveles hace a la experiencia del usuario y por ende a su percepción del anfitrión.

Empresas como Emirates o Singapore Airlines se han asociado con marcas tradicionales de lujo como Bulgari, Ferragamo o Givenchy para ofrecer amenities con cuidado en los detalles: toallas, cubiertos, sábanas o mantas, pijamas, o  servilletas firmadas por empresas reconocidas internacionalmente dan la bienvenida  y anuncian el diferencial por lo alto.

KLM viene gestionando esa misma experiencia a bordo con una mirada aún más enfocada en valores de la cultura holandesa, tanto tradicional como contemporánea: en vez de convocar marcas de lujo globales, se han asociado a diseñadores como  Viktor & Rolf o Marcel Wanders . Según estudios previos los pasajeros indicaron que apreciaban el carácter típicamente holandés de la aerolínea con lo que  a partir de allí abrazaron el concepto para ir más lejos.

Ya desde 2011 KLM introdujo necessaires de Viktor & Rolf para pasajeros de clase ejecutiva en largas distancias, conteniendo cepillos  y pasta de dientes, medias, máscaras de ojos, bálsamo de labios, lapiceras, y auriculares. Los diseños se actualizaban cada 6 meses y fueron un éxito instantáneo: apenas se anunciaron ya había solicitudes en sitios de ventas on line de productos.

En 2016 el honor recayó sobre Jan Taminiau, celebre por ser el diseñador favorito de la Reina Máxima en múltiples ocasiones, incluyendo el recordado vestido azul klein del día de la coronación, o de Lady Gaga.

En esa época también comenzó (y aún sigue vigente) el ingreso de Marcel Wanders (diseñador en Moooi yDroog Design, 2 casas emblemáticas de diseño holandés)  en el área de vajilla, bandejas, cubertería , porcelana, y cristalería creando los sets más increíbles y evocadores de la cultura holandesa que pueda imaginarse: nostálgios, reconocibles y tradicionales pero con un twist moderno.

En el diseño, Wanders consideró exigencias de los pasajeros, hábitos de servicio de la tripulación,  y hasta restricciones de peso o espacio en las cabinas. El resultado es de una exquisitez y estándares dignos de restaurantes de primera línea

Estas asociaciones estratégicas son parte de una tendencia global a dos puntas:

_ La de “democratización del diseño” donde diseñadores reconocidos de alta gama, se unen a marcas de consumo masivo para llevar sus productos al público general, al tiempo que prestan la sensación de pertenencia y exclusividad.  En esa misma época Viktor & Rolf lanzaron una colección para H&M y Wanders hizo lo propio con una colección de invierno para Target.

_ La de hacer énfasis en la experiencia: para una aerolínea  cuando los pasajeros viajan hacia un destino holandés, al subirse al avión ya están ingresando en ese otro territorio al que llegarán y el avance diseñado a medida sin dudas aumenta las expectativas y  cuida al visitante como un huésped y no solo como un pasajero más.

KLM Además ha sido pionera en acciones de marketing innovadoras, desde reservas online via facebook o diseñar las propias etiquetas de equipaje. En esta instancia no se quedó allí sino que complementó el efecto  buscando que su menú lo diseñara un chef renombrado como Onno Kokmeijer ( Chef y Manager del restaurante  Ciel Bleu del Hotel Okura Amsterdam, de dos estrellas Michelin) y ha sido asi la primera aerolínea en llevar ese tipo de servicio gastronómico a bordo.

Otras participaciones incluyen a Mart Viser en uniformes o Hella Jongerius para el diseño de los interiores de las cabinas.

Pero KLM no es la única en atender esos detalles: Air France hace lo propio con Jean-Marie Massaud  y sus servicios de vajillas austeros, minimalistas y elegantes para primera clase y ejecutiva.

Air France propone nuevos platos diseñados por Anne-Sophie Pic, chef francesa con tres estrellas Michelin, y para sublimar cada degustación en clase La Première, la Compañía ha confiado a Jean- Marie Massaud, célebre diseñador francés, la tarea de diseñar un nuevo servicio de mesa. Copas de champagne Arc International, platos de porcelana fina Bernardeau, cubiertos Christofle… Jean-Marie Massaud ha orquestado un servicio completo de más de 40 piezas inéditas.

Una línea audaz, perfectamente en armonía con el universo de las suites La Première, sinónimo de elegancia, ligereza y modernidad. Detalle particularmente refinado, el mítico Hipocampo alado, símbolo de la marca La Première de Air France, figura en filigrana en este servicio único.

Aquí, los postres son de la casa Lenôtre. La carta de vinos es seleccionada rigurosamente por Paolo Basso, elegido mejor someiller del mundo en 2013, en colaboración con Bettane y Desseauve, autores del libro ‘Grand Guide des vins de France’ (Gran Guía de los Vinos de Francia).

Desde diciembre de 2009, la compañía confía ciertos platos de las cartas de La Première a un gran Chef francés a bordo de los vuelos de larga distancia que salen de París y de algunos aeropuertos internacionales. Joël Robuchon, Guy Martin, Michel Roth y Régis Marcon son algunos de los grandes chefs de la alta cocina francesa que ya han desempeñado esta misión de embajadores entre los clientes.

Finnair también ha apostado por chefs locales  de reconocimiento mundial y ha confiado a (Quién más!) la firma Marimekko su vajilla de a bordo.

Gracias Ma. Elena Salinas por la recomendación!.
Fuentes: Icon, Domus, The Star.com, Blog klm.com
Compartí en las redes