CargoTecturas

13/03/2013 | Actualidad

Llegaron para quedarse: los contenedores dejaron de ser una solucion  para construcciones de pocos recursos, para convertirse en componentes de instalaciones hip y que marcan tendencias.
Usados por gobiernos para facilitar vivienda o instalaciones de salud, comunitarias, deportivas, o por marcas para exhibir productos en eventos, pasando por alojamiento para estudiantes, turísticos, o viviendas permanentes en muchos casos, casi siempre pueden lograrse también con una alta dosis de diseño. Acá en estas latitudes ya comienzan a verse muchos, sin embargo aún siguen dando esa estética de “lata” que si bien son una solución están aún lejos de algunos imponentes ejemplos de otros lados.
Creo que el tema va por una causa principal: El  “disfrazarlos” o “tunearlos” a gusto y tendencia, tiene su incidencia en el costo por m2 consttruído: en el norte donde la mano de obra y materiales, o sea el costo /m2 es mucho más alto, esto siempre va a tener menor incidencia con respecto a un costo global gral mayor de la construcción. Mientras que acá donde la mano de obra y materiales son sensiblemente menores en costo, ese aumento incide y mucho, con lo que siempre los ejemplos son más “pelados”, de menor escala y con menos carácter. Si bien establecida la regla siempre hay excepciones, basta revisar ejemplos globales para inspirarse e intentar alcanzar ese grado de “cool” que tienen muchos ejemplos. Pero en líneas generales uno puede partir de un costo reducido pero cuando se le agrega el transporte, la pérgola exterior, los pavimentos perimetrales, etc etc se empieza a acercar a otros tipos de construcciones tradicionales.
Sin embargo hay muchos casos que igualmente son muy recomendables dadas las ventajas que son muchas: rapidez de armado, flexibilidad para ampliaciones, reduccion de costos, aplicación en diversos usos (comerciales, residenciales, sociales, educativos, etc)
Ejemplos de aplicaciones residenciales:

   Algunos interiores para comprobar lo que se puede lograr jugando al Lego a gran escala:

 
Como se puede apreciar, las “pieles” son de una tecnología o creatividad que compensa lo simple del volumen.
También se prueban en ámbitos de vivienda social, con resultados bastante novedosos para lo usual de esas tipologías:
Container City, Cholula, Mexico.

Las formas de instalación son muy rápidas y  no requieren cimientos solo una base compacta y estable.

    O para viviendas de estudiantes en Francia u Holanda:

 En ámbitos comerciales varias marcas han experimentado con ellos:

Freitag Flagship Store Zurich

Puma Store

Starbucks Washington 

 
Honda Summer 2012 Punta del Este 
Periscope Project: Container art space , San Diego, Cal.
Marcio kogan Showroom para Decameron, SP
Econtainer Bridge Proyecto para puente peatonal en Tel Aviv 
El premio para mí lo tiene la instalación efímera del Restaurant Nomiya en Paris. La compañía de iluminación Electrolux y el centro de arte contemporáneo Le Palais de Tokyo han organizado este evento artístico-culinario conjuntamente con el artista Laurent Grasso y el director culinario Gilles Stassart. Cada día doce personas, amigos o desconocidos, se unen al rededor de una única mesa común para degustar un menú semi-experimental que no pueden escoger. Eso sí, las mejores vistas de la torre Eiffel y del río Sena les acompañan en su velada. Fue por el año 2009-2010.
 
En este link de la página de Trend Hunter, hay una compilación bastante completa de diferentes conceptos y usos para contenedores: http://www.trendhunter.com/slideshow/shipping-container-concepts
Compartí en las redes