Ciudades bajo el agua que desafían a la historia

03/03/2021 | Actualidad

Ciudades bajo el agua que desafían a la historia

3/03/21 | Actualidad, Arquitectura

Ciudades bajo el agua que desafían a la historia

3/03/21 | Actualidad, Arquitectura

 

Hay destinos únicos en el mundo que no están en tierra firme. Muchos de ellos fueron descubiertos gracias al trabajo de los arqueólogos submarinos.

Algunos como la Atlántida, son leyenda, pero cada vez más investigadores e historiadores abonan la teoría de que la ciudad, descripta por Platón en los diálogos Timeo y Critias, realmente existió. Aunque hay diferentes teorías sobre su localización: desde la zona del Triángulo de las Bermudas, al Reino Unido, Japón, en el Océano Índico y más, muchas más.

La historia de la “Isla de Atlas” que desapareció de un día para otro, quizá por un desastre natural, tenga cada vez mayor verosimilitud porque existen -en el mundo moderno- varias ciudades que tuvieron una vida intensa, con una cultura rica y con mucha historia que dejaron de aparecer en los mapas ya sea por alguna catástrofe climática, tsunamis, el aumento de niveles del agua, erupciones volcánicas, o incluso obras de infraestructura del hombre que las dejaron sumergidas bajo el mar.

Pero hay muchas más y es posible viajar y descubrir algunas de ellas que se encuentran bajo las aguas, en las cuales se puede practicar submarinismo y bucear, aunque hay otras que se pueden admirar desde la orilla. Muchas de ellas son conocidas como importantes monumentos o museos que forman parte de la historia universal y se encuentran en Egipto, países europeos, como es el caso de Italia, e inclusive en regiones caribeñas, como por ejemplo en Jamaica.

 

Alejandría, Egipto

Sin duda, esta es la más famosa de todas las ciudades sumergidas que se pueden visitar en el mundo. Los restos arqueológicos de la mítica Alejandría pueden descubrirse a través de distintas empresas de turismo de la región que ofrecen la posibilidad de sumergirse en el Mediterráneo y descubrir así el palacio de Cleopatra, que se encontraba al este de la ciudad, específicamente en el Portus Magnus.

También se la conoce como «La ciudad de los mil palacios». Fue creada por Alejandro Magno en Egipto durante el año 331 a. C. y se encontraba específicamente en el Delta del Río Nilo, motivo por el cual operaba como un importante puerto para las embarcaciones que se encontraran de paso.

Se convirtió en la capital de Egipto por aproximadamente 10 siglos. En esta metrópoli podían apreciarse todo tipo de esfinges, bibliotecas, palacios, entre otras edificaciones.

Desafortunadamente, la ciudad terminó hundida en la Bahía de Abukir, norte de Egipto. Existen varias teorías que explican este siniestro: algunas señalan que se debe a tsunamis o terremotos, otras afirman que sucedió como consecuencia del enorme peso que tenían cada uno de los diferentes palacios que la conformaban.

 

 

Lo que sí que permanece en esta ciudad tan griega como egipcia, tan diferente a El Cairo, es un ambiente único y genuinamente mediterráneo. Hoy, su nueva Biblioteca Alexandrina (reencarnación de la antigua), sus buenos museos, los zocos del pintoresco barrio antiguo de Anfushi o la inigualable Corniche bordeando su célebre puerto, son motivos más que suficientes para olvidarnos por un momento del Egipto faraónico que queda aguas arriba del Nilo, y dedicarle una escapada. Este grandioso enclave portuario, elogiado a lo largo de los siglos, sigue siendo la ciudad más carismática del país, más incluso que la capital, aunque con un espíritu muy diferente. Alejandría presume de su fresca brisa marina, su fantástico marisco, su historia antigua y sus maltrechos edificios de estilo belle époque.

 

Baia, Italia

Otra ciudad de la antigüedad que terminó sumergida y se puede descubrir sin salir de costas europeas es Baia (Italia), en el golfo de Nápoles. Este sitio era un lugar de vacaciones frecuentado por los más altos miembros de la sociedad romana. No obstante, la actividad volcánica de la zona y sucesivos terremotos provocaron que Baia terminara sepultada bajo las aguas.

El Parque Submarino Arqueológico de Baia cuenta con varios puntos de buceo a baja profundidad, (6m) entre los que destacan el ninfeo sumergido del emperador Claudio, el Portus Julius, la Villa dei Pisoni del siglo I a. C., la Villa a Protiro, Secca delle Fumose y la Villa Marítima de Marina Grande. Se puede visitar el parque con las expediciones que ofrece el Centro Sub Campi Flegrei. Es posible también reservar inmersiones para buzos experimentados o pruebas de buceo para principiantes a través de su sitio web.

 

 

Pavlopetri

Es uno de los mundos submarinos más antiguos de la historia, su construcción data de hace aproximadamente 5.000 años, y por esta razón, su arquitectura se encuentra calificada como una de las mejores. Cabe destacar que la construcción se realizó en el mismo momento en que se escribió el famoso poema La Ilíada.

Algunas investigaciones señalan que esta ciudad fue abandonada en el año 2.800 a. C. Varios científicos mencionan que terminó a 4 metros bajo el mar como consecuencia de un terremoto en el año 1.000 a. C. A pesar de este siniestro, mantiene sus fachadas intactas y todavía cuenta con templos, carreteras, jardines e incluso, un cementerio.

Visualmente, puede llegar a tratarse de una de las ciudades más modernas en el mundo, la cual posee una pequeña plaza y edificios con un total de 12 pisos. Según varios historiadores, esta metrópoli, que se ubicaba al sur de Grecia, pudo haberse convertido en un centro comercial para el disfrute de las culturas de Micénica y Minoica.

Fue descubierta en 1967 por el prestigioso paleoclimatólogo y oceanógrafo inglés Nicholas Flemming, quien además realizó el mapeo casi completo con sus calles, edificios y tumbas. A pesar de estar protegida por la UNESCO en su lista de monumentos significativos por de Herencia Cultural Bajo el Agua, el constante paso de turistas y las anclas de los barcos que los transportan están causando tanto daño como el terremoto que la llevó a esta situación.

 

 

Shicheng, China

En China, una de las ciudades sumergidas más fascinantes del mundo se encuentra bajo las aguas del lago Qiando, en la provincia de Zhejiang. En él se puede bucear para admirar la ciudad de Shicheng, que se fundó hace más de 1300 años, aunque hay que tener en cuenta que esta inmersión es para buceadores profesionales, ya que se encuentra entre 30 y 40 metros de profundidad.

Con la creación del lago Qiandao y la represa hidroeléctrica en el río Xin’an en 1959 para satisfacer las necesidades de energía de la región, la ciudad quedó completamente inundada. Construida durante las dinastías Han y Tang, es decir, entre el 25 y 200 aC, ShiCheng está perfectamente conservada, los edificios están todavía intactos. Tenga en cuenta que en el siglo VII, esta ciudad tenía un peso significativo en China y era un importante centro económico y cultural.

Son varias las compañías y empresas de buceo que ofrecen la posibilidad de sumergirse para visitarla, debidamente acompañados por guías experimentados. Se aconseja efectuar la expedición en primavera o verano, cuando la temperatura de las aguas es más cálida.

 

 

Boceto de reconstrucción de la ciudad

 

 

 

Kaliazin, Rusia

No siempre es necesario mojarse para vislumbrar algo de una de las ciudades sumergidas. Tal sucede con la ciudad antigua de Kaliazin (Rusia), fundada en el siglo XII, que quedó bajo las aguas tras la construcción del embalse Úglich en el año 1940. Pero sobre la superficie se alza majestuoso el campanario de la catedral de San Nicolás, que convierte el lugar en uno de los destinos favoritos en la zona para los amantes de la fotografía de paisajes.

 

 

Sant Romà de Sau, España

De forma similar a la catedral rusa, en España son muchos los pueblos que desaparecieron debajo de las aguas de un embalse y alguno de ellos todavía dejan contemplar los restos de su belleza. Así, en el municipio catalán de Vilanova de Sau, en la comarca de Osona, se puede contemplar la iglesia de San Romà de Sau, cuyo campanario emerge creando una imagen de auténtica fantasía. En época de sequía este templo del siglo XI y estilo románico lombardo reaparece y queda por completo al descubierto.

 

 

 Port Royal, Jamaica

Si dejamos atrás Europa y cruzamos el océano, hay una ciudad sumergida sobre la que abundan las leyendas y en la que la historia de los piratas tiene especial protagonismo. Nos referimos a Port Royal, que fue fundada a principios del siglo XVI por los españoles en la bahía de Kingston, en la hermosa isla de Jamaica.

Funcionaba como la sede del gobierno de Gran Bretaña en Jamaica en la que se llevaba a cabo la actividad tanto comercial como pesquera durante el siglo XVII. En ese mismo tiempo, los piratas disponían de dichos espacios para arremeter en contra de las embarcaciones francesas o españolas.

El día 7 de junio de 1962, aproximadamente dos tercios de esta ciudad jamaiquina terminaron inmersos en las aguas del Mar Caribe a causa de un terremoto y tsunami, mientras que el resto de sus construcciones resultaron destruidas. Para ese entonces era conocida como “la Sodoma del Nuevo Mundo”, por la gran cantidad de piratas y prostitutas que la habitaban, por lo que su hundimiento fue tomado como un “mensaje divino”.

Afortunadamente, varias de las ruinas fueron recuperadas y se encuentran expuestas en el Museo de Historia y Etnografía, ubicado en el Instituto de Jamaica (Kingston).

Pero la zona antigua del Port Royal que se puede visitar hoy en día sobre tierra firme es una pequeña parte de lo que fue. El resto está bajo las aguas, debido a un enorme terremoto en el año 1692. La ciudad sumergida puede visitarse acompañados de guías autorizados pertenecientes a Yardie Environmental Conservations. Las expediciones se ofrecen tanto para la práctica de snorkel como la de buceo.

 

 

Atlit Yam, Israel

Es la ciudad sumergida más antigua descubierta hasta la fecha. Su existencia se remonta al Neolítico y más exactamente a unos 9.000 ó 10.000 años. Este pueblo fue descubierto en los años 80, en 1984, por Ehud Galili, un arqueólogo subacuático, mientras todo el pueblo estaba bajo la arena. Este sitio habría sido ocupado durante 7 siglos antes de ser abandonado. Situado cerca de la ciudad de Atlit y la fortaleza del Castillo Peregrino, al sur de la ciudad de Haifa, este sitio arqueológico submarino de buceo se encuentra entre 8 y 12 metros de profundidad a unos 200 a 400 metros de la costa. Incluso se han descubierto restos humanos en este sitio, que se habría visto envuelto por un tsunami causado por una erupción del famoso volcán Etna. En Atlit Yam, encontrará, entre otras cosas, megalitos muy parecidos a lo que se puede ver en Stonehenge… pero en miniatura.

 

 

Thonis-Heraclion, Egypt

También conocida como Thonis, la ciudad de Heraclion se encuentra cerca de la ciudad de Aboukir. Fue descubierta por el arqueólogo subacuático Franck Goddio a principios de los años 2000. Es por la erosión del suelo y el avance del agua que la ciudad desaparece progresivamente entre los siglos VI y VII. Mencionada a menudo por Homero, se ha pensado durante mucho tiempo que la ciudad de Thonis-Heraclion era simplemente una leyenda. Franck Goddio ha demostrado lo contrario. Los arqueólogos que tuvieron la oportunidad de buscar en el lugar encontraron monedas de oro, esculturas de 5 metros de altura, tablillas con inscripciones e incluso sarcófagos con animales momificados en su interior. A Lara Croft le hubiera encantado encontrar esta ciudad que representa uno de los mejores tesoros submarinos jamás encontrados. Thonis-Heraclion era uno de los principales puertos de tráfico marítimo de la región.

Un equipo franco-egipcio de arqueólogos submarinos, liderado por el francés Franck Goddio,junto a un equipo multidisciplinar y al apoyo de la Fundación Hilti, ha localizado más de 60 barcos y 700 tipos de anclas antiguas en el lecho marino, que podrían representar la mayor colección náutica del mundo antiguo.

 

 

Yonaguni-Jima, Japan

Descubierta en 1985 por Kirachiro Aratake, la pirámide de Yonaguni-Jima es el tema de numerosos debates científicos. Vestigio de una ciudad prehistórica y formaciones naturales de arenisca? Esta es la pregunta que nos hacemos sobre esta misteriosa pirámide y a la que nadie puede responder con certeza. De todos modos, este extraño monumento, ubicado cerca del archipiélago de Ryuku, sigue siendo imponente y espectacular. El sitio de Yonaguni cubre un área de 28 km² y su principal monumento, una enorme pirámide submarina, mide 75 metros de largo y 25 metros de alto. Un espectáculo más que raro y alto para cualquier buceador que se aventura cerca de este monumento.

 

 

 

 

 

El templo sagrado del Titicaca – Bolivia

Allí, en el lago de altura más elevado del planeta, donde se origina toda la cosmogonía y mitología incaica, entre la Isla del Sol y la Isla de la Luna, existe un templo que permaneció por siglos oculto a los ojos del hombre.

El hallazgo se produjo en el año 2000, cuando la expedición Atahualpa, encontró una muralla de 800 metros de largo, que los llevó hasta el sitio. De acuerdo a las medidas tomadas por los buzos, el templo sagrado mide 200 por 50 metros. Además, en los alrededores, también hallaron una terraza agrícola y un camino empedrado.

“Con una antigüedad de al menos 1.500 años, las ruinas subacuáticas son definitivamente pre-incas, y fueron atribuidas a la misteriosa gente de Tiahuanaco o Tiwanaku”, explicó entonces Lorenzo Epis, científico de la expedición. Las razones de su “hundimiento” no son claras.

 

 

 

Dwarka – India

Si bien existe en la actualidad una ciudad llamada Dwarka, en la India, hubo otra, con el mismo nombre con un importante significado religioso. Un extracto del texto sagrado de los Krishna, el Mahabharata, reza: “El mar, que había estado golpeando contra la orilla, de repente rompió el límite que se le impuso por la naturaleza. El mar se precipitó contra la ciudad. Corría por todas las calles de la hermosa ciudad. El mar cubrió en pocos segundos toda la ciudad… En cuestión de unos minutos todo había terminado. El mar se había vuelto ahora tan plácido como un lago. No había rastro de la hermosa ciudad que había sido el lugar predilecto de los Pandavas. Dwarka era sólo un nombre, solo un recuerdo”.

A 40 kilómetros de la costa de Guyarat, a principio de siglo, se realizó un hallazgo que sacó a Dwarka del lugar mitológico. También localizada en el golfo de Khambhat, en el mar Arábigo, el Instituto Nacional de Tecnología Oceanográfica de la India obtuvo sorprendentes imágenes de sonar que revelaron estructuras desconocidas y se recuperaron más de 2.000 artefactos hechos por el hombre, que se encontraban a 36,5 metros de profundidad. En enero de 2002, el sistema de datación de C14 reveló que eran de 8.500 a 9.500 años de edad. Entonces, ¿es el Mahabharata solo un relato religioso? Si los datos estuvieran correctos, se trataría de la cuidad más antiguas del subcontinente, por más de 5 mil años, pues la civilización Harappan data de hace unos 4 mil años.

 

 

Mega, las pirámides del Caribe – Cuba

A principios de siglo XXI, un equipo cubano-canadiense descubrió, mediante imágenes de sonar, extrañas formaciones en el extremo occidental de Cuba, a 650 metros de profundidad en el mar Caribe, entre la península cubana de Guanahacabibes y la región mexicana de Yucatán.

Las estructuras -a las que denominaron Mega- tienen formas de pirámides, calles y edificios y, según Paulina Zelitsky, líder de la excursión, tendrían alrededor de 6 mil años de antigüedad.

“Es realmente una estructura maravillosa que parece que hubiera sido verdaderamente un gran centro urbano. Sin embargo, sería totalmente irresponsable decir lo que fue antes de que tengamos evidencias”, comentó Zelitsky en una entrevista.

Las estructuras tienen claros signos de haber sido cortadas, talladas y pulidas, con el objetivo de hacerlas encajar y formar así estructuras mayores. Además, revelaron que algunas poseen extrañas inscripciones con reminiscencias a los jeroglíficos egipcios, aunque no se supo determinar a qué período o cultura pertenecen.

 

 

Museo Subacuático de Arte (MUSA) – Cancún, México

No es una ciudad pero es un espectáculo digno de verse. El MUSA, es un espectacular museo ubicado en las costas de Cancún, que fue creado por el artista Jason deCaires Taylor. Jason es un escultor británico, creador del primer parque de esculturas submarinas en Grenada y del primer museo submarino en el mundo,​ conocido por instalar esculturas estratégicamente en el fondo del mar que la naturaleza convierte en arrecifes de coral artificiales integrando sus aptitudes como escultor, conservacionista, fotógrafo submarino e instructor de submarinismo. Su trabajo en Grenada ha sido elegido como una de las 25 Maravillas del Mundo por National Geographic. Este museo es considerado el más grande del mundo con 400 esculturas, donde su objetivo principal es reparar algunos de los arrecifes de coral dañados de la región y crear un nuevo hábitat artificial para las especies locales.

 

 

 

Compartí en las redes