El legado arquitectónico de Kerry Hill

10/01/2020 | Actualidad

El legado arquitectónico de Kerry Hill

10/01/20 | Actualidad, Arquitectura, Destacados

A lo largo de sus décadas como profesional, Kerry Hill no se adhirió a ninguna metodología de diseño formal. En cambio, pasó su carrera en la búsqueda reflexiva de autenticidad, permitiendo que su trabajo se realizara a través del lugar, el propósito y el material. Un testamento de este enfoque es el cuerpo de trabajo de Kerry, que abarca Asia, Australia, Europa y China, que es reconocido internacionalmente por su expresión cultural y climáticamente sensible del modernismo tropical.

 

 

Y es justamente, esa sensibilidad la que podemos contemplar en este nuevo hotel boutique nombrado por la revista Wallpaper como el mejor hotel del 2020. Con solo 24 habitaciones el Aman Kioto esta inmerso en un espectacular entorno natural dentro de un jardín secreto una vez olvidado y, más allá de eso, un telón de fondo de 30 hectáreas de exuberante bosque.

Para su proyecto final con el grupo, el fallecido arquitecto Kerry Hill insertó una serie de pabellones discretos sobre las plataformas en terrazas del jardín, que están atadas con un cuadro de senderos cubiertos de musgo y bordeadas por un pequeño arroyo y una colina boscosa. Cedros maduros, cipreses, camelias y arces japoneses forman un paisaje etéreo que evoluciona en color durante todo el año, transportando el jardín de una estación a otra. Nombrado Kerry Hill Garden, en honor al diseñador de Aman Kyoto y su larga relación con Aman, el floreciente paisaje se presenta como un tributo vivo al difunto arquitecto australiano.

 

 

Originalmente concebido como la ubicación de un museo textil, el sitio de Aman Kyoto es el sueño no realizado de su antiguo propietario, uno de los coleccionistas de obi más respetados de Japón. Ahora, la tranquilidad y el drama de este entorno proporcionan las bases para los pabellones del complejo.

Fiel a la estética de Aman y al espíritu de Kerry, las estructuras de Aman Kyoto son ejemplares en su elegancia, simplicidad y sensibilidad hacia su entorno verde. La paleta interior es neutral, complementando el trabajo de los artesanos locales; paneles de azulejos de raku hechos a mano adornan el Living Pavilion mientras que los azulejos de cerámica hechos a medida decoran el restaurante.

 

 

Sorprendentemente minimalista en su diseño, las 24 habitaciones de Aman Kyoto cuentan con ventanas de piso a techo, enmarcando vistas espectaculares del entorno natural del complejo. Diseñados para fomentar la paz, la relajación y la contemplación, los interiores espaciosos y llenos de luz celebran los refinados valores estéticos y creativos de Japón. Los tapetes de tatami yacen sobre los pisos de las habitaciones, mientras que los nichos de tokonoma brindan puntos focales y momentos tranquilos de apreciación artística. Todas las piezas de mobiliario, incluidas las linternas japonesas tradicionales, han sido diseñadas a medida y son exclusivas de Aman Kyoto. Todos los artefactos decorativos, ya sean jarrones, obras de arte o antigüedades, han sido seleccionados individualmente para cada espacio.

 

Fuente: AdD Chile

 

 

Compartí en las redes