El “seguro de vida” de Israel: qué es y cómo funciona el escudo antimisiles de la “cúpula de hierro”

15/05/2021 | Actualidad

El “seguro de vida” de Israel: qué es y cómo funciona el escudo antimisiles de la “cúpula de hierro”

15/05/21 | Actualidad, Apps | Tech, Tech

El “seguro de vida” de Israel: qué es y cómo funciona el escudo antimisiles de la “cúpula de hierro”

15/05/21 | Actualidad, Apps | Tech, Tech

 

Desde que se intensificó la violencia entre palestinos e israelíes, se han reproducido cientos de miles de videos en las redes sociales que parecen mostrar la efectividad del sistema de defensa antimisiles israelí. En particular, videos de la noche del martes al miércoles que muestran el bombardeo de Tel Aviv: las sirenas suenan, decenas de esferas luminosas zumban en el cielo sobre la oscuridad de la noche para luego brillar con fuerza y dar paso al ruido de una explosión en el aire que aleja, por el momento, el peligro para la población en tierra.

 

 

Israel diseñó un sistema de defensa que lleva una década en funcionamiento pero ha sido clave en los últimos días para la protección de Tel Aviv y otras ciudades en Israel, ya que funciona como un escudo ante los ataques de misiles lanzados desde Gaza.

…………………………..

 

 

La Cúpula de Hierro (en hebreo: kipat Barzel) también llamada en términos anglosajones Iron Domes es un sistema móvil de defensa aérea desarrollado por la empresa Rafael Advanced Defense Systems. Se trata de un sistema de misiles diseñado para interceptar y destruir cohetes de corto alcance y proyectiles artilleros lanzados desde una distancia de 4 a 70 kilómetros destinados al bombardeo de población civil.

 

 

Este sistema es utilizado por el Estado de Israel, quien prevé a medio plazo aumentar el alcance efectivo de los misiles de 70 a 250 kilómetros y aumentar su versatilidad, como la capacidad de interceptar misiles provenientes de múltiples direcciones. ​Fue creado como respuesta defensiva a la amenaza sobre la población israelí de la caída de cohetes procedentes de las fronteras norte y sur. Es también pionero en el uso del sistema SPYDER.

Sin embargo, usan además otros sistemas de defensa (como el Honda de David y los misiles Arrow), ya que esta “cúpula” está dirigida únicamente contra los misiles de corto alcance.

La Cúpula de Hierro fue declarada operativa y desplegada el 27 de marzo de 2011 cerca de Beersheba.  El 7 de abril el sistema interceptó con éxito un primer misil Grad lanzado desde la franja de Gaza. El 10 de mayo el Jerusalem Post publicó que el sistema había derribado el 90% de los misiles lanzados hacia Israel. En noviembre ya habían sido interceptados más de 400 cohetes. El Iron Dome también es capaz de interceptar aeronaves a una altitud máxima de 10.000 metros, por lo cual está considerado uno de los mejores escudos de misiles operativos.

 

En su vida útil ha acumulado 2.500 interceptaciones, 1.600 solo en los últimos días.

 

 

Video de prueba del sistema Iron Dome:
Esquema de funcionamiento:

 

 

¿En qué consiste el sistema de defensa?

El Domo de Hierro está conformado por tres elementos: un radar de detección y seguimiento, un sistema de control de armas y gestión de batalla (BMC, por sus siglas en inglés) y una unidad de disparo de misiles (MFU, por sus siglas en inglés).

El radar detecta el lanzamiento de un cohete y transmite información sobre su trayectoria al centro de control, que calcula el punto de impacto previsto. Por lo tanto, si un misil va a caer en una ciudad o en poblaciónse lanza otro para interceptarlo y hacerlo explotar en el aire. De esta forma pueden desintegrar el arma enemiga.

Además, tiene la capacidad de calcular el lugar en el que van a caer, por lo que tienen margen para actuar si creen que explotará en un lugar habitado. Si por el contrario finaliza el vuelo en el desierto lo dejan explotar.

Cada sistema móvil —conocido como batería— está compuesto por un radar para identificar objetivos, un sistema de control y un lanzador de misiles portátil.

Los misiles miden aproximadamente 3 metros de largo y 15 centímetros de diámetro; y pesan 90 kilogramos.

El sistema es fácil de transportar, y solo se necesitan unas pocas horas para reubicarlo y configurarlo. Además, puede ser operado bajo cualquier condición climática.

 

 

 

 

¿Estuvo Estados Unidos involucrado en su construcción?

Sí. Aunque el desarrollo inicial únicamente fue realizado por la compañía de desarrollo tecnológico para la defensa de Israel, Rafael, el sistema ha recibido el patrocinio de Estados Unidos.

En mayo de 2010, la Casa Blanca aprobó un plan para proporcionar US$ 205 millones para la Cúpula de Hierro y en julio de 2012, el presidente Barack Obama anunció que Estados Unidos daría un fondo de US$ 70 millones para el proyecto.

«Este es un programa que ha sido crítico en términos de dar seguridad y protección para las familias israelíes», dijo en ese momento Obama sobre el sistema. «Es un programa que ha sido revisado y ha prevenido ataques de misiles en Israel».

Hasta la fecha, Estados Unidos ha proporcionado US$ 1.600 millones a Israel para las baterías del Domo de Hierro, los interceptores, costos de coproducción y mantenimiento general, según un reporte del Congressional Research Service (CRS).

Aunque Israel inicialmente fue el propietario único de la tecnología del Domo de Hierro, Estados Unidos pidió ser copropietario de la tecnología y su producción en 2011, según CRS. Para marzo de 2014 ambos gobiernos firmaron un acuerdo de coproducción para permitir la fabricación de los componentes del sistema del Domo de Hierro en Estados Unidos, al mismo tiempo que se le proporcionó a la Agencia de Defensa de Misiles de los Estados Unidos (MDA, por sus siglas en inglés) acceso completo a la tecnología patentada.

El Domo de Hierro cuesta US$ 50 millones, según IDR; y cada misil tiene un costo de no menos de US$ 62.000, según funcionarios israelíes.

Para tener una idea de la relación de costos, en 2010, antes de que el sistema entrara en funcionamiento, la Cúpula de Hierro fue criticada por Reuven Pedatzur, un analista militar, expiloto de combate y profesor de ciencias políticas en la Universidad de Tel Aviv, por sus altos costes de funcionamiento, pues el costo de fabricación de un cohete Qassam (el típico cohete empleado por las fuerzas palestinas) es de unos 800 dólares, mientras que fabricar y lanzar un misil interceptor Tamir cuesta más de 60.000 dólares.

 

 

 

Siguiendo esa lógica, los altos costos suponen un problema económico para Israel cuando se lanzan un gran número de cohetes enemigos, si bien está claro que estos se disparan cuando hay peligro para la población y que en ese contexto, es una  inversión ya que las vidas salvadas y el impacto estratégico son más relevantes.

​Beneficios de la cúpula:

_ Combate probado con más de 2000 intercepciones

_ Tasa de éxito superior al 90%

_ Defensa de las fuerzas de maniobra

_ Tiempo de reacción rápido

_ Día / noche, capacidad para todo clima

_ Capacidad de interceptación de salvamento

_ Funciona como un sistema independiente o como una capa en el sistema de defensa aérea multicapa

_ Interceptor rentable

 

 

Compartí en las redes