Johnston: un tipo uruguayo de influencia global

16/01/2016 | Actualidad

Si hay un logotipo icónico a nivel mundial es el del London Underground. 

Saber que su creador se llamaba Edward Johnston  (1872-1944) no sería sorpresa en ese contexto, salvo por el detalle que el señor era nacido en……………………………………..San José de Mayo, Uruguay.

Bastante circunstancial porque  a los 3 años su familia se va del país para no volver y su carrera y vida transcurren en Inglaterra, pero se mantiene en el mapa de referentes mundiales nacidos acá mismo.

Johnston comenzo estudios de medicina en  Edimburgo, pero al poco su interés por la medicina decrecía a medida que crecía su afición por el arte. Decidió abandonar los estudios y la universidad. En 1897, recibió sus primeros encargos caligráficos: carteles para vidrieras de algunas tiendas londinenses. Tras unos viajes entre Londres y Edimburgo, se mudó a la capital inglesa donde conoció, en abril de 1898, a William Lethaby. Lethaby era , el director y fundador  de la nueva escuela Central School of Arts & Crafts  (la actual Central Saint Martins), heredera directa del legado del movimiento de los Arts and Crafts,

Lethaby decidió pues crear un curso de iluminación y rotulación en la Central School al que Johnston no dudó en matricularse inmediatamente, pero su sorpresa debió de ser mayúscula al descubrir que en realidad su amigo y director de la escuela le estaba ofreciendo el puesto de profesor. También le recomendó, mientras tanto, que no fuese a estudiar a otra escuela, sino a la sede misma del arte: el British Museum. Allí comenzó con el estudio y la práctica de diversos estilos que le llevarían a redescubrir la técnica y la estructura de las formas caligráficas guiado por Sydney Cockerell,  quien le mostró manuscritos de los scritptorium carolingio y de Winchester de los siglos X y XI

Allí  descubrió  con qué herramienta y de qué manera se escribía en la Edad Media. El instrumento es la pluma de punta chata, que según el diferente movimiento de la mano produce trazos finos o gruesos. A diferencia de las plumas en punta de la Era Victoriana.Creó de esa forma una tipografia fundacional, base de su método didáctico.
Creó juegos lúdicos para enseñanza de idiomas latín y francés, que usaba con sus hijas. 

Sus clases eran tan exhaustivas que para principios del curso desmenuzaba de tal forma las letras y sus componentes que comenzando por la “A” , para fines del semestre iban por la “C”, pero ganando popularidad y adeptos.

Para ese entonces, había escrito el libro ” Writing, Illuminating & Lettering,” que ayudo a difundir su técnica y estilo por Europa, especialmente en el Reino Unido y Alemania.
Sus investigaciones, aún vigentes, se realizaron con el conocimiento del artista-artesano, del científico y filósofo, lo que dio como resultado una visión profunda sobre el origen de la escritura formal y su evolución.

Apuntes sobre el proceso de diseño del London Underground
El libro de recetas de un ilustrador nato:

En 1916, recibe el encargo del Metro de Londres, y  diseña tanto el logo circular como la fuente tipográfica “sans-serif” característica de TfL (Transport for London) . La fuente aún se utiliza a pesar de que fue sustancialmente modificada en 1979 por Eiichi Kono para producir la fuente “New Johnston”. Se destaca por su curva en la parte inferior de la letra l minúscula, y el punto en forma de diamante en las letras i y j. TfL posee el copyright para ejercer control sobre la fuente, aunque hay algunas con bastante aproximación a ella, en la fuente TrueType Paddington, y la fuente Gill Sans ( creada por su alumno y amigo, Gill)  también está inspirada en Johnston.

Como no podría ser de otra forma, esta tipografía se caracteriza por la combinación de una gran técnica caligráfica y una nueva sensibilidad tipográfica que rompi con las precedentes de remate victoriano.

Eso terminó de asentar las tipografías sans serif, que poco después fueron fundamentales para las vanguardias, la escuela suiza y otras experiencias básicas en la historia de la gráfica.

El emblemático logo se complementó hacia el año 1931 con el diseño del plano esquemático de ubicaciones relativas de paradas del “Tube” del Ing electrónico Harry Beck, que sentó bases para el diseño de planos de metro muchísimas ciudades del mundo por no decir en todas. La innovación radicó en eliminar la graficación en base a separación o distancias geográficas sino, como en los circuitos eléctricos, con distancias parejas entre si. Los pasajeros quieren saber de las conexiones y destinos, no de distancias cuando estan alli abajo lo cual simplifico enormemente los esquemas, así como su lectura y comprensión, y  además introdujeron códigos de color según las distintas líneas y recorridos y trazados simplificados hasta 45ª.  Por ello ganaron popularidad enseguida y fueron adptados por la gente.
Es famosa su cita que dice que “los usuarios están demasiado preocupados en como llegar de A a B como para entretenerse con los detalles geográficos.”
Antes de eso, las paradas del áreas centrales tendían a superponerse frente a las periféricas que quedaban desperdigadas “fuera” del plano o más alejadas proporcionalmente.
Estos diseños Beck los hizo en su tiempo libre y se le pagaron 5 guineas.

El carácter icónico y cultural  del logo además de su estilo reconocible  fue elocuente en 1999 cuando la firma de subastas londinense Lloyd´s recaudó sumas sustanciales luego de un remate de piezas, señales y equipamiento de una estación de metro en desuso.

En 1807 el Diario Inglés Estrella del Sur fue la primera introducción de la Tipografía en Uruguay, hasta ahi se usaba caligrafía ( escritura  a mano en oposición a la primera, mecánica)

En Montevideo, en el Museo de Artes Decorativas, Palacio Taranco, está vigente la muestra de Edward Johnston “La otra Estrella del Sur” con motivo justamente, de la celebración del centenario de la implementación de esa tipografía y logo en el metro de Londres.

Compartí en las redes