Las vidrieras que podemos lograr con pocos recursos

07/07/2015 | Actualidad

Ahora que hay nuevas normativas en cuanto a la cartelería en vía pública y los avances de fachadas con respecto a aceras, es cuando cobran más protagonismo justamente, además de las fachadas, las vidrieras de los locales comerciales. Las mismas que, cuando estaban en otro plano, no tenían tanta importancia , pero ahora son  la tarjeta de presentación sin lugar a dudas.
Y sucede, que cuando no están bien resueltas o descuidadas, llama mucho la atención pero en forma negativa. 
Vamos que se puede! Acá si que no hay disculpas, no son necesarias inversiones millonarias para tener un efecto wow en el frente de los locales, y muchas veces se cumple el “menos es más”. 
Muchas ideas vienen en formato de grandes marcas, que justamente son maestras de la optimización de recursos: aún teniéndolos, sorprenden por grandes soluciones con materiales o tecnologías muy simples.
 Un dibujo atractivo detrás de exhibidores homogéneos y livianos

Maniquíes con cabezas con arreglos florales que cambian de tonalidades periódicamente: un clásico de las tiendas Printemps en Paris,

 Cajas monocromáticas y maniquíes más productos
 Estampado de fondo maximalista iluminado concentradamente

Gráficos artesanales en fondo o frentes: cuentan historias o son soportes de productos…al mejor estilo “recorto y pego” o al dibujo de paisajes inspiradores o simplemente abstractos…con drypen, vinilos, tizas o crayolas, sobre bobinas de papel blanco o los mismos vidrios del local.

playtype store
Harvest Workroom | Melbourne
Window display in Window Displays
picture frame stage design
CASANUEVA PHARMACY MURCIA SPAIN

 Otro recurso: la repeticion de elementos con distinto ritmo:

ok conseguir 100 máquinas de coser no es baratisimo pero pensar en elementos que se vendan en el local expuestos rigurosamente alineados ordenados cromáticamente u otro relacionado de menor costo…

 Otro: El papel: arrugado, o con figuras de origami, descartable o restos de packing original:

 500 vasos descartables y voilà
Hay muchos recursos y no nos cansaremos de repasarlos:  el público se renueva,  y las opciones se multiplican, de ésas que cuentan historias, sintetizan conceptos, o apabullan con diferentes escalas, introducción de un símbolo o repetición de un elemento, todo vale para generar la inquietud, interrogante del peatón o potencial cliente, y atraerlo a nuestros dominios comerciales.
En épocas de acceso fácil a internet no debería ser aceptable en ningún rubro el olvido en la presentación del producto. Cuando uno camina por 18 de julio, vé que hay un camino grande  y mucho esfuerzo recorrido en los últimos años, pero aparece el 2o plano en evidencia que recuerda que aún queda otro camino de capacitación, concientización e implementación para devolver el esplendor y categoría que se merece la principal avenida. Y justamente ése es uno de los puntos con los que la suma de las partes pueden hacer una diferencia enorme en el conjunto.
Hoy estuve en un local que vende productos de iluminación atiborrado de mercadería que apenas puede distinguirse una u otra, con las cajas de embalajes interceptando circulaciones, escritorios de atención tapados de cosas, y el propio dueño me decía ” no para de entrar gente desde que abro hasta que cierro…para qué lo voy a arreglar?” Y ése es el pensamiento de muchos…”si no está roto para qué lo vamos a arreglar”. Pero por el otro lado me consultaba sobre formas de reactivar la zona comercial donde se encuentra inserto…” como las que uno ve en otras ciudades donde está el cafecito al lado de la casa de decoración, etc” Primero que nada entendamos que la suma es el resultado de las partes: si todos piensan en el “para que lo voy a aarreglar” entonces nada avanza o mejora y estamos estancados…hasta que viene una crisis de verdad y después nos preguntamos por qué la gente no viene o emigró a  otros lugares que sí hicieron los deberes..
Por eso nos centramos acá en ejemplos cancheros, económicos, pero impactantes. Desde papeles arrugados , doblados, pintados, cuerdas, patinetas, vasos descartables, todo vale siempre y cuando haya “pienso” en la puesta en escena y rigor en la disposición.
Hasta las soluciones más sencillas cuando hablan de un esfuerzo y concepto por detrás, expresan y definen mucho a la hora de vender y atraer la atención. No son necesarias tecnologías raras o mecanismos de movimiento, pantallas led o materiales imposibles, con vasos descartables o bobinas de cartón corrugado pueden hacerse maravillas.
Si…es MUY difícil operar un local comercial al público hoy en día en nuestra ciudad, y sí…no hay muchos recursos y sí  mil factores que conspiran para tener éxito, pero qué tal si comenzamos por incidir en aquello que sí podemos controlar nosotros?
Y si… es más barato no hacer nada o no arreglar si no necesita cura, pero en la misma vuelta se quiere emular a las grandes capitales que tienen sus barrios establecidos? Comencemos por casa, por la cuadra y veamos cuánto puede hacerse… a los montevideanos nos encantaría recuperar pasos al aire libre…si..como hay en otros lugares…. En otra instancia comentaremos tema cafés, fachadas, etc, primos hermanos todos a la hora de conformar polos comerciales atractivos y llenos de gente turista y locales!
Compartí en las redes