London Mithraeum: el templo romano oculto debajo del edificio de Bloomberg

24/09/2019 | Actualidad

London Mithraeum: el templo romano oculto debajo del edificio de Bloomberg

24/09/19 | Actualidad, Arquitectura, Arte / Exposiciones, Ciudades, Destacados, Diseño, Gestion Cultural, Gestión urbana, Londres, Tech, travel

Una experiencia breve pero intensa es la última atracción histórica urbana, oculta a siete metros de profundidad en la calle Walbrock en el corazón del distrito financiero de Londres.

Debajo del recientemente inaugurado edificio de la firma Bloomberg, obra del estudio Foster+Partners, subyacen los restos del antiguo templo de Mithras, que ha sido puesto en valor de una forma espectacular y audiovisualmente estimulante, mediante efectos lumínicos con complejas tecnologías led integradas al diseño general, generando un resultado teatral, casi mágico.

 

La obra (independientemente del propio edificio que tiene sus propios premios a los pocos meses de inaugurado) mereció distintos reconocimientos como el “World Architecture & Design Awards 2019”, o el “IALD Award of excellence” cuyo jurado lo describió como “diseño lumínico profesional en su máximo nivel”.

Durante la construcción del edificio, los arqueólogos descubrieron más de 17.000 antigüedades del período romano, de la época en que la ciudad se denominada “Londinium” junto a las ruinas del templo.

En el contexto romano, el culto a Mitra se organizaba en sociedades secretas, exclusivamente masculinas, de carácter esotérico e iniciático y gozó de especial popularidad en ambientes militares.

Lo particular de la experiencia es que se va descendiendo niveles y profundizando también en el concepto del lugar, para descubrir que el nivel de calle de la época romana tiene ¡7m de diferencia con el actual!.

Se usaron proyectores led para iluminar objetos en el primer y segundo nivel pero es en el tercero donde el público realmente es transportado a los tiempos romanos. Allí los “muros” de luz estructural emergen de las antiguas fundaciones del templo. La luz es proyectada sobre superficies espejadas y desviada por tramos con deflectores para simular los portales.

 

El plano inferior es destacado con casi imperceptibles luminarias puntuales suspendidas, para acentuar el efecto global.

Luego, una “neblina” es creada con una mezcla de Glycol y agua, conformando una suerte de separación virtual teatral que aporta dimensión física. Es la primera vez que un efecto de este tipo es usado en una instalación permanente.

El relato en audio sumado a la música, que recrea cantos rituales en latín extraídos de antiguos grafittis de un templo en Roma, en consonancia con ruido de sandalias en arena, complementan la atmósfera de descubrimiento que mediante una pasarela central parcial y dos laterales envuelven el lugar y permiten percibirlo desde distintos ángulos.

Una maravilla con un despliegue técnico excepcional, escondida siete metros debajo de la acera que vale la pena visitar (además, con entrada gratuita).

 

 

London Mithraeum
12 Walbrook
London, EC4N 8AA

 

 

Compartí en las redes