Minería espacial de asteroides: la industria menos pensada

08/11/2020 | Actualidad

Minería espacial de asteroides: la industria menos pensada

8/11/20 | Actualidad, Apps | Tech, Destacados, Tendencias

Minería espacial de asteroides: la industria menos pensada

8/11/20 | Actualidad, Apps | Tech, Destacados, Tendencias

 

Desde hace ya unos años, varias start-ups están trabajando en la manera de enviar una nave a alguno de esos asteroides para extraer sus riquezas y llevarlas de vuelta a nuestro planeta. La tecnología puede estar a punto de conseguirlo, pero sigue habiendo riesgos y consideraciones legales que se deben tener en cuenta.

………………………………

Se han identificado más de 12.000 asteroides llenos de mineral de hierro, níquel y metales preciosos en concentraciones mucho más altas que las que se encuentran en la Tierra. Están integrados por grandes reservas minerales y se encuentran localizados en un radio de 45 millones de kilómetros del planeta.

……………….

La punta de lanza de esa prospección es un descubrimiento de la NASA de un gran asteroide valuado en 700 quintillones de dólares, más que la economía global de nuestro planeta. Contendría suficientes metales pesados (oro, hierro y níquel) como para que cada habitante de la Tierra recibiera un billón de dólares.

……………….

 

 

La carrera por la minería espacial comenzó hace varias décadas atrás de la mano de países y empresas que buscan desarrollar la industria principalmente en diferentes asteroides que rondan el planeta. Recientemente los científicos han descubierto que el asteroide Psyche 16 está compuesto de metales pesados cuyo valor se estima en 700 quintillones de dólares, por lo que podría convertir en multimillonarios a todas las personas que habitan en la Tierra, según informó el reconocido portal internacional Oil Price. De acuerdo con el medio estadounidense, este objeto espacial ubicado entre Marte y Júpiter, a unos 750.000 millones de kilómetros de la Tierra, contiene suficientes metales pesados (oro, hierro y níquel) como para que cada habitante de nuestro planeta reciba un billón de dólares. La importancia de este cuerpo espacial es tan grande que la NASA planea comenzar la exploración del asteroide a partir de 2022, junto a Space X, la empresa del multimillonario Elon Musk.

 

 

En la misma región del PSYCHE 16, se ubica otro Asteroide compuesto predominantemente de platino. Se estima que el mismo, podría valer más de 30,000,000,000 Millones de Dólares. Como se puede advertir, el espacio ultraterrestre, de ser plenamente explotado y aprovechado al máximo, nos podría extender todo lo necesario para poder vivir cómodamente al contar con recursos minerales para la vida, la ciencia, la industria de la salud y otras industria, así como para crear mucha riqueza.

“Los titanes del oro controlan ahora cientos de las propiedades más productivas del mundo, pero los 4 o 5 millones de onzas de oro que llevan al mercado cada año palidecen en comparación con las conquistas disponibles en el espacio”, dijo Scott Moore, director ejecutivo de EuroSun Mining. No obstante, John Zarnecki, profesor y presidente de la Real Sociedad Astronómica de Reino Unido es un poco más escéptico, estima que llevaría alrededor de 25 años obtener una “demostración conceptual” sobre si es posible extraer oro del espacio y medio siglo para comenzar su producción comercial. Todo ello dependerá de dos factores clave: su viabilidad económica y el desarrollo de las empresas y países asociados en materia de tecnología espacial.

De momento, potencias como EE.UU y China ya están tomando posiciones para lo que, según Mitch Hunter-Scullion, fundador de Asteroid Mining Company, será el próximo “boom” de la industria minera. Incluso Europa y Japón también se han mostrado interesados. “Una vez configurada la infraestructura, las posibilidades son casi infinitas”, asegura Hunter-Scullion, añadiendo que aquellos que sepan aprovechar esta “carrera de asteroides” podrían ganar una cantidad astronómica de dinero.

 

 

La compañía EuroSun Mining cree que el Psyche 16 será solo la primera parada en la aventura espacial por obtener oro de asteroides, ya que “existen otros asteroides cercanos a nuestro planeta que podrían ser atraídos a una órbita desde la cual sea posible extraer varios recursos”. Asimismo, la Luna alberga oro y platino, así como metales raros terrestres, y los científicos aseguran que el satélite tiene suficiente gravedad para que una actividad minera pueda funcionar allí. Mientras, en la misma región del Psyche 16 se localiza otro pequeño asteroide de 200 metros de largo con una cantidad de platino que se cree podría valer unos 30.000 millones de dólares. En términos generales se calcula que el mercado global para la minería de asteroides alcanzará los 3.800 millones de dólares en 2025, teniendo en cuenta las misiones en curso y las futuras, así como el aumento de inversiones en tecnologías para el sector, por ejemplo, naves espaciales especializadas para este cometido. Otras previsiones internacionales sitúan a este mercado en 2,7 billones de dólares para el año 2040.

El astrónomo y divulgador Neil DeGrasse Tyson afirmaba en una entrevista en la cadena CNBC que “el primer trillonario de la historia será la persona que explote los recursos naturales en los asteroides”. Ya hay candidatos a ello.

En Planetary Resources llevan tiempo trabajando en su nave Arkyd, y están financiados por inversores como Larry Page, James Cameron o Sir Richard Branson. Y lo mismo ocurre con DSI, que tiene ya muy avanzado su diseño de la nave FireFly. Aunque aún queda al menos una década para llegar al punto de que estas naves desplieguen sus operaciones mineras, hay ya décadas de investigación y trabajo acumuladas que parecen hacer de esta minería espacial algo que está mucho más cerca de lo que podríamos pensar. No sólo pretende extraer minerales y combustible de esas enormes rocas, sino también agua. La compañía, de hecho, considera que el agua es el recurso más importante porque es la base sobre la que construir una exploración humana del espacio a gran escala.

Además de ella, recientemente se fundó en el Reino Unido Asteroid Mining Corporation, que está ahora mismo buscando inversores. Es la misma fase en la que se encuentran también las estadounidenses Aten Engineering y TransAstra Corporation. Ésta última está construyendo sus instalaciones para que sus ingenieros vayan desarrollando su propia tecnología.

En Luxemburgo, uno de los países más ricos de la zona euro, se ofrecen facilidades para que se instalen allí start-ups dedicadas a este sector. En 2016, su gobierno aprobó dedicar unos 200 millones de euros de sus presupuestos para ofrecer financiación y subvenciones a esas empresas, confiando en que la minería de asteroides traerá al Gran Ducado los mismo beneficios que acarreó en los 80 ofrecer exenciones fiscales diversas a las empresas de satélites de comunicaciones. Hoy en día cuenta con una industria espacial de larga data, y juega un papel importante en el desarrollo de las comunicaciones por satélite.

“Nuestro objetivo es establecer un marco general para la exploración y el uso comercial de los recursos de cuerpos celestes, como los asteroides o la Luna”, sostuvo Etienne Schneider, Viceprimer ministro y Ministro de Economía de Luxemburgo.

 

 

Cerca de la Tierra hay por lo menos mil 500 asteroides a los cuales se puede llegar más fácilmente que a la Luna. De ellos podrían extraerse incontables toneladas de materiales: metales como el plutonio, tierras raras para fabricar dispositivos electrónicos y agua que en el futuro se usará como combustible en naves espaciales.

El astrónomo Mario de Leo Winkler, responsable de redes sociales del Instituto de Astronomía de la UNAM, explica que la razón por la que es más fácil llegar a los asteroides es que “una nave espacial que llegue a ellos no tendría que aterrizar sino acoplarse y, debido a que el campo gravitacional de los asteroides no es tan fuerte como el de la Luna o La Tierra, llegar o partir de ellos, no exigiría tanto combustible”.

Se cree que en el futuro la Estación Espacial Internacional, o incluso colonias humanas, podrían ser abastecidas con agua proveniente de asteroides, mientras que los metales provenientes de asteroides se usarían en sitios de construcción en otros lugares del Sistema Solar.

Otra ventaja de la minería espacial es que, a diferencia de la Tierra, donde los metales y otros recursos se encuentran cerca del núcleo, en los asteroides no habría que excavar mucho para obtenerlos pues se encuentran más uniformemente distribuidos en su cuerpo.

REGULACIONES

La SPACE Act que está siendo debatida en el Congreso de los Estados Unidos es uno de los primeros intentos por establecer una regulación para ese tipo de explotaciones, y según su primer borrador haría que cualquier empresa privada pudiera explotar asteroides y vender lo que consiguieran de esas operaciones.

Los tratados internacionales aprobados desde 1967 sobre el uso del espacio prohíben que ninguna nación o particular reclamen derechos de propiedad sobre ningún objeto celeste, pero no se especifica nada acerca de la explotación de recursos no sólo en asteroides, sino en la misma Luna, de la que se ha hablado a menudo que el helio-3 presente en su superficie sería una solución para los problemas energéticos de la humanidad. ¿Qué pasaría si una empresa privada consiguiera aterrizar en un asteroide y extraer minerales?

El experto en derecho espacial Chris Newman, de la Universidad de Sunderland, explicaba a The Guardian que “la manera en la que una compañía privada podría imponer su derecho a la minería es a través de un tribunal nacional. Al fallar un veredicto, ese tribunal podría ejercer derechos de soberanía contrarios al Tratado del Espacio Exterior. Sólo sabremos cómo resultaría esto si se prueba en un juicio”.

A estos potenciales conflictos legales, y de soberanía nacional, habría que añadir las consecuencias que la extracción de minerales de asteroides podría tener para la economía mundial. Así lo apuntaba Wired al recoger una simulación que varios estudiantes de la Universidad de Tel Aviv habían hecho al respecto. De acuerdo con sus trabajos, el primer cargamento de metales procedente de un asteroide que volviera a la Tierra, con grandes cantidades de oro y platino, podría hacer caer el precio del oro en un 50%, y ocurría lo mismo con el resto de minerales extraídos en el espacio.

Todos estos riesgos y potenciales problemas palidecen ante la promesa de las riquezas que las empresas mineras obtendrían de su explotación. Si la producción anual de metales sin procesar en la Tierra alcanza los 660.000 millones de dólares anualeslos extraídos de asteroides se moverían en 700 quintillones.

 

 

En Argentina, el senador nacional Federico Pinedo presentó recientemente un proyecto de ley para regular la exploración y explotación de materias primas en yacimientos minerales localizados en el espacio ultraterrestre. En sus fundamentos determina que el objetivo es “explotar materias primas de asteroides y planetas”, al mismo tiempo que los minerales podrían extraerse “in situ o mediante diversos procedimientos para capturar asteroides y traerlos hasta la órbita cercana a la Tierra para su posterior procesamiento”.

El texto presentado por el senador asegura que se trata de una “herramienta hábil para promover la radicación de nuevas empresas en el país. No sólo por las posibilidades económicas que implica, sino también porque ello supondrá avances tecnológicos que tendrán claras repercusiones en otros sectores económicos y sociales”.

Incluso, el legislador nacional pone énfasis en que “la inteligencia de iniciativas como la que propongo serán generadores de nuevas inversiones y grandes oportunidades de trabajo en la Argentina”.

El proyecto ya se encuentra en situación de trámite parlamentario, Por su complejidad, fue remitido a tres comisiones: Minería, Energía y Combustibles, Ciencia y Tecnología; y Presupuesto y Hacienda.

Para quienes interese el tema, existen páginas web que proporcionan información en tiempo real sobre los Asteroides, su composición y cotización, como Asterank.com, de hecho adquirida por Planetary Resources.

 

 

Fuentes: Zerohedge, Oil Price, El Economista, Peruweek, BBC.com, Geomensura, Asteroid Mining Corp., Tech Crunch, Wired, Xataka, Business Insider.

 

 

Compartí en las redes