No son vacaciones, sino la oportunidad para hacer una diferencia

20/03/2020 | Actualidad

No son vacaciones, sino la oportunidad para hacer una diferencia

20/03/20 | Actualidad

No son vacaciones, sino la oportunidad para hacer una diferencia

20/03/20 | Actualidad

 

 

El otro día la adolescente en casa comentó “¿Se dan cuenta que estamos atravesando ahora mismo, uno de esos momentos clave de la historia”?

Y vaya si lo es, de cambio de paradigmas. Nunca siquiera en tiempos de guerra la vida cotidiana tuvo tal transformación drástica a nivel global. Porque aún en guerras, hay territorios que se mantienen fuera de los conflictos y los superan sin mayores consecuencias para sus habitantes. Este evento, singular por demás, deja a su paso, además de lo obvio y difundido universalmente, desafíos que replantean la existencia como tal.  Según el neurólogo argentino Facundo Manes, cuando las sociedades se encuentran con problemas que superan los intereses partidarios o particulares es cuando tienen la oportunidad de generar resultados beneficiosos para todos a largo plazo con una visión más amplia”.  Pero hay gente que no se entera de estas oportunidades y politizan algo global, exigen acciones sin ponerse ellos en primera línea, o comprometerse seriamente siendo parte de la solución.

“Esto también pasará”, como dice una fábula que deja en claro que luego de un mal tiempo llega el bueno, pero también la relatividad del mismo porque en otra cara de la misma regla, lo bueno puede dar lugar otra vez al mal. De ahí la importancia de las estrategias contracíclicas, de administrar los buenos tiempos para sobrevivir en los malos.

La recuperación económica de los eventos más devastadores que ha sufrido la humanidad ha tenido que ver con planes estratégicos como el New Deal (implementado por Franklin D Roosevelt luego de la Gran Depresión de 1929) o el Plan Marshall, en el que Estados Unidos financió ayudas a la Europa de la Segunda Post Guerra. No teniendo infraestructuras afectadas al terminar el conflicto, y sí producción disponible pero tampoco mercados para comprarla, el plan de cooperación financiera resolvía eso, al tiempo que ayudaba a los países en crisis, compromisos políticos y comerciales mediante, y de paso, combatía el avance del comunismo.

Más allá de estrategias lo cierto es que permitió el crecimiento y creación de la Unión Europea y fortalecimiento hasta de Japón, más tarde convertido en superpotencia.

Lo cierto es que en casi todos los casos la solución  dependió de ayudas financieras multimillonaria que para países de por sí con grandes deudas, será necesario apelar a creatividad y colaboración de todos los sectores. El éxito dependerá de actos que se ejecuten de forma cohesionada entre varios rubros y esferas políticas, profesionales, comerciales, académicas y sociales. Tendrán tanto peso los grandes decretos y flexibilizaciones de los gobiernos que deberán entender que para reactivar industrias, empresas y negocios debe cederse temporalmente, como las pequeñas acciones de los emprendedores, consumidores y habitantes de cada pueblo o ciudad en cada acción o decisión que tomen.

 

 

En este contexto llama la atención que el público en general reitere infinitamente mensajes de falsas noticias, mezcladas con chistes, todo en un cocktail de saturación sin medir consecuencias, y es el tipo de pequeñas acciones que hacen la diferencia. ¿Aporta o informa lo que voy a replicar, o simplemente reitera por enésima vez lo que otros 10 grupos ya están difundiendo?. Que lo haga gente sin información educación o chicos, puede disculparse, pero que personas preparadas, profesionales en diversas áreas abusen de la tecnología disponible para contaminar infinitamente en vez de pensar constructivamente soluciones que van a ser necesarias en los próximos tiempos y no todas podrá brindarlas el Estado, es incomprensible.

Por ello es que en esta edición queremos rescatar algunos de los hechos  que hacen un aporte real y demuestran que no es necesario ser LVMH Moët Hennessy, casa madre de Louis Vuitton que ha anunciado que elaboraría alcohol en sus fábricas de perfumes o Amancio Ortega que (con sus tiendas cerradas al público) pone a disposición la logística de Inditex para importar materiales de China y proveer de mascarillas de tela al país. Por suerte esas acciones son igualmente contagiosas y Brew Dog, una cervecería artesanal inglesa, destina su línea de producción para fabricar – y donar- alcohol, o Becky Wass una joven británica ha diseñado una tarjeta y servicio de compañía para personas aisladas o mayores de edad, una acción que se ha replicado en muchos lugares creando redes solidarias. Algo de una empatía social invaluable, generada por gente que se pone a pensar soluciones y no repostear el último chisme o noticia falsa o verdadera.

Mención especial requiere todo el personal médico de hospitales y sanatorios que se han visto desbordados y referentes de la salud en diversas áreas que evacúan consultas y difunden en redes y medios a su alcance las precauciones y medidas a tomar.

A nivel local, la empresa Urufresh era relativamente poco conocida …hasta que tomó la decisión de regalar «kits sanitarios» a quienes visiten sus locales ubicados en Goes y La Teja. El kit incluye, según informó la periodista de canal 10 Noelia Etcheverry, un litro de hipoclorito, alcohol en gel y guantes.

 

Por su lado una diseñadora que habitualmente trabaja en líneas de lencería y trajes de baño ha dispuesto su taller para realizar mascarillas con sobrantes de tela para regalar a los que menos opciones de protección tienen.

Verónica Benzano, creadora de la firma VeroBen merece que el próximo traje de baño o ropa interior que uno deba reponer tenga su firma. Maria Blanco es otro ejemplo del rubro, que hace lo propio en Maldonado, sin costo para los receptores. (Pueden comunicarse con ellas quienes deseen colaborar).

Redes de Think tanks creativos para proponer problemas y soluciones derivados de esta problemática es algo a lo que apunta el Centro de Innovacion de la ORT.

 

 

Desde redes de ayuda para la realización de mandados para personas mayores a promoción de sistemas operativos para trabajo a distancia haciendo más fácil el teletrabajo o controles remotos de equipos, bancos de alimentos que acopian productos de restaurantes que cierran y los donan a gente de menores recursos, recomendaciones de lectura de libros, cocina para chicos, cursos online, visitas de museos, Ted Talks, la plataforma paraguaya de conferencias Gramo películas o series online, no se concibe que cueste tanto implementar un ocio constructivo, el que hace y deja hacer sin presiones o contaminación de medios, o el que aprovecha estas instancias para nutrirse de todo lo que uno querría hacer cuando dice que no tiene tiempo.

Museos como el Met, el Thyssen, o el Prado y otros alrededor del mundo han abierto sus puertas virtualmente y son una cantera inagotable de recorridos y experiencias entretenidas para grandes y chicos.

En este contexto, un juego interesante para interactuar con adolescentes es Sim City donde se replican las acciones de una alcaldía de una ciudad, conceptos de la economía micro y macro, negociación, presupuesto, gestión, estrategia, ciudadanía, ambiente, negocios, planificación, eventualidades tal como se explica en este link.

 

 

Sí, es una suerte de escenografía de ciencia ficción, uno casi esperaría ver pasar a Will Smith con su perro patrullando las calles, mientras poblaciones enteras tienen la insólita oportunidad de desacelerar, pensar, descansar, en lo más parecido a que el tiempo se haya detenido. Porque los tiempos propios casi siempre se miden con respecto a otros eventos externos y de pronto el que todo el mundo tenga la agenda parada al mismo tiempo cobra una dimensión que sorprende, abruma y desafía a todos por igual. ¿Quién alguna vez no deseó que el tiempo parara? Bueno, ese día llegó, y ¿cómo le sacaremos partido a esa singularidad?  Es aquí donde se probará la real dimensión de las cosas, y de las personas, de los líderes y de quienes hacen la diferencia con muy pocos recursos o su talento. Es aquí donde se probarán las prioridades de los gobiernos donde la salud pública no suele tener los recursos necesarios o los mecanismos para que pueda estar al alcance de todos como derecho, pero en una catástrofe como esta se espera que lo esté. Es aquí donde se verá la solidaridad, la dimensión humana o la generosidad y entrega de muchos ante la mezquindad y egoísmo de otros.

Seguramente algunas cosas cambien o se aceleren, como la digitalización y automatización de las ciudades e infraestructuras, el concepto físico de las oficinas, la importancia de los materiales que garanticen asepsia, las áreas necesarias de ventilación en los proyectos, las aplicaciones y las plataformas que permiten educación, ocio, información en formatos digitales.

Sin dudas es la oportunidad para hacer una diferencia también, como personas, como países y como humanidad entera. Cuando termine habrá que reiniciar la vida y quienes hayan aprovechado ese reloj parado para evaluar y cultivar afectos, gestiones, relacionamientos con amigos, parientes, empleados, compañeros, referentes y la vida y el universo en general serán parte de la solución y no del problema.

Planificación, estudio de  producto/empresa/servicio/talento, de la competencia, relevamientos internacionales, implementación de nuevos sistemas de gestión o evaluación, estudio de tendencias en el rubro para mejorar, reorganización de grupos de trabajo, detección de fallas e implementación de mejoras, acciones de marketing, imagen y comunicación, presencia en redes, medios digitales y físicos, mensajes, instalaciones físicas (¿son ahora tan relevantes como antes?, ¿Cómo pueden adaptarse a nuevos tiempos?) y muchas tareas más,  pueden perfeccionarse en esta época de veda, no importa la escala del protagonista,  desde alguien que puede perder su empleo (como se reformula o sale a buscar otras opciones) a emprendedores, pequeños negocios o grandes firmas.

Ya lo dijo alguien:

“La mejor manera de predecir el futuro es crearlo”

 

Compartí en las redes