Por qué Corea del Sur destronó a Alemania como el país más innovador del mundo (y qué hizo que EE.UU. saliera del top 10)

25/02/2021 | Actualidad

Por qué Corea del Sur destronó a Alemania como el país más innovador del mundo (y qué hizo que EE.UU. saliera del top 10)

25/02/21 | Actualidad, Destacados, Gestion Cultural, Tech, Tendencias

Por qué Corea del Sur destronó a Alemania como el país más innovador del mundo (y qué hizo que EE.UU. saliera del top 10)

25/02/21 | Actualidad, Destacados, Gestion Cultural, Tech, Tendencias

 

¿Qué hace que un país sea innovador?

¿Tiene que ver con el desarrollo de tecnología de punta, el registro de patentes y la inversión en investigación y desarrollo? Sí.

¿Y la calidad de su educación superior, de sus científicos y de su ecosistema emprendedor? También.

Son decenas los indicadores que hacen que un país sea más innovador que otro. Y la carrera avanza a toda velocidad, incluso ahora que la economía global está en una de las peores crisis de las últimas décadas.

Corea del Sur retomó el liderazgo que lo ha convertido en el país más innovador del mundo.

 

El combate contra la pandemia de covid-19ha acelerado la innovación en distintos frentes, que van desde el desarrollo y la masificación de tecnologías para contener el virus, hasta la competencia en el mercado de las vacunas o el incremento del uso de herramientas de comunicación a distancia.

Corea del Sur se convirtió en el país más innovador del mundo por el aumento en su registro de patentes, además de su desempeño en áreas como investigación y desarrollo (I+D) y manufactura.

 

En el último Índice de Innovación de Bloomberg, Corea del Sur volvió a ubicarse en el primer lugar del ranking, destronando a Alemania, que cayó al cuarto puesto.

El país asiático retomó el liderazgo que lo ha convertido en el país más innovador del mundo durante siete de los últimos nueve años.

Singapur y Suiza subieron un lugar cada uno para ocupar el segundo y el tercer lugar, mientras que en América Latina la lista fue liderada por Brasil (en la posición 46), seguido por Argentina, Chile y Uruguay.

Corea del Sur se convirtió en el país más innovador del mundo por el aumento en su registro de patentes, además de su desempeño en áreas como investigación y desarrollo (I+D) y manufactura.

Algo que está lejos de ser casual, tras décadas de una estrategia de desarrollo que ha llevado al país a potenciar al máximo su I+D.

Se trata de una estrategia que impulsa el trabajo creativo de manera sistemática para generar nuevos conocimientos, innovación tecnológica y el desarrollo de nuevos procesos.

Alemania, aunque sigue entre los países más innovadores, fue destronado de su liderazgo mundial al mostrar un retroceso en la cantidad de trabajadores calificados y la falta de una estrategia para el desarrollo de tecnología de próxima generación.

Otra nación que superó a Alemania fue Singapur, el país más pequeño del sudeste asiático, que ha invertido fuertemente para que sus trabajadores y empresas transiten hacia una economía digital.

Singapur consiguió una puntuación muy alta en manufactura y se ubicó en el primer lugar en educación superior por la excelencia de sus universidades.

Suiza, que ocupa el tercer lugar del ranking, aparece posicionado como líder en las áreas de tecnología financiera y biotecnología.

¿Qué le pasó a Estados Unidos?

Cuando Bloomberg publicó por primera vez su índice de innovación en 2013, EE.UU. ocupó el primer lugar.

Este año salió del “top ten” cayendo al lugar 11, después de retroceder dos lugares en relación al año anterior.

Estados Unidos cayó al lugar 11 del ranking. Una de las causas fue su desempeño en el área de educación superior.

Sus resultados no fueron competitivos en el área de educación superior, a pesar de que las universidades estadounidenses tienen fama mundial.

“Estados Unidos fue el líder indiscutible en ciencia e ingeniería. Ahora estamos desempeñando un papel menos dominante”, señala un informe de la Junta Nacional de Ciencias de ese país.

Algunos expertos dicen que uno de los motivos de la pérdida de liderazgo puede tener relación con que muchas innovaciones estadounidenses provienen de empresas pequeñas y tardan más tiempo en llegar a los consumidores como productos finales.

Una de las promesas del presidente Joe Biden es mejorar el sector de manufactura con una inversión de US$300.000 millones en investigación y desarrollo, y tecnologías de vanguardia, una política que, de llevarse a cabo, podría mejorar la competitividad de la mayor economía del mundo.

……………………………..

 

Rodeada de vecinos poderosos: China, Rusia y el más riesgoso de todos, Corea del Norte, de fuerte poderío nuclear, Corea del Sur no puede descuidar ningún flanco. Tiene una superficie casi la mitad de Uruguay, solo que con 50 millones de habitantes dentro de ella.

Luego del final de la guerra de Corea y tras la fundación de la República hace 71 años, este país ha tenido unas tasas de crecimiento espectaculares. Después de la Guerra de Corea (1950-53), la península quedó totalmente arrasada y con el peso de 2.5 millones de muertos. Las instalaciones de infraestructura física desarrolladas durante la ocupación colonial japonesa (1910-1945), carreteras, puentes, ferrocarriles, aeropuertos, puertos, etc., quedaron en estado deplorable. Su PBI era inferior al de Ghana. En los 80′ comenzó la transformación para ser uno de los “tigres asiáticos”. Su PBI ascendió rápidamente.

Los efectos de la crisis que se inició a finales de 1997 se vieron reflejados lentamente a fines de ese año y la renta per capita bajó a 10.307 dólares USA. Fue en 1998 cuando se manifestaron con toda su intensidad los valores negativos de los indicadores económicos, la renta per cápita cayó por vez primera hasta 6.823 dólares, la desocupación aumentó al 6,8% de la población activa, después de haber sido un país con prácticamente pleno empleo, la inflación llegó al 7,5%, y las importaciones totales del país cayeron un 63,8%. Sin embargo, para 1999, la crisis económica estaba quedando atrás y se iniciaba una recuperación económica acelerada.

Después de un crecimiento negativo en 1998, en 1999 se produjo una recuperación económica que si cabe puede decirse que fue tan inesperada como la crisis que en su día se desató. Superó todas las previsiones realizadas de antemano con creces y sorprendió a todos por la fuerza de la misma. El crecimiento del PIB alcanzó el 10,7%, la inflación se redujo al 0,8%, las importaciones volvieron recuperarse y aumentaron un 29% respecto al año anterior y la renta por habitante subió de nuevo hasta 8.519 dólares.

En tres décadas Corea pasó de tener una renta per cápita de supervivencia a ocupar el 11º puesto en la clasificación mundial en 1996 por el importe de su PBI, con una renta per cápita de 10.500 dólares y la 11º potencia en términos de volumen de comercio. La renta per cápita del país asiático superó por primera vez los 10.000 dólares en 1994 y los 20.000 dólares en 2006. En 2017, la renta per cápita media alcanzó los 27.561 dólares.

Según el informe del FMI, World Economic Outlook, en 2030 Corea será la 7º economía mundial, cuatro lugares arriba de su posición actual. Sus avances más destacados están en el campo de las patentes de invención, donde oscila en los 3 primeros puestos. Además de los grandes progresos coreanos en industria, en ciencia y tecnología, y soft power con el pop coreano o la llamada Ola Coreana (Hallyu); hay que resaltar sus persistentes avances en la consolidación de su sistema democrático. Su incesante lucha contra diversos casos de corrupción, ha fortalecido la trama de su propia sociedad civil, llegando al procesamiento y destitución en un juicio televisado que duró 20 minutos; de la presidenta Park Geun-hye en marzo de 2017. Los ocho jueces corroboraron la decisión de la Asamblea Nacional. Park estaba implicada en el mayor escándalo de corrupción y tráfico de influencias del país en décadas.

En síntesis, los 600 años de historia de su capital Seúl, con sus calles, mercados al aire libre, bares y, restaurantes de a cientos, laten con una energía increíble, y el cambio siempre es permanente. Esta ciudad de 12 millones de habitantes es una de las más dinámicas del planeta. Seúl es una antigua ciudad de pasado dramático y a veces trágico. Pasó de amurallada ciudad medieval, a una vibrante ciudad tecnológica, de infinitos rascacielos de arquitectura vanguardista. Por ello lo que hace de Corea y de Seúl un lugar tan especial; es la forma en la cual se funden pasado, presente y futuro, en un espacio urbano ultramoderno.

Pero no todo son rosas en el desarrollo de Corea. La lucha contra la corrupción, el stress laboral y las altas tasas de suicidio juvenil y de la tercera edad; son situaciones críticas a las cuales debe hacer frente.

………………………………..

 

Mientras que Israel gasta el 4,9 por ciento de su PIB en investigación y desarrollo, Corea del Sur el 4,8 por ciento, Estados Unidos el 2,8 por ciento y China el 2,2 por ciento, Brasil gasta el 1,2 por ciento, Argentina el 0,5 por ciento y México el 0,3 por ciento, según el Banco Mundial.

Muchos líderes latinoamericanos dicen que no hay dinero para invertir en innovación. Pero esa es la forma incorrecta de verlo. Corea del Sur era más pobre que la mayoría de los países latinoamericanos hace apenas 50 años, y se desarrolló precisamente porque invirtió en innovación, ciencia y educación de calidad.

Lo que es peor, algunos líderes latinoamericanos, como el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, desconfían de la tecnología, como si pudieran detener la marcha del progreso.

En noviembre, tras visitar una planta alimenticia, López Obrador dijo que estaba consternado de ver “todo automatizado, robots en todas partes”, y que se podrían crear “muchos más” trabajos construyendo caminos. Esa forma de pensar es una receta para el atraso, porque hace a los países cada vez menos competitivos.

El nuevo ranking de innovación debería recibir mucha más atención, porque una vez que la pandemia de COVID-19 esté controlada, la competencia global por exportaciones nuevas y más sofisticadas aumentará. Y los países que no innoven se quedarán cada vez más atrás.

 

 

Fuente: BBC, La Capital, Bloomberg, El Nuevo Herald.
Compartí en las redes