Restaurante Puerto Claro, Valparaíso / Katherine Rahal

27/01/2020 | Gastronomia

Restaurante Puerto Claro, Valparaíso / Katherine Rahal

27/01/20 | Gastronomia, Interiorismo, Obras, Portfolio, Restaurantes

Restaurante Puerto Claro, Valparaíso / Katherine Rahal

27/01/20 | Gastronomia, Interiorismo, Obras, Portfolio, Restaurantes

 

Inspirados en la Virgen Nuestra Señora de Las Mercedes de Puerto Claro, título que en 1802 el Rey de España Carlos IV otorgó a Valparaíso, surgió el nombre para este restaurante, que apuesta a realzar el nivel de la ciudad, en uno de los principales polos gastronómicos del puerto.

Tres años tardó la restauración y remodelación de la casa. Se aprovechó sus techos altos, las maderas nobles de pino oregón, raulí y roble, el ladrillo de la obra original, detalles en adobe, las terrazas, y el patio interior con abundante luz natural. Se mantuvo la calamina exterior, típica porteña y patrimonial.

 

 

Los socios, que abrieron en enero de 2018 escogieron el nombre Puerto Claro, haciendo referencia a la “Ciudad de Nuestra Señora de las Mercedes de Puerto Claro”, título que en 1802 el Rey de España Carlos IV otorgó a Valparaíso. El Cabildo de Valparaíso tomó conocimiento y dispuso que los mejores artistas fueran comisionados para bordar y pintar el escudo y estandarte real, que desde luego incluía a la Virgen”. De hecho en el restaurante destaca un mural en honor a esta virgen, “solicitado por Katherine Rahal, interiorista encargada del proyecto y desarrollado en conjunto con la artista nacional Claudia Peña, en una interpretación libre y un homenaje a esta historia, con tatuajes de inspiración indígena en el brazo, el copihue en la frente y el Sagrado Corazón de Jesús. Este último con la leyenda Eudaimonia. Según Aristóteles, el objetivo de la vida es la Eudaimonia (felicidad o bienestar). La felicidad se alcanza mediante una vida bien vivida, haciendo bien las cosas, con valentía, compasión y excelencia, pero también con familia y amigos que nos quieren.

 

 

El restaurante, con capacidad para 50 personas posee tres ambientes: Salón Virgen, Terraza y Salón Bar, diseñados y decorados por Katherine Rahal. El primero es de estilo ecléctico, y tiene todo el glamour de los años ‘20, cuidando los detalles de la construcción, dotándolo de elementos como lámparas y juegos de luces. El salón bar, con una barra con taburetes mantiene la misma línea, y la terraza, para fumadores, tiene un jardín vertical interior y una chimenea exterior.

 

A nivel culinario, el chef Antonio Moreno ofrece una carta acotada con cocina de autor, basada en productos locales y de estación.

 

 

 

 

 

 

 

Compartí en las redes