La magia de los “Skyspaces” de James Turrell

17/12/2019 | Destacados

La magia de los “Skyspaces” de James Turrell

17/12/19 | Destacados, Iluminación, Perfiles, Portfolio

La magia de los “Skyspaces” de James Turrell

17/12/19 | Destacados, Iluminación, Perfiles, Portfolio

 

Una aproximación al arquitecto y artista norteamericano a través de las obras que desde la década de los sesenta transforman el sentido de la percepción.

 

La obra de James Turrell solo puede entenderse a través de su particular visión reflexiva que él mismo define como “verse a sí mismo viendo”, en la que uno se da cuenta de la función que cumplen los sentidos y de la materialidad de la luz.

Sus “skyspaces” son cámaras-observatorios, instalaciones inmersivas que han sido concebidas para observar el cielo, especialmente al amanecer o al anochecer, cuando la tonalidad de las luces cambia nuestra visión del cielo, construyendo nuestra propia experiencia a través de la percepción.

 

 

Roden Crater, ubicado en un volcán inactivo en el desierto de Arizona es su trabajo más longevo y ambicioso hasta la fecha, de hecho, uno de los proyectos más increíbles que jamás haya realizado artista alguno en consonancia con la naturaleza.

Iniciado en 1979 este observatorio pensado para contemplar cielos nocturnos o fenómenos solares aún sin finalizar, está listo para ser abierto al público en los próximos años gracias a una serie de alianzas y nuevas financiaciones. Parte de los fondos adicionales para la conclusión de la obra incluye una donación de 10 millones de dólares de Kanye West que permitirá la expansión y apertura del proyecto en los próximos cinco años. La nueva financiación dará inicio a mejoras en las instalaciones, incluyendo un restaurante, un centro de visitas, cabinas y un “spa de luz”.

 

 

El financiamiento inicial para la construcción vino de la fundación artística Dia, el conde italiano Giuseppe Panza di Biumo, y la Fundación Lannan, LACMA y la Universidad Estatal de Arizona están detrás de la más reciente construcción, con esta última haciendo una promesa inicial de USD $1,8 millones, ayudando a Turrell a recaudar los USD $ 200 millones que se estima que aún se necesitan para completar la obra. Cuando Kanye West se enteró, hizo una donación privada de USD $10 millones para ayudar. El propio Turrell ha invertido una gran cantidad en el proyecto, junto con la recuperación de las tierras circundantes. Incluso vendió su apartamento en Nueva York para asegurar unas 6500 hectáreas de tierra, que incluye su rancho Walking Cane Ranch, que cría ganado para obtener fondos adicionales.

El “Efecto Ganzfeld” la pérdida completa de la percepción de la realidad–descubierto por un psicólogo alemán en la década de los 30, fue el eje central de “Apani”, realizada para la Bienal de Venecia en 2011, en la que los visitantes entraban en el espacio ypercibían una proyección plana, una pared de color que en realidad era una habitación llena de luz. Se tenía la sensación de estar envueltos en un mar de color que iba cambiando de tonalidad y que creaba una sensación de movimiento, algo parecido a nadar en la luz.

 

 

Algunas de estas instalaciones han servido de inspiración al rapero Drake para los escenarios del videoclip que hizo para su tema Hotline Bling.

Nacido en Pasadena (California), en 1943, el artista se formó gracias a la cartografía y una gran pasión por el espacio. Más tarde, estudió percepción psicológica, además de matemáticas, geología y astronomía. No fue hasta 1966, cuando dio el paso hacía el mundo del arte con sus primeros trabajos sobre la proyección de la luz. Un año después mostraría el primer esbozo de su grandeza con la obra “Projection Pieces”, en la que por primera vez utilizó proyectores de alta intensidad con el fin de modificar los espacios a través de la luz.

 

 

 

A partir de entonces comenzó a experimentar con las instalaciones lumínicas, modificando el espacio con huecos en las paredes y techos, cambiando ventanas y tratando de integrar el paisaje urbano con el interior con una única finalidad: cambiar la percepción de quienes entraran en su obra.

En ambientes silenciosos, la obra de Turrell se adueña nuestros cinco sentidos y los manipula para guiarlos por medio de efectos ópticos y emocionales de luminosidad. La clave es la extensa investigación que hay detrás de cada instalación. Turrell ha estudiado las sensaciones que se generan cuando somos privados de algún sentido y la manera en la que trabaja la desorientación por medio de campos de color visual.

 

 

Su lista de obras es vasta y han trascendido las barreras de cualquier espacio físico traduciéndose en estructuras como la expansión del ARoS Art Museum en Dinamarca en colaboración con SHL Architects, The Color Inside diseñado en colaboración con Overland Partners en Austin, Texas o la monumental muestra que realizó en el Museo Guggenheim durante el 2013 en Nueva York.

 

 

El estilo plano y minimalista de Turrel se mezcla con granes estructuras arquitectónicas para inspirar más de una imagen cinematográfica.

.

 

En Sudamérica, Argentina tiene el privilegio de contar, en Salta, con el único museo no solo con obras de este artista, sino además diseñado por él mismo.

 

 

Llegar hasta la Bodega Colomé, en el medio de los Valles Calchaquíes de Salta no es fácil. Es un largo camino de montaña sinuoso y duro y aunque uno presienta que vale la pena llegar hasta allí y el trayecto esté salpicado de paisajes increíbles, nunca jamás se esperaría toparse allí con un museo como el que efectivamente existe a esas alturas y está dedicado a James Turell.

 

 

¿Pero cómo se explica la presencia de este museo en el medio del altiplano salteño? Fue una ocurrencia del magnate Donald Hess, dueño de la Bodega Colomé y de la Hess Art Collection quien tras enamorarse de los paisajes calchaquíes decidió que era el lugar perfecto. A Turell también le pareció apropiado, tan similar a su amada Arizona, donde trabaja y reside. Mientras más remoto, mejor.

Pero, si se piensa un poco, tiene mucho sentido. Un museo de la luz en el medio de montañas famosa por sus colores, por esa costumbre de jugar con la luz del sol blanco de cada día. Una obra de arte adentro y otra afuera, en la soledad de la naturaleza

James Turrell – El Cielo en la Tierra (Deutsche Welle)

 

 

 

Compartí en las redes