En San Telmo, la casa de metal y laboratorio experimental del diseñador Julio Oropel

28/06/2020 | Obras

En San Telmo, la casa de metal y laboratorio experimental del diseñador Julio Oropel

28/06/20 | Obras, Portfolio

En San Telmo, la casa de metal y laboratorio experimental del diseñador Julio Oropel

28/06/20 | Obras, Portfolio

 

Casa de metal con árbol en Buenos Aires, Argentina

(Por Julio Oropel)

 

El reconocido arquitecto y diseñador cordobés Julio Oropel comparte en esta nota su lugar en el mundo en el barrio de San Telmo, un verdadero “gabinete de curiosidades” donde plasma su faceta de investigador y experimentador, impregnada de su pasión y estudios en física y matemáticas.

Su amplia y reconocida trayectoria consolidada en el diseño de interiores residenciales y comerciales tiene como leit motiv esa flexibilidad y curiosidad que lo caracterizan para desarrollar espacios impactantes desde su concepto o desde la sorpresa, con objetos diseñados a partir de ideas, experiencias o recuerdos.

Puede pasar días investigando propiedades de reflexión de la luz de un acetato, impresiones en 3D, formas de costura de un cuero con tientos, o posibilidades con cerámicos de barro o mimbre parra aplicaciones en sus espacios. Su inspiración está en la naturaleza, en otras culturas y la propia en otras geografías, desde recientes viajes a la Amazonia, Tierra del Fuego o Amberes, en el mundo animal, vegetal y mineral.

Así, su propio hábitat es fiel reflejo de esa reflexión cultural que imprime en todo lo que aborda y la traducción espacial de todos esos viajes físicos y de investigación e interpretación personal.

 

 

 

He estado buscando un lugar en la ciudad durante mucho tiempo.

Un lugar que tenga un espíritu diferente, no solo una casa sino también un centro de inspiración, creatividad, investigación.

 

 

Era una casa antigua de la época de Buenos Aires, cuando el barrio del sur era moderno y rico antes de la fiebre amarilla.

La vieja casa había sido demolida y la casa tenía parte de esa magia de lo antiguo, del árbol en crecimiento, del musgo, del verde.

La idea era mantener este árbol con esta permeabilidad y transparencia visual a través de la malla, a través del ventanal que da al jardín delantero.

 

 

La fachada es la original. Las aberturas antiguas estaban tapiadas a la calle y el viejo ladrillo colonial, de tamaño especial lo mantuve original y pintado con cal.

Investigué muchos materiales que hicieron que el proceso de diseño fuera muy entusiasta.

Quería un sistema de construcción que fuera rápido, ligero, moderno. Lo construí en steelframing que es este sistema metálico con vigas columnas metálicas y miles de tornillos a la vista. Toda la casa está construida con este sistema.

 

 

La idea es que la presencia de metal, del plateado del mismo, pueda permanecer como un elemento expresivo, casi brutalista.

El estudio superior es un lugar reservado para la creación, para la investigación, para generar corrientes de investigación en diseño y espacialidad, ya que hay mucho campo de investigación en arquitectura pero en Diseño de Interiores es necesaria la investigación con propuestas particulares.

 

 

Eso es lo que me motivó a construir este lugar.

Esta sensación aquí en esta terraza moderna, metálica, en contraste con el árbol, con el verde, con las antiguas casas del barrio. Aquí también tengo plantas y planeo hacer un invernadero para insectos y plantas especiales. Quiero disfrutar de la naturaleza, el sol, el verde.

 

 

Eso es lo que quería para este lugar.

La casa está llena de objetos. Realmente me gustan los objetos que identifican lugares, artesanías, objetos que cuentan historias, objetos arquitectónicos, libros, revistas, lámparas de diseño. Todos esos objetos están poblando el lugar y son mi gran fuente de inspiración y placer.

 

 

Aquí hay un objeto que diseñé, este material me interesa mucho, un acetato dicroico. Lo hice con acrílico y acetato. Es la lámpara principal sobre esta gran mesa protagonista de 5 m de largo.

 

 

Quería que la mesa fuera el gran protagonistas, el lugar de comer, de hablar, de investigar, de disfrutar.

Todos estos objetos y elementos dan riqueza al espacio.

Estaba lleno de objetos, objetos que tienen alma, identidad y recuerdos.

 

 

 

 

Julio Oropel, arquitecto
San Telmo, Buenos Aires, Argentina, 2020

 

 

Compartí en las redes