La diseñadora Ana María Campos aporta su mirada al interiorismo chileno desde Cassual Cor

16/03/2020 | Perfiles

La diseñadora Ana María Campos aporta su mirada al interiorismo chileno desde Cassual Cor

16/03/20 | Perfiles, Portfolio

La diseñadora Ana María Campos aporta su mirada al interiorismo chileno desde Cassual Cor

16/03/20 | Perfiles, Portfolio

 

En nuestro recorrido regional por la trayectoria de diseñadores, arquitectos e interioristas latinoamericanos, y en colaboración con AdD, la Asociación de decoradores de Chile, presentamos en esta edición a Ana María Campos, con formación en diseño industrial y de interiores, y fundadora de la firma Cassual Cor.

Conversamos con ella para saber más de su actividad, concepto en sus proyectos y tienda, y el panorama del diseño chileno y latinoamericano.

 

Hablemos un poco de tu formación y cómo nace tu interés en el interiorismo.

Estudie diseño industrial en la Universidad de Chile y posteriormente realicé cursos de interiorismo, (Seminario de artes decorativas e interiorismo dictado por Diane Lloyd del Design School of London) y más tarde me dediqué a trabajar en este rubro.

En el año 2003, junto con María José Hederra formamos la oficina de interiorismo Campos-Hederra hasta el año 2010, desarrollando proyectos residenciales, inmobiliarios y de oficinas.

A partir del año 2011 creé mi propia oficina, AMC Diseño Interior, la cual mantengo hasta el día de hoy.

Entre los años 2008 y 2016 formé parte del Directorio de AdD de Chile. Siendo directora en dos períodos.

En abril del año 2019, junto a mi hija Josefa Mac Donald, también diseñadora y mi marido Osvaldo Fuenzalida, destacado arquitecto, creamos “Cassual Casa de decoración”.

 

 

¿Cómo es el mix habitual de trabajos en tu estudio y cómo se reparten las tareas?

Por un lado tenemos AMC Diseño Interior, Estudio dedicado a proyectos de interiorismo, y por otro lado está Cassual, una casa de decoración donde diseñamos y vendemos muebles y accesorios decorativos, junto a un concepto global de decoración.

Somos dos diseñadoras y una arquitecta, donde trabajamos  en equipo cada proyecto y lo desarrollamos en conjunto con el cliente. Además de un gran equipo externo de artesanos, carpinteros, iluminadores e instaladores.

Con respecto a la tienda,  junto a Josefa diseñamos los muebles y supervisamos su fabricación. Además nos encargamos de la selección de los complementos decorativos, que tenemos con proveedores artistas extranjeros y chilenos.

 

 

Compartís dedicación como interiorista profesional con la veta comercial suministrando piezas para decoración de distintos espacios. ¿Cómo enfocás la curaduría de objetos proveniente de distintos lugares, de dónde los importas, y cómo es el control de calidad de piezas con alto componente artesanal?

En relación a artistas y pintores estoy en constante retroalimentacion visitando galerías de arte, exposiciones e incluso voy directamente a sus talleres de trabajo.

Viajo periódicamente dentro y fuera del país en busca de objetos, nuevos diseños y  nuevos artistas. Es básico para crear y desarrollar nuevas tendencias, visitar  las ferias internacionales especializadas. Llevo así el pulso del diseño al día, además de mantenerme actualizada a través de las lecturas y reportajes sobre arte y diseño.

Principalmente importo desde Argentina pero de cada viaje traigo complementos. Últimamente hemos traído también artículos desde Francia, Grecia y Turquia.

 

 

¿Qué piezas más originales o relevantes podemos encontrar en Cassual?

Todos los muebles son únicos, diseñados por nosotros, la gran mayoría de origen nacional y utilizando materiales nobles. Estanterías, mesas, sillas, sillones, arrimos, veladores, sofás, etc. están diseñados y detallados con materiales naturales dándole a nuestras ambientaciones un carácter propio, tan relajado como fino.

Las lámparas también son diseñadas por nosotros, con materiales variados, dándoles un carácter único en su estilo.

Cojines bordados por artesanas chilenas, otros pintados por una artista textil argentina, complementos decorativos con pieles naturales, mantas y pieceras de llama de origen argentinos, así como también las rafias naturales para uso en muebles y muros. También pueden encontrar alfombras de piel de vacuno curtidas en Uruguay.

Siempre estamos en constante búsqueda de nuevos artistas y productos novedosos.

 

 

¿Cómo ves el panorama del diseño en Chile, especialmente ahora en el marco de los últimos meses?

El diseño en Chile está poco desarrollado. Está muy poco explotado a pesar del buen nivel de artesanos y artistas que tenemos. El chileno en general es poco innovador, muy copión y le cuesta valorar el buen diseño. Poco a poco esto ha ido cambiando: el gusto se ha ido refinando, tal vez porque los chilenos estamos viajando más  y se está apreciando la calidad en la factura y diseño de muebles y objetos. Probablemente por ello también hemos tenido éxito con más y mejores encargos y una tienda que crece cada día en seguidores y clientes.

Con respecto a la crisis social de los últimos meses, nos ha favorecido ya que nosotros damos trabajo y no dependemos tanto de la importación. Lo vemos como una oportunidad para rescatar y valorar el trabajo nacional.

 

 

Para combinar y hacerlo con eficiencia diversos estilos hay que dominar la disciplina. ¿De qué se nutre esa mirada cruzada de estilos y el poder conjugarlos en formatos y que no pasen de moda?

Por lo general, un buen diseño es atemporal. La simpleza de este, junto al uso de una buena materialidad y factura, da origen a  piezas que combinan  arte y calidad y esto lo hace perdurar en el tiempo. Cuando adquieres un buen objeto, mueble o pieza de arte enriqueces tu ambiente y tu vida con algo que tiene un carácter con el que te identificas y gozas. Es lo contrario del consumo del mueble-objeto-chatarra y desechable, que no tiene mayor significado o aporte para ti o tu vida.

 

 

Nombranos tres lugares de la capital chilena que te inspiren y no sean tan transitados o mencionados turísticamente.

Santuario de Plomo, es un lugar en la montaña en Santiago donde puedes hacer trekking, te encuentras con lagunas y te conectas con la naturaleza.

Barrio Concha y Toro, donde se mezclan distintos estilos, calles empedradas y grandes mansiones de principios del siglo XX.

Parque Bicentenario, es un pequeño pulmón en el barrio de Vitacura, para hacer vida familiar, al aire libre y actividades culturales.

– No puedo dejar de mencionar el Bulevar Nueva Las Condes, que es un ejemplo de buen Urbanismo, que entrega un espacio público de calidad a la ciudad y a los peatones.

 

 

¿Y tres lugares o profesionales en el mundo que te inspiren?

– Ralph Lauren, por su estilo clásico, elegante y atemporal.

– Kit Kempt, diseñadora inglesa, muy creativa, audaz y juega mucho con las mezclas de texturas, colores y diseños.

– Etel Carmona, diseñadora e interiorista brasilera que explota mucho el trabajo en madera de la región amazónica y combina muy bien el mueble de lujo en madera y la artesania.

 

 

¿Qué le falta al diseño latinoamericano para ser más visible a nivel internacional?

Creo que hay que ser mas participativo en muestras internacionales y valorar más lo propio.

¿Cómo ven el diseño de interiores en Chile o el panorama del diseño en general en el país? ¿Y con respecto al resto del mundo?  ¿Qué cualidades entienden tiene para trascender o hacerse conocido a nivel colectivo?

El diseño de interiores en Chile está bastante desarrollado, Cada vez más se  valora el servicio de un interiorista. En relación al resto del mundo, todavía es bastante poco jugado, todo en muy parecido y se le teme al uso del color,  le falta mayor cultura y seguridad.

Creo que las cualidades que tenemos es la buena mano de obra, somos un país forestal; tenemos diversidad de materiales que encontramos a lo largo de todo el país y algunos bastante singulares, como la piedra de Lapizlázuli que sólo se encuentra en Chile y en Afganistán.

 

 

 

¿Qué papel puede tener el diseño y los profesionales de las industrias creativas en reconstruir socialmente un país luego de los episodios de los últimos meses en Chile?

Dando trabajo a nuestros artistas y artesanos, dándoles la oportunidad de competir en su originalidad con los mil veces repetidos objetos y muebles chinos, o hindúes, respetando el comercio justo y cooperando con el medio ambiente.

 

………………………….

 

 

Compartí en las redes