Neolith + Pureti: Fachadas autolimpiantes y sostenibles para preservar las ciudades

04/02/2020 | Productos destacados

Neolith + Pureti: Fachadas autolimpiantes y sostenibles para preservar las ciudades

4/02/20 | Productos destacados

Neolith + Pureti: Fachadas autolimpiantes y sostenibles para preservar las ciudades

4/02/20 | Productos destacados

 

 

El nuevo tratamiento de Neolith para su línea de fachadas revoluciona el mercado con una propuesta innovadora y sostenible, creando un efecto fotocatalítico, autolimpiante y descontaminante para mejorar notablemente la calidad del aire.

 

 

Desarrollado en la NASA bajo estándares de última tecnología, Pureti consiste en una base acuosa de nanopartículas de dióxido de titanio, que rociada sobre las placas permite lograr un efecto de autolimpiado capaz de reducir agentes contaminantes y malos olores. Las fachadas ventiladas Neolith Skyline favorecen un aislamiento continuo, ya que están fabricadas con materias primas 100% naturales que aseguran la inalterabilidad del material frente al paso del tiempo y la impenetrabilidad de los rayos UV.  Ello a su vez proporciona un aislamiento continuo y un ahorro energético considerable.

 

¿Cuáles son sus ventajas?

Autolimpieza. Proporciona un aislamiento permanente.

Descontaminante. Neutraliza sustancias nocivas para el medioambiente.

Antibaterias. Detiene la proliferación de microbios en el aire.

Antiolores.  Elimina los malos olores orgánicos.

Antialergias. Purifica y mejora el aire que respiramos.

 

 

 

El resultado de este tratamiento que actúa como una película mineral transparente, es que cada vez que los rayos UVA impactan sobre las fachadas inicia un proceso químico que transforma el oxígeno y el vapor de agua en dos agentes limpiadores de alta acción: hidróxido y superóxido. Mientras que el primero convierte la suciedad orgánica y los compuestos orgánicos volátiles en minerales y gases; el segundo reduce uno de los gases más dañinos de la atmósfera, el óxido de nitrógeno, a nitratos relativamente inocuos.

Este proceso se repite una y otra vez hasta limpiar la superficie de la fachada y el aire que entra en contacto con ella. Finalmente, el autolimpiado se completa con un proceso de hidrofilia: cuando el agua de lluvia se expande por la placa, la película de dióxido de titanio favorece la eliminación de las partículas de suciedad restantes.

 

 

Los resultados alcanzados con la acción de Neolith + Pureti repercuten muy positivamente en la conservación del medioambiente, ya que según pruebas de laboratorio se reducen entre un 70% y un 80% los niveles de óxido de nitrógeno en el aire. De este modo, cada cuatro metros cuadrados de superficie tratada se puede reducir la contaminación causada por la circulación de un coche por año, haciendo que el impacto de Pureti sea tan eficaz como plantar árboles. Además, los efectos del tratamiento duran hasta una década y su mantenimiento se reduce a una fumigación ocasional de la fachada.

 

 

Nombrada por el programa Horizonte 2020 como una de las disrupciones tecnológicas que configurarán la Unión Europea en el próximo medio siglo, la solución Neolith + Pureti permite pensar en términos de sustentabilidad, sobre todo si consideramos que en algunos centros urbanos del mundo los niveles de contaminación están sobrepasando el límite de seguridad para la salud humana. En este sentido, el tratamiento ya está siendo utilizado en edificios residenciales y comerciales, infraestructura y publicidad exterior, como es el caso de la firma Toyota cuya campaña en cartelería publicitaria logro reducir la polución equivalente a más de cinco mil coches.

 

 

 

 

En Uruguay, Laviere es representante exclusivo de Neolith® + Pureti 

 

 

Compartí en las redes